Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

5 vinos para empezar a tomar en serio al rosado

Color salmón, y no rojos, los modernos rosados apuntan a la frescura y a la delicadeza, y se animan a ofrecer exponentes de alta gama

Viernes 21 de abril de 2017 • 18:26
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Shutterstock

Los rosados ya no son lo que eran. ¡Y eso es motivo de brindis! Dulces por demás, intensos cuando no duros, astrigentes hasta el dolor... los clásicos rosados que más que rosados eran rojos están dejando su lugar a una nueva generación que hace de la delicadeza y la frescura su motivo de ser. Inspirados en los clásicos rosados de la región francesa de Provence, ya no hace falta llenar la copa de hielo para diluirlos ni servirlos casi a punto de congelación para que pasen rápido. Por el contrario, hoy hay rosados que se dejan beber frescos y no fríos, y que no se desarma a temperatura ambiente. Acidez más alta, menos dulzor, sabores más delicados, complejidad incluso, son sus señas personales. Aquí va un breve mix de etiquetas que incluye ejemplares de (muy) alta gama, así como también rosados para todos los días.

Luigi Bosca Rosé 2016

Luigi Bosca

Pionero en apuntar a la delicadeza del rosado, este corte de pinot gris y syrah hace pensar que su lugar no es sólo el de aperitivo, sino el de versátil compañero de comidas. Aromas florales y a cereza, una acidez equilibrada redondea un vino ligero y refrescante. Precio: 300 pesos.

Nuri Rosado Malbec 2016

Bodega Alfredo Roca

Malbec con un toquecito de sangiovese, es delicado en aromas (a fruta roja), mientras que en boca tiene buen volumen y acidez, y un dejo cítrico. En su final cobra fuerza, con persistentes notas a frambuesa. La botella italiana que lo contiene, elogios aparte. Precio: 390 pesos.

Susana Balbo Rosé 2016

Susana Balbo Wines

El rosado más caro del mercado es un corte de malbec (60%) y pinot noir en cuyos aromas confluyen lo cítrico y lo frutal (cereza). En boca es seco, elegante (seamos subjetivos), y allí vuelve la cereza junto con la frutilla, enmarcadas por una fresca acidez. Precio: 629 pesos.

Alta Vista Rosé de Malbec 2016

Bodega Alta Vista

Un rosado para todos los días que se encolumna en la tendencia de hacer de la frescura y la delicadeza la carta de presentación del rosado. Simple y directo, es la fruta roja (frutilla) la que se expresa en la nariz y la boca. Su bajo nivel alcohólico ayuda (12%). Precio: 170 pesos.

Tomero Malbec Rosé 2016

Bodega Vistalba

Etiqueta clásica, su última añada es mucho menos dulce y con una acidez más pronunciada que antaño. Todo ello redunda en frescura. El resto: un rosado que apunta a la fruta (frutilla, cereza), con algunas notas especiadas que brindan algo de complejidad. Precio: 198 pesos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas