Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jaguares: en medio del aprendizaje, un duro panorama para 2018

La reducción del Súper Rugby -de 18 a 15 componentes- hará que algunos rivales directos del equipo argentino se refuercen

Martes 18 de abril de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Francois Venter, centro y capitán de Cheetahs, podría reforzar a otro equipo
Francois Venter, centro y capitán de Cheetahs, podría reforzar a otro equipo. Foto: AFP

JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- Con sorpresa, los amantes de la pelota ovalada en este país lo observan con resignación: la expansión del Súper Rugby duró apenas dos años. Hace algunos días, la Sanzaar confirmó que reducirá el certamen de 18 a 15 componentes a partir de 2018 y Sudáfrica será el país más perjudicado con la medida. De manera indirecta, la resolución toca de lleno a los argentinos, que atraviesan su segunda temporada en la cita de las mejores franquicias del rugby en el hemisferio sur. En sintonía, los Jaguares admitieron a la nacion: "Se viene un torneo mucho más duro".

Dentro de esta perspectiva, las salientes serán instituciones de esta tierra que siente el rugby de manera especial y una de Australia. Sin especificar todavía quiénes serán los apartados, la decisión quedó ahora en las uniones de sus respectivos países. Puntualmente en Sudáfrica -la misma conferencia a la que pertenecen los argentinos-, por historia y por actualidad los elencos que quedarían fuera del torneo serían Cheetahs y Southern Kings. Se interpreta que el efecto será inmediato: los cuatro planteles restantes de aquí se potenciarán al aglutinar a los rugbiers más destacados.

Si los calendarios de 2016 y 2017 resultaron extremadamente duros para Jaguares, la temporada 2018 será todavía más rigurosa. ¿Cómo tomaron los argentinos la contramarcha? "Varios rivales directos se reforzarán porque muchos jugadores se quedarán sin equipo. Será un torneo mucho más exigente, sin dudas", analizó Agustín Creevy, el capitán.

De confirmarse la partida de Cheetahs, por ejemplo, varios de los conjuntos sudafricanos podrían sumar a sus filas a jugadores de relieve internacional: Francois Venter, centro y capitán, debutó el año pasado con Springboks; Oupa Mohojé, ala, también es parte estable del seleccionado sudafricano. Otras piezas valiosas son Raymond Rhule, Ox Nche y Sergeal Petersen. "El recorte elevará el nivel del torneo y lo hará aún más competitivo. Lógicamente, esos jugadores se incorporarán a otros clubes. En definitiva, es el roce que estamos buscando. Nos gusta medirnos", analizó Gonzalo Bertranou.

Una evaluación de la Sanzaar destacó la necesidad de ajustar y fortalecer el Súper Rugby a corto plazo, para asegurar que un torneo robusto cumpla con los requisitos de todas las partes interesadas en términos de alto rendimiento, desarrollo de juego, ingresos comerciales y convocatoria. Recuperar la competitividad es una de las premisas para el próximo año. "Particularmente me da lástima por los hinchas de los equipos a los que les toque quedarse afuera. Cada franquicia tiene su gente, no es agradable", indicó Creevy.

En 2018, además de trasladarse dos veces a Sudáfrica, Jaguares deberá viajar a Australia y Nueva Zelanda (hasta la presente temporada era uno u otro). La complejidad residirá también en volver a medirse con cuatro franquicias de este último país. "Si este torneo era duro, el que viene será todavía más", aseguró Felipe Ezcurra.

En este tipo de giras, el agotamiento mental y físico termina haciendo mella en los resultados. Jaguares llegará al último partido de esta excursión por Sudáfrica con dos derrotas y el deseo de recobrar solidez en su juego. Las semanas pesan. Tanto jugadores como cuerpo técnico valoran el tiempo juntos para pulir los entrenamientos. "Quizás para otros equipos resulta más sencillo porque van a la Argentina por un solo partido, o tienen traslados internos dentro de Sudáfrica. A nosotros y a los japoneses se nos hace difícil. Pero hay que adaptarse a los viajes, es una cuestión geográfica", interpretó Rodrigo Báez.

Este año, los jugadores argentinos volarán 117.000 kilómetros, menos que los 183.000 de 2016 (año del debut de Jaguares en Súper Rugby). Las diferencias con sus competidores son amplias. La temporada pasada, los Hurricanes viajaron en total 39 mil kilómetros. Vale resaltar que la mayoría de los nombres que integran el plantel de los Jaguares son los mismos que suelen participar en los Pumas. "Ojalá que el cambio sirva para ordenar. Sería ideal para que tengamos una pretemporada acorde a la exigencia futura. Hoy, muchas ventanas de los seleccionados quedan en el medio del Súper Rugby", analizó Leonardo Senatore.

La discusión acerca del futuro del torneo, se vislumbra, recién comienza. Se desprende de la postura de Santiago González Iglesias: "El tema de los recortes es sensible. Hay planteles muy numerosos, con muchos fanáticos y es una pena. No sé si estamos en la mejor posición para opinar: somos un equipo nuevo. Por suerte, nosotros no estamos en duda".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas