Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Morales separó a los policías que irrumpieron en la universidad

El gobernador condenó el accionar de la fuerza provincial, que el jueves golpeó y se llevó detenidos a dos estudiantes

Domingo 16 de abril de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Luego del ilegal operativo de la policía jujeña, que en la madrugada del jueves irrumpió en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Jujuy (UNJ) y se llevó detenidos a dos estudiantes y luego los golpeó, el gobernador Gerardo Morales separó de sus cargos a los responsables del operativo. Ayer, los estudiantes ampliaron la denuncia ante la fiscalía jujeña. Hubo un fuerte repudio de organismos de derechos humanos, gremios y distintos sectores políticos.

El mandatario condenó ayer la intervención en la universidad. "Repudio la incursión de la Policía en Facultad de Ciencias Agrarias. Dispuse la separación de los responsables. Llegaré al fondo del tema", escribió en su cuenta de Twitter, al referirse por primera vez al episodio. No se informó, sin embargo, la identidad de los policías separados, ni cuántos son.

Morales se encuentra en la ciudad boliviana de Tarija, donde participó de un encuentro de la Zona de Integración del Centro Oeste Sudamericano. "Nunca desde que militaba en Franja Morada ingresó la Policía Provincial en la Universidad. Una vergüenza que pase en mi gobierno", agregó el gobernador de Jujuy, y pidió disculpas "a los compañeros detenidos".

Los dichos de Morales confrontaron con la versión que anteayer había dado el Ministerio de Seguridad provincial, que había justificado la intervención policial en el establecimiento -que la ley sólo autoriza con un pedido expreso de la justicia federal- debido a una supuesta falta de autorización para el evento.

En un comunicado oficial, la cartera de Seguridad había expresado que los efectivos habían concurrido al lugar debido a "llamados de vecinos" que se quejaban de "ruidos molestos" y que entraron y detuvieron estudiantes porque "no contaban con ningún permiso" para la fiesta.

Además de recopilar declaraciones del jefe de la Policía, Aldo Soles, que negó que se hubiera producido una "golpiza", habían afirmado que los efectivos permanecieron en la vereda durante el procedimiento, hecho desmentido por los videos registrados por los estudiantes.

Cuando se produjo el violento ingreso de la Policía en la facultad, los estudiantes estaban en un agasajo organizado por el centro de estudiantes, como actividad de bienvenida para alumnos ingresantes.

Cerca de la 1.30 del jueves, sin orden de la justicia ni pedido de las autoridades de la institución, la policía ingresó al predio universitario ubicado en el barrio Los Naranjos, de la ciudad de Jujuy, y se llevó detenidos al presidente del centro de estudiantes, Joaquín Quispe, y al alumno Ignacio García.

Quispe denunció que durante la detención padeció golpes y asfixia.

Primero fue mediante una carta pública, que compartió en su cuenta de Facebook. Ayer por la tarde, Quispe ratificó su denuncia ante la fiscalía jujeña, acompañado por asesores legales de la universidad.

El estudiante relató que los policías "ingresaron con armas largas" y en "una actitud prepotente" al establecimiento. Denunció que comenzaron a propinarle agresiones allí y luego continuaron en la comisaría, donde le denegaron el derecho a hacer un llamado y los cargos por los cuales era detenido.

En diálogo con LA NACION, Rodolfo Tecchi, rector de la UNJ, desmintió la versión brindada por la policía, y en sintonía a lo denunciado por los estudiantes dijo que el festejo tenía el visto bueno de la universidad. "La impresión que tuvimos, apenas nos enteramos del hecho, fue de absoluta sorpresa. Lo que menos imaginos es que la policía de la provincia no sepa que no puede entrar a una universidad nacional sin pedir una orden de un juez federal o el pedido de la autoridad universitaria".

Sin embargo, reconoció que en los últimos meses se habían producido episodios similares, en los que la fuerza policial intentó ingresar -sin éxito- a dependencias de la universidad.

Tecchi adjudicó el episodio a un "desconocimiento de la ley" por la Policía. "A partir de la declaración que hizo el gobernador, vamos a esperar que en los próximos días nos dé una explicación. No lo explico de otra manera que un desconocimiento de la ley. Si hubo otra intención, lo sabremos", aseguró.

El PJ, la UCR, universidades de todo el país y una decena de organismos de derechos jujeños repudiaron los hechos. "No se trata de un hecho aislado, sino de una continuidad en el accionar del gobierno de Morales, que viola sistemáticamente la ley", expresaron en un comunicado. Y vincularon el hecho con la detención de Milagro Sala .

Un operativo violento e ilegal

En la madrugada del jueves, la policía de Jujuy irrumpió con armas largas en la sede de la Facultad de Ciencias Agrarias y se llevó detenidos a dos estudiantes

Uno de los apresados es presidente del centro de estudiantes de la facultad y denunció golpes y asfixia durante la detención

Organismos de derechos humanos repudiaron el hecho y denunciaron que no fue un hecho aislado. Ayer, Morales apartó a los policías involucrados

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas