Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El tren Roca llegaría a La Plata recién para junio próximo

Si bien el Gobierno había anunciado que el nuevo ramal electrificado iba a funcionar en toda la traza en marzo pasado, distintas complicaciones obligaron a reprogramar los trabajos

Domingo 16 de abril de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La estación Ringuelet está en reparación; el servicio del tren Roca a La Plata se interrumpió en septiembre de 2015
La estación Ringuelet está en reparación; el servicio del tren Roca a La Plata se interrumpió en septiembre de 2015. Foto: Santiago Hafford

LA PLATA.- Los usuarios del tren Roca van a tener que seguir esperando... Según informó el Ministerio de Transporte de Nación, el servicio funcionará hasta esta ciudad recién a mediados de año. Mientras tanto, dos estaciones se encuentran cortadas por reclamos de vecinos. Por eso, a pesar de estar terminada desde el 11 de marzo la electrificación hasta City Bell, el tren sólo transporta pasajeros de Constitución hasta Berazategui.

En febrero pasado, voceros del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich , habían anunciado que, por fin, el Roca llegaría a La Plata en marzo. Pero no ocurrió. Entre las complicaciones que se presentaron figuran los cortes en las estaciones de Hudson y Pereyra. Los vecinos de Hudson, enojados porque el tren no paraba allí, decidieron instalarse en las vías para impedir el paso del ferrocarril hasta que no se hicieran las obras para que esas estaciones funcionen.

Ahora se encuentran en construcción las estaciones de Plátanos, Hudson, Villa Elisa, Gonnet, Ringuelet y Tolosa. Pero el tren no llega hasta City Bell, sino sólo hasta Berazategui.

Los problemas empezaron a principios del mes pasado. El 8, un grupo de personas ingresó a la zona de circulación de trenes para interrumpir el paso del ferrocarril en ambos sentidos. "Hace un año y seis meses que estamos esperando una estación", dijeron los vecinos en ese momento, y pedían andenes provisorios. Los andenes están casi un metro abajo de las nuevas formaciones.

Según indicaron fuentes oficiales, en los planos que recibió la gestión de Dietrich, "no estaba previsto algo tan básico como la adaptación de los andenes a la altura de los nuevos coches eléctricos: hubo que diseñar los proyectos y las obras para hacer los andenes más largos (los trenes eléctricos son más extensos que los antiguos trenes diesel) y entre 80 y 90 centímetros más altos para que las formaciones puedan parar. Mientras que el andén definitivo de hormigón, cuyas obras ya habían empezado, tardan 60 días. Y el montaje de un andén provisorio lleva, como mínimo, 45 días. Por eso se decidió construir directamente el definitivo de hormigón", explicaron desde el ministerio. Mientras tanto, les ofrecieron a los pasajeros el traslado en colectivos desde Hudson y Pereyra a las estaciones más cercanas para poder combinar con el tren. Hoy, los vecinos ya no impiden el trabajo en el obrador de ese andén. Las nuevas estaciones estarían terminadas en menos de dos meses.

Trenes Argentinos Operaciones realizó una denuncia penal ante el Juzgado Federal de Quilmes, a cargo de Luis Armella, para que la Justicia investigue a quienes interrumpieron el servicio ferroviario en Hudson.

En el día a día de los pasajeros, los andenes provisorios también son una complicación. En Quilmes, por ejemplo, entre la boletería situada en la vieja estación hasta el andén provisorio hay cinco cuadras. Si llueve, todo se complica más: estos andenes no tienen techo, ni baño, ni quiosco, ni estructura.

"Me tomo el tren de 14.30, llego a Berazategui unos diez minutos después y cuando se abren las puertas más te vale que agarres fuerte lo que tengas encima, bolsas, mochilas, hijos, porque cuando se abren la gente empieza a correr, llevándose lo que tengan por delante para poder conseguir un asiento en los ómnibus que están afuera del andén, a media cuadra", contó Bernardo Rodríguez, un pasajero frecuente del Roca. Y agregó: "Los que no llegan tendrán que hacer una fila de 40 minutos para poder volver sentado. Porque, obviamente, la cantidad de ómnibus que necesitás para recibir a toda la gente que baja de un tren es inmensa".

El servicio del tren Roca está suspendido desde el lunes 7 de septiembre de 2015. Entonces, la promesa fue que volvería en 90 días. Pero ya pasaron 19 meses sin novedades. Son unas 45.000 personas las que cada día deben viajar de La Plata a la ciudad de Buenos Aires. Tanto para los que eligen tomarse los colectivos Plaza o Costera Metropolitana hasta Retiro, como para los que deben combinar este servicio y después el tren, el traslado a sus trabajos se convirtió en una odisea. Aunque la gran mayoría elija este trasbordo, son unos 10.000 pasajeros los que diariamente esperan en filas interminables en la terminal platense.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas