Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Leonardo Senatore: "Con Jaguares volví a disfrutar del rugby"

Es uno de los puntales de la tercera línea, uno de los sectores mejor cubiertos del equipo argentino

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 19 de abril de 2017
Leonardo Senatore
Leonardo Senatore.
0

JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- En dos Mundiales de rugby en su bagaje, es una de las voces de la experiencia en Jaguares. Leonardo Senatore, octavo de la franquicia nacional, camina por el Fourways High School con el aplomo de un guerrero de mil batallas. El rosarino transita la recta final de la excursión por Sudáfrica, en la espera del último cruce, el viernes (14 horas de la Argentina) ante Lions. En el norte de esta ciudad, en un sitio calmo, íntimo, recibió a LA NACION.

-¿Por qué tanta diferencia entre lo exhibido en Vélez y lo de acá?

-No fuimos efectivos en esta gira. Y en este país todos los rivales son complicados, entonces lo pagás. Debemos manejar mejor los partidos, a veces queremos ganarlos desde el minuto cero y si no se da nos frustramos. Tenemos que mejorar la paciencia. Y somos inexpertos, es nuestro segundo año, pero todo es nuevo y surgen cosas que son aprendizajes.

-¿Cómo estás viviendo tu etapa en Jaguares?

-Siempre es un placer. Tuve la chance de jugar en Francia y en Inglaterra, pero acá lo hacemos en el Súper Rugby, la liga más hermosa del mundo. Disfruto muchísimo de mi pasión, este deporte. Tengo la suerte de ser profesional en lo que amo.

-Matera, Lezana y Senatore fue la tercera línea más repetida en los partidos del Súper Rugby. ¿Está consolidada?

-Jugamos mucho y con buen rendimiento del equipo. Pero acá no podés descuidarte, este es un seleccionado dentro de un club. Es muy difícil mantenerse, hay que estar al 100%. Dejás un espacio y cualquiera lo llena.

-¿Qué se proponen como tercera línea?

-Cada uno tiene su rol. Tomás y Pablo son fuertes, se involucran, presionan. Yo soy un nexo entre backs y forwards. Tomo decisiones y es una responsabilidad que me gusta. Soy un jugador cerebral, mi rugby no es vistoso, pero trato de ordenar el equipo.

-¿Molestan las críticas?

-No, no me incomodan, salvo que sean con mala intención. Trato de no engancharme cuando perdemos, tampoco cuando ganamos. Es un juego de equipo. No me gusta cuando se habla de rendimientos individuales.

-Algunos seguidores del rugby sostienen que a Jaguares le falta ganar un encuentro importante. ¿Coincidís?

-No, porque tenemos claro los objetivos: vamos partido a partido. Suena como casete, pero no lo es. A nosotros nos frustra ponernos un resultado en la cabeza, nos hace mal. Debemos encontrar la mejor versión y mantenerla, algo que es difícil. A Jaguares no le falta gran un resultado, le falta encontrar su mejor versión.

-¿Qué ganaste y qué perdiste jugando en Jaguares?

-Lo único que perdí es tiempo con mi familia. Tengo dos hijos (Pilar y Vicente) y en estas tres semanas los extraño, ellos hacen cosas nuevas. Pero en general gané. Me pasó de regresar a la Argentina de una gira y tener muchísimas ganas de volver a jugar al rugby. En Inglaterra había perdido eso, porque el club donde estaba, Worcester, tenía un juego que no me gustaba, había presión por los resultados. Acá soy feliz, el torneo es espectacular, tiene dinámica, es divertido. Todo eso gané: con Jaguares volví a disfrutar del rugby.

-El año pasado se habló de la cantidad de minutos de juego. Hubo poca rotación y muchos viajes. ¿Cómo están ahora?

-Hemos aprendido, estamos mejor. La rotación vendrá más adelante. Es algo inevitable, es una competencia larga y exigente. Además, nos queda un año extenso con los Pumas.

-Se comentó acerca de una segunda franquicia de Jaguares. ¿Cómo ves la idea?

-Sería espectacular, haría crecer muchísimo no sólo la cantidad de jugadores profesionales, sino también la calidad. Es visible: cuando tenés más competencia y roce internacional, el jugador crece. Que otros también tengan la posibilidad sería fabuloso. Las potencias cuentan con muchas franquicias y con eso tienen dos seleccionados de calidad.

-¿Cómo se trabaja el tema de la psicología en Jaguares?

-No colocando metas sobre resultados, sino sobre objetivos. Hablamos de vivir el presente en los partidos, cortar la ansiedad. En Buenos Aires conversamos con Fernando Guatieri, también entrenador de scrum. Hizo charlas de psicología en el exterior y nos preguntó si nos interesaba.

-Fuiste compañero de línea de Facundo Isa, de gran 2016. ¿Lo extrañás?

-Sí, por supuesto. Es una gran persona, un amigo. Lo vi crecer en Jaguares. Me pone contento que haya tomado una decisión personal que para él era importante. Y le está yendo bien.

-¿Compartís la política de que "el que juega afuera no juega en los seleccionados nacionales"?

-Es un tema delicado. Creo que la Argentina necesita desarrollar el rugby profesional, nuevas franquicias. Si no, terminamos jugando todos en Europa y llegamos al plantel nacional dos semanas antes de un partido. Así, la UAR no terminaría nunca de crecer, no tendríamos profesionales dentro del país. Hay que formar una base de jugadores, de lo contrario muchos se irían jóvenes a Europa y perdés todo.

-¿Qué es lo más complejo de ser un "veterano"?

-Adaptarse a las nuevas generaciones. No me cuesta, hay que trabajarlo. Los chicos son distintos, tienen otra cabeza y en los últimos años los más grandes nos adaptamos a ellos. De lo contrario no podríamos estar acá. Ojo, ellos también nos enseñan cosas.

-¿Cómo ves al rugby argentino en general?

-Está creciendo a gran escala, es difícil de entender para quien está afuera. Cuando yo jugaba en Pumitas, me entrenaba en Rosario en una pista de atletismo, éramos cuatro o cinco, no teníamos cancha de rugby. No veíamos una pelota. Mucho menos un kinesiólogo, un nutricionista. Hoy hay detección de talentos, se los pone a trabajar en todo, se les enseña. Yo ni soñaba con eso hace años. Sentí la necesidad de devolverle a mi deporte lo que me dio: me prepararon desde los 18 años, invirtieron en mí.

-¿Por qué en la Argentina no se valora eso?

-Somos así, es la sociedad. A esa gente le diría que tenga en cuenta la evolución del rugby, el profesional y el amateur. Los invitaría a que vayan a Buenos Aires a ver cómo nos entrenamos. Si ven el esfuerzo se darían cuenta de algo: lo que nos sale mal no es a propósito.

"Ojalá podamos ganarles sin renunciar a nuestro juego"

Raúl Pérez dará a conocer hoy el equipo para enfrentar a Lions, aunque en el entrenamiento de ayer dejó entrever la posibilidad de realizar varias modificaciones. Entre las caras nuevas se destacaron Santiago García Botta, Enrique Pieretto, Ignacio Larrague, Tomás Lezana y Benjamín Macome. La pareja de medios cambiaría por completo: Felipe Ezcurra y Nicolás Sánchez. Como wing, Bautista Ezcurra podría volver a la titularidad. Emiliano Boffelli se movió como fullback. ¿Se puede vencer al poderoso Lions? "Sí, aunque acá es muy difícil. En los últimos años prácticamente no perdieron en esta ciudad. Ojalá podamos ganarles sin renunciar a nuestro juego", analizó Leonardo Senatore.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas