Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

América y la libertad de prensa

Martes 18 de abril de 2017
0

Una vez más, en su tradicional reunión semestral llevada a cabo en la ciudad de Antigua, Guatemala, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reflejó la cruda realidad que viven los medios de prensa a lo largo del continente. Resulta difícil comprender que, lejos de menguar, la cantidad de ataques contra periodistas, medios de prensa y familiares de productores periodísticos crezca sostenidamente. Este hostigamiento en ascenso ha convertido el ejercicio de la actividad periodística en una tarea de altísimo riesgo en la que la defensa del libre acceso a la información implica muchas veces poner en juego la vida.

El asesinato de periodistas estremece por la cantidad de casos que se registraron desde octubre de 2016 en varios países: cinco en México, tres en Perú, dos en Guatemala, dos en la República Dominicana y uno en Honduras. Esta situación se ve agravada cuando se constata que esta serie de crímenes, mayormente perpetrados por sicarios, va acompañada de la más absoluta impunidad.

Países como Venezuela, Cuba, Ecuador, Honduras, Bolivia y El Salvador comparten tristemente la matriz por la cual sus gobernantes despliegan furiosos ataques contra los periodistas al calificarlos de "conspiradores" o "mentirosos" cuando se difunde información que, en los hechos, contradice su relato. Por su parte, Estados Unidos, un país que durante décadas ha sido ejemplo del respeto a las libertades constitucionales y democráticas, también ha dado un giro imprevisto en este sentido a partir de la elección del presidente Donald Trump. Cadenas como la CNN, el tradicional The New York Times o el sitio de noticias Buzz Feed han sido duramente criticados y etiquetados como "pila de basura" y "noticias muy falsas" en el marco de una lamentable política de desprestigio y hostigamiento emanada desde la Casa Blanca misma. En el caso argentino, en cambio, la asamblea en su conjunto celebró que la nube tóxica que durante años intentó obturar a los medios de comunicación haya desaparecido.

En lo referente a las nuevas tecnologías, si bien las tendencias digitales han logrado un importante nivel de desarrollo y aceptación colectiva, aún poseen cierto grado de vulnerabilidad frente al poder de fuego de los ciberataques y hackeos. En general se trata de especialistas contratados por gobiernos que buscan interferir en la difusión de ciertos contenidos editoriales de los sitios de los diarios y medios digitales, afectando peligrosamente el libre acceso a la información. A todo esto hay que sumar la negación de visas a corresponsales, o, como ocurre en Venezuela, la falta de papel, que ha provocado el cierre de nueve diarios.

La prensa ha sido un contralor eficiente sobre el poder gubernamental, poniendo en evidencia las conductas impropias en las que los funcionarios públicos pudieran incurrir, protegiendo a la ciudadanía. En esta dirección, y de cara a un futuro más democrático, los medios de nuestros países deberán seguir trabajando en pos del fortalecimiento del libre acceso a la información, la pluralidad de ideas y la libertad de prensa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas