Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Guillermo Ruggeri, el hombre que rompió un récord eterno

Después de 49 años, el mendocino batió el registro de Juan Carlos Dyrzka en 400 metros con vallas. En Chile, superó por tres centésimas la marca y corrió en 49.79

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 20 de abril de 2017 • 16:20
.
.. Foto: Benjamín Fuentealba/ Revista de Chilena de Atletismo
0

Parecía un mito. El récord de Juan Carlos Dyrzka, realizado el 13 de octubre de 1968 en México, se sostenía en el tiempo y se hacía eterno. Es que 49 años lo transformaban en una montaña inexpugnable, imbatible. Inalcanzable. Pero Carlos López Jubany sabía que no era imposible. Rival de Dyrzka en los '60, el entrenador de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA) tenía fe que Guillermo Ruggeri mejorara los 49 segundos y 82 centésimas en los 400 metros llanos. No era un objetivo fijado pero, confiando en el potencial del mendocino, sabía que iba a ser parte de su explosión.

Y así sucedió. El 9 de abril de 2017, en el GP Sudamericano de Santiago de Chile, Ruggeri corrió como nunca antes lo había hecho ningún argentino y registró 49.79. Lanzado a toda velocidad, mejoró en tres centésimas la marca de 1968.

"La idea era estar por debajo de los 50 segundos. No corrí pensando en el récord", cuenta Ruggeri, recientemente federado para GEBA. "Lo que tenía y tengo en mente es en clasificar al Sudamericano de Mayores en 400 con vallas, al Mundial Universitario y al Mundial de Atletismo en Londres. Esos son mis objetivos más próximos", confiesa.

Con 25 años, llegó al Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD) con apenas 17. Todo era distinto y cambió su vida por completo. Tuvo sus idas y vueltas, con altas y bajas en el rendimiento deportivo, tanto como en el estudio. La rutina lo llevó a cursar por la mañana en el Instituto de Obras Sanitarias el profesorado de Educación Física. En medio del segundo año, Guillermo es muy agradecido al director Rodolfo Cerniul. "Me brindó la oportunidad de construir mi futuro profesional a través de una beca para poder estudiar en el turno mañana y poder compaginar de la mejor manera mis entrenamientos", relata.

La carrera, con récord incluido ya pasó, pero su nombre figura en lo más alto. La sensación que tuvo de ese momento la tiene grabada y se torna imborrable. "Con Yoyo y Gabriel Lemme estamos haciendo un trabajo que me tiene confiado y motivado", agrega, al tiempo que reconoce tener un verdadero equipo de trabajo que pudo conformar recién en junio del año pasado.

"En la pretemporada nos enfocamos en el acondicionamiento físico en el gimnasio y en sumar volumen de trabajo en la pista. Nos preparamos sabiendo que todavía hay mucho por mejorar", detalla. Ahora, con la tranquilidad de sentirse en el camino indicado, Ruggeri expresa lo que le espera: "Apunto a llegar en mi mejor forma al Sudamericano de Mayores en junio y seguir bajando mi marca". La sustancia, su sustancia, lo lleva a no anclarse en lo conseguido sino en buscar nuevas metas, nuevos récords y nuevas oportunidades.

No se olvida de sus orígenes y le agradece a Yoyo López Jubany gran parte de su presente. Inconformista, perfeccionista y detallista quiere continuar en el tartán, a toda velocidad. Sabe que tiene mucho por delante. "Esto recién comienza", avisa.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas