Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Consejo de la Magistratura: un órgano clave ante una nueva dinámica

El oficialismo intentará avanzar con la designación de nuevos jueces, para cubrir vacantes, y en la remoción de figuras polémicas, fuertemente identificadas con el kirchnerismo

Domingo 16 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Tras un primer año de transición después del cambio de gobierno, el Consejo de la Magistratura promete convertirse en 2017 en un escenario clave para avanzar con temas estructurales de la Justicia. El órgano, que tiene entre sus tareas remover y seleccionar jueces, estará invadido también por una pulseada política.

Casi como un espejo de la coyuntura nacional, el oficialismo todavía intenta doblegar al kirchnerismo, que aletarga su oposición. La mayoría oficialista fijó varias prioridades para este año. Primero, continuar con el desplazamiento de jueces que consideran un reflejo del kirchnerismo, como el camarista Eduardo Freiler, que deberá pasado mañana dar explicaciones por su enriquecimiento.

El Consejo de la Magistratura: un órgano clave ante una nueva dinámica
El Consejo de la Magistratura: un órgano clave ante una nueva dinámica. Foto: Fernando Massobrio

Según confiaron fuentes oficiales, a los procesos iniciados el año pasado contra los jueces Norberto Oyarbide (que luego renunció) y Raul Reynoso, entre otros, el Consejo priorizará más investigaciones, como la que actualmente analiza la labor de Daniel Rafecas.

El otro gran objetivo será acelerar la designación de nuevos magistrados. La intención es remontar la amplia cantidad de vacantes en los juzgados, estimadas en un 26% según fuentes oficiales. La situación se agudizará cuando se ejecute completamente la jubilación para los jueces de 75 años, como estableció la Corte Suprema. Entre las vacantes aparecen, por ejemplo, cuatro puestos en la Cámara de Casación Penal, el más importante tribunal penal del país, donde el Gobierno quiere sentar a sus candidatos. Desde el oficialismo estiman que trabajo, si consiguen la mayoría necesaria, llevará no menos de cuatro años.

Pero para cumplir los objetivos, los consejeros oficialistas deberán hacer funcionar una aceitada estructura que les permita conseguir los nueve votos necesarios para aprobar las iniciativas en el plenario. El oficialismo descansa en un bloque de ocho consejeros que conformaron "un pacto de gobernabilidad", mientras intenta convencer a alguno de los representantes del kirchnerismo. Por ahora, parece haberlo logrado. Jorge Candis, representante de los académicos, que solía votar con el kirchnerismo, acompañó al oficialismo en las primeras votaciones del año para elegir nuevos jueces.

La primera prueba de fuego es la votación para decidir el juicio político de Freiler, que Candis ya rechazó en comisión.

Con la mirada puesta en 2018, el oficialismo se entusiasma con el fin del mandato de dos de los consejeros kirchneristas y, sobre todo, con Rodolfo Urtubey, el senador peronista que es el primero en la línea de sucesión. "Es un peronista con el que se puede hablar", se entusiasmaron.

Los distíntos sectores

Oficialistas

Foto: LA NACION

Pablo Tonelli

PRO

Un grupo sólido, pero con diálogo y diferencias internas. Así se definieron varios de los consejeros oficialistas consultados por LA NACIÓN. El bloque está integrado por ocho miembros de distintos sectores. Los más fieles representantes del Gobierno son Juan Bautista Mahíques, representante del Poder Ejecutivo, y el diputado Pablo Tonelli. Cumplen roles distintos. Entrenado en el arte de encontrar coincidencias, Mahíques está abocado a construir la mayoría que pretende el Gobierno. Y es el canal de diálogo con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Sus colegas le atribuyen el acercamiento de Candis, que permitió conseguir el noveno voto, indispensable para avanzar con la agenda del Gobierno.

Tonelli es el corazón de Pro en el organismo. Como le suele tocar en el Congreso, el diputado aporta su voz inflexible en las negociaciones. Así ocurrió cuando mantuvo una fuerte discusión puertas adentro del oficialismo para defender la acusación contra el juez Freiler. Esa vez, la jugada salió bien. La presidenta Adriana Donato, representante del Colegio de Abogado de la Capital, y el vicepresidente, Miguel Piedecasas, representantes de los abogados del interior, cierran el núcleo duro del oficialismo.

Los radicales Ángel Rozas y Gustavo Valdez se ensamblaron rápidamente. Como miembro de la comisión de Acusación y Disciplina, el senador Rozas instruye la investigación contra Rafecas, uno de los objetivos del oficialismo para este 2017. Los jueces también están representados en el oficialismo. Luis María Cabral y Leónidas Moldes acumulan más coincidencias que diferencias con el oficialismo. De amplia experiencia, Cabral es la voz que expresa esas discordancias que, hasta ahora, han llegado siempre a buen puerto.

El voto clave

Jorge D. Candis

Académico

Sabe que su voto es clave. Peronista de la vieja guardia, llegó al Consejo como representante de los académicos. Hombre de perfil bajo, trato amable y hábil negociador, Candis acompañó al kirchnerismo hasta el año pasado. Pero la tendencia parece haberse revertido en 2017 para este dirigente cercano al camporista Julián Álvarez. Se convirtió en el noveno voto, el más importante, que ya le permitió al oficialismo avalar las designaciones de 29 ternas de nuevos magistrados. ¿Qué pasará en las votaciones clave? En el oficialismo aseguran que las negociaciones con la presidenta Donato y con Mahiques, darán sus frutos. El primer test para el noveno voto será cuando se vote en el plenario el juicio político a Freiler. "Confiamos en su prudencia", insisten en el oficialismo.

Opositores

Rodolfo Tailhade

FPV

En el recuerdo del kirchnerismo quedaron los viejos tiempos en el Consejo, con votaciones convertidas en trámites sencillos, polémicas designaciones y procesos frenados contra cuestionados magistrados. La situación parece haber cambiado en los últimos meses, pero podría empeorar. Supieron ser mayoría, pero ahora está en duda, incluso, que el bloque opositor supere los cuatro votos.

¿La duda? Candis. El académico les permitía tener el voto censor necesario para frenar iniciativas del oficialismo. Como ocurrió durante gran parte de 2016, cuando bloquearon la selección de ternas con nuevos jueces.

Rodolfo Tailhade es el cerebro del kirchnerismo en el Consejo. De alto perfil, el diputado disfruta de los debates a los gritos con el oficialismo en el plenario. También en comisión. Como cuando se acercó hasta la comisión de Disciplina y Acusación para preguntar cuando tenía fecha el pelotón de fusilamiento contra el juez Freiler. Lo acompaña el senador Ruperto Godoy, consejero que termina este año su mandato en el Consejo. El primero en la lista de reemplazos es el senador Rodolfo Urtubey, también integrante del bloque justicialista en la Cámara alta. Su designación genera tranquilidad en el oficialismo, aunque saben que su nombramiento dependerá de lo que decida el bloque parlamentario.

Si hay una consejera incondicional al kirchnerismo es Virginia María García. La senadora es hermana de Rocío García, la mujer de Máximo Kirchner. Su mandato también se vence a fin de ano. El bloque oficialista lo completa la jueza Gabriela Vázquez, quien votó la designación de algunos nuevos jueces con el oficialismo, pero que permanece en el bloque opositor.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas