Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Córdoba analiza si pondrá policías en las tribunas

Un hincha afirmó que actuaron efectivos en el incidente fatal de Balbo pero que fueron golpeados y se abrieron del disturbio

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 19 de abril de 2017
Un allegado a Belgrano fue herido en un ojo por un proyectil policial antes del clásico cordobés del último sábado
Un allegado a Belgrano fue herido en un ojo por un proyectil policial antes del clásico cordobés del último sábado. Foto: LA NACION / Diego Lima
0

CÓRDOBA.- Mientras la justicia resuelve si ordenará más detenciones por el crimen de Emanuel Balbo, el hincha golpeado y arrojado de una tribuna del estadio Mario Kempes el sábado último, el gobierno provincial analiza si cambiará su política de no poner policías entre la gente, estrategia que sigue desde hace unos años.

"Lo estamos evaluando, no hay nada definido todavía. Es una decisión que tiene pros y contras", admitió consultado para LA NACION el ministro de Seguridad, Carlos Massei. Respecto a si en el clásico de Belgrano y Talleres, para el que había 600 efectivos, se podría haber evitado la muerte de Emanuel, afirmó: "Lo lincharon en dos minutos. Todo fue muy rápido".

Massei insistió en que el gobierno hace "lo imposible" para que no haya disturbios en los estadios. "Es una sociedad enferma con alto contenido de violencia", advirtió, y dijo que es "difícil" llegar con los policías cuando ocurren situaciones como la que derivó en la muerte del simpatizante de 22 años.

Por otra parte, Pablo, un hincha que estaba al lado de la boca de la tribuna donde cayó Balbo, afirmó que "tres policías de chaleco trataron de intervenir en medio de la golpiza, pero también les pegaron y entonces se abrieron".

El ministro Massei recordó que Córdoba es la primera provincia que instrumentó el programa "Tribuna Segura", que obliga a ir al estadio con el documento nacional de identidad, para detectar a quienes son objeto de pedido de captura o de aplicación de derecho de admisión. Y apuntó que las filmaciones de las cámaras del estadio están a disposición de la fiscal de la causa, Liliana Sánchez.

"El Kempes es el estadio más seguro del país", destacó, por su parte, Medardo Ligorria, el titular de Agencia Córdoba Deportes, que, sin embargo, no descartó mejoras edilicias en el escenario reformado para la Copa América de 2011.

Por el crimen de Balbo están detenidos Pablo Robledo, de 18 años; Matías Oliva, de 20; su padre, Cristian, de 42, y Martín Vergara, de 22. Están acusados de homicidio agravado por la Ley del Deporte.

También está preso -y alojado en la cárcel de Bower, a donde pidió ser llevado cuando se entregó en la tarde de anteayer- Oscar "Sapito" Gómez, de 36 años. Para la fiscal, él es el instigador de un acto homicida intencional, agravado por haber ocurrido en ocasión de un espectáculo deportivo.

Desde la fiscalía confirmaron que se está analizando todas las imágenes, incluso series anteriores al comienzo de la golpiza a Balbo en la parte alta de la tribuna popular Artime, y que puede haber más detenciones. Las fotos son cruzadas con datos de redes sociales y con testimonios; antes de librar más órdenes de aprehensión se quiere contar con todos los datos. Las primeras señales indican que no se trata de barrabravas "históricos", lo cual dificulta el proceso de identificación.

A los detenidos todavía no les tomaron declaración y no hay fecha para ello. Nora Pico, defensora de Gómez, dijo para este diario que su cliente "no conoce" al resto de los detenidos e insistió en que no participó en el ataque y que "no aparece en las imágenes".

Por los testimonios recogidos, la fiscal cree que Gómez gritó que Balbo era hincha del archirrival de Belgrano, adversario esa tarde, y que de esa manera se inició el ataque. "¡Este cul... es de Talleres!", citó un hincha a "Sapito".

Gómez está enfrentado con la familia de Balbo desde que, en 2012, arrolló y mató a Agustín, de 14 años, y a un amigo de éste, de 15. Habría estado corriendo una picada de autos y por eso está imputado por homicidio culposo. Las chicanas y los cruces entre las familias nunca se frenaron.

Anteayer, en medio de los reclamos de justicia por Emanuel, se determinó que el juicio por Agustín comenzara en mayo. Hace dos semanas la madre de Balbo, Alejandra, acompañada por un grupo de víctimas de siniestros viales, señaló en tribunales que tenían miedo porque sufrían amenazas.

Mientras recibe saludos y condolencias de políticos y dirigentes del fútbol, la familia Balbo ayer se recluyó a esperar la entrega del cuerpo que, después de la muerte, sucedida a las 15.20 del lunes en el hospital de Urgencias, fue llevado a la morgue judicial para la realización de la autopsia.

El Gobierno lo quiere, pero más adelante: piensa que antes deben cumplirse otros pasos

El gobierno nacional analiza la posibilidad de la presencia de la policía en las tribunas en Córdoba como una medida que debe formar parte de un paquete de normas para prevenir la violencia en los estadios. Como cada jurisdicción determina el accionar de su policía, no puede haber una medida unificadora. Y además los funcionarios nacionales opinan que previamente a la vuelta de la policía a las tribunas se debe nominar las entradas, centralizar el expendio, establecer un orden espacial con pasillos y pulmones en las gradas y reglamentar el ingreso de las banderas.

Con seguridad privada: además, el Gobierno entiende que una vez que se complete ese proceso, para los acontecimientos futbolísticos puede haber una combinación de fuerzas privadas y públicas en los estadios; las primeras tendrían tareas preventivas, y las segundas, sólo reestablecer el órden.

Intensificar el programa Tribuna Segura: los funcionarios son de la idea de que el énfasis de la policía debe estar en el ámbito público, es decir, en el ingreso de los simpatizantes. Para ello considera fundamental intensificar el programa de Tribuna Segura, con controles y con restricciones para todo aquel que conspire contra el normal desarrollo del espectáculo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas