Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Liberar el tránsito sin reprimir, el mandato que enfrenta el Gobierno

El 66% de los argentinos privilegia el derecho a transitar, pero pocos avalan la represión

Domingo 16 de abril de 2017
0

La mayoría de los argentinos no está de acuerdo con que haya piquetes y corte de calles. La mayoría, también, cree que es más importante el derecho a transitar que el derecho a manifestarse. Lo mismo pasa con quienes creen que, cuando hay un piquete, la calle o ruta debe ser liberada por las fuerzas de seguridad. Ahora bien, atención: la mayoría de los argentinos rechaza la represión para lograr lo que dicen que quieren.

Esa encrucijada de hierro es una de las conclusiones centrales de la encuesta que Poliarquía Consultores realizó para LA NACION, y que revela la encerrona a la que se enfrentan por estos días la Casa Rosada y, particularmente, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anfitrión involuntario del grueso de las protestas callejeras del país.

El estudio arranca con una delimitación del espectro de afectados por piquetes: el 35% de los encuestados dijo haber suspendido un compromiso o llegado tarde en el último año a causa de una manifestación. El índice de afectados, lógicamente, aumenta entre quienes viven en la ciudad de Buenos Aires (46%) y en ciudades grandes (41%).

Una clara mayoría de los encuestados (66%), dijo que el derecho a transitar libremente es más importante que el derecho a manifestarse (29%), con sólo un 5% de indecisos. Esa preferencia se multiplica entre quienes aprueban la gestión de Mauricio Macri: el 91% privilegió el derecho a transitar, contra el 6% que prefirió el derecho a manifestar.

En términos globales, algo similar sucede con la idea de que las fuerzas de seguridad "liberen el tránsito" cuando se producen cortes. Nuevamente, el 66% dijo estar a favor de que la policía libere el tránsito, contra un 30% que dijo estar en contra.

Eso sí, los números prácticamente se invierten al mencionar la palabra "represión" como método de las fuerzas de seguridad para liberar el tránsito: el 58% dijo estar en contra, mientras sólo el 37% se mostró a favor y un 4%, indeciso.

La distancia se profundizó ante la perspectiva de que haya niños y mujeres en la protesta. El 71% dijo estar en contra de la represión como método para liberar las calles, contra sólo el 21% que avaló el accionar de las fuerzas de seguridad. El número de indecisos aumentó hasta el 8%.

"Para el Gobierno, el manejo de los cortes y piquetes es un desafío. Por un lado, hay un mayoritario consenso en que el derecho a transitar libremente se impone por sobre el derecho a manifestarse realizando cortes, pero no lo hay sobre cómo evitarlos", señaló Alejandro Catterberg, director de Poliarquía Consultores. "El Gobierno arriesga mucho si, para satisfacer las demandas de su núcleo más duro de votantes, utiliza las fuerzas de seguridad para liberar los cortes y ello deriva en situaciones de violencia", analizó.

Entre los porteños, el grupo más significativo (35%) fue el que consideró que, ante un piquete, las fuerzas de seguridad deben liberar el tránsito, pero sin reprimir. El 28% se mostró en contra de liberar las calles (con cualquier método), mientras que el 12% aprobó reprimir la manifestación si no hay niños o mujeres en ella. Sólo el 21% dijo estar de acuerdo con reprimir siempre.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas