Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Maxi Moralez: "Cuando vuelva, la primera opción será Racing"

SEGUIR
LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017
Maxi Moralez en una práctica en New York, con Patrick Vieira
Maxi Moralez en una práctica en New York, con Patrick Vieira. Foto: New York City MR
0

A diferencia de sus compañeros Andrea Pirlo y David Villa, Maximiliano Moralez no eligió vivir en Manhattan. Optó por los suburbios de la ciudad, al norte, en White Plains. Sobre una calle arbolada, su casa tiene un amplio parque trasero, territorio ideal para sus dos perros Golden Retrievers: Zeus, que ya lo acompañó en su carrera de futbolista por Italia y México, y León, un regalo para su segundo hijo, de seis meses. "En León no me sentía cómodo con el nuevo entrenador y quería tener un cambio de aire. Lo pensamos con la familia, tuvo mucho que ver la ciudad, llevar una vida tranquila, bajar los niveles de presión. La esposa de Nacho Piatti (Montreal Impact) nos pasó las mejores referencias. También está el reto de jugar en una liga que es cada vez más importante", comentó en charla telefónica con LA NACIÓN el N° 10 de New York City FC, que en seis partidos por la Conferencia Este tiene tres triunfos, dos empates y una derrota.

El volante de 1,60m fue el seleccionado por Claudio Reyna, director deportivo de New York, para sustituir al retirado Frank Lampard. "Necesitábamos un jugador que hiciera de nexo entre el medio campo y los delanteros. Que tenga visión, pase corto y llegue al gol", dijo Reyna sobre una búsqueda que dio con Moralez.

La adaptación futbolística va más rápido que la idiomática. "Estoy mal con el inglés, mi pronunciación es mala. Tengo profesor dos veces por semana, lo pone el club, es obligatorio. Ya fui a varias clases, pero nada, malísimo, me cuesta mucho. Encima estoy con la mudanza de mi familia desde México y no le presto mucha atención", agregó.

-¿Alguna vez imaginaste que ibas a jugar al fútbol en Nueva York?

-La verdad que no, tampoco que iba a venir a la MLS a los 30 años. Pero estando acá soy feliz, estoy en una ciudad increíble y el club está muy bien organizado.

Maxi Moralez
Maxi Moralez.

-El argentino está acostumbrado a la tensión, al ambiente cargado. ¿Que la ciudad sea tan poco futbolera, con otros deportes más convocantes, no te puede llevar a un relajamiento?

-Depende de cada uno, yo tomo el compromiso con mucha responsabilidad y voy a dar el cien por ciento, más allá del entorno. No me voy a dejar estar. Mi carrera no se termina acá, esto es un paso. El futuro dirá si me quedo o vuelvo a la Argentina.

-¿Cuál es el objetivo del club para la temporada?

-New York tiene recién tres años y ahora se formó un grupo para tratar de ganar por lo menos uno de los tres títulos que habrá en juego. La idea está buena, hay un plantel joven acompañado por gente de experiencia que también le debe enseñar a los más chicos .

-¿Entre Pirlo, Villa y vos llevan el peso del equipo?

-Creo que ellos dos más que yo (se sonríe). Son futbolistas que ganaron mundiales, nombres de peso. Yo llegué como jugador franquicia, pero mi carrera fue otra en comparación con la de ellos. Trataré de aportar lo que viví en Italia.

-¿Cómo es Patrick Vieira como entrenador?

-Es uno más del grupo. Sabe dividir los momentos de trabajo serio y de diversión con los jugadores. Tiene una idea clara y experiencia de sobra como jugador, le gusta el buen fútbol. Se lo nota muy preparado.

-¿Ya le espiaste o le consultaste a Pirlo la técnica para los tiros libres?

-(Se ríe) No, no, lo trato con respeto. Es buenísimo tenerlo de compañero y compartir un vestuario. Impone mucho respeto, es un tipo simple, lo escucho siempre, todavía no me tomé tanta confianza.

-Guillermo Barros Schelotto te quiso para reemplazar a Carlos Tevez.

-Existieron posibilidades, pero no prosperaron. Guillermo me llamó varias veces para contarme sus ideas. Era difícil ir a Boca por todo lo que yo represento para Racing . Después surgió esto de Nueva York y ya no hubo más contactos.

-Y el año pasado pudiste volver a Racing.

-No, la verdad que no, nada concreto. Siempre estamos conversando porque me llevo bien con Víctor (Blanco) y parte de la dirigencia. Nunca hubo un pedido formal de ellos para que volviera. Obviamente que siempre me demuestran que tengo las puertas abiertas para cuando desee regresar al país. Siempre dije que el día que vuelva la primera opción será Racing.

-Te estás perdiendo un Racing más estabilizado económica y deportivamente. No es el club conflictivo de tu época.

-La verdad que sí. A cualquier jugador que ahora le aparezca la posibilidad de ir a Racing no lo duda porque podés pelear el campeonato y el club está bastante bien. Es otra realidad a la que viví yo. Igual estoy contento de haber participado en lo que fue uno de los tramos más feos de la historia de Racing, de mucha incertidumbre, mal en lo económico, peleando la Promoción. Pero bueno, es algo del pasado, ojalá que me toque vivir algo diferente si el día de mañana tengo la posibilidad de volver. Disfrutar de pelear un campeonato con la camiseta de Racing.

-El título lo ganaste con Vélez, donde también te quieren mucho.

-Con Vélez es una afinidad distinta, la gente siempre me demostró su cariño. No me alcanzan las palabras de agradecimiento, pasé tres años maravillosos. Me permitió dar el paso para ir al fútbol de Italia.

-¿Qué te aportaron los cinco años de fútbol italiano en Atalanta?

-Mucha jerarquía en el nivel defensivo. Un club organizado y en una ciudad muy bonita. El fútbol italiano es uno de los mejores del mundo. Fue un reto importante haber estado tantos años, nunca pensé que iba a durar tanto y tener una continuidad. Fue algo sorpresivo que con mi estatura y físico pudiera mantenerme en una liga tan dura como la italiana. Lo logré con convicción y ganas de prosperar. Pude hacerme un nombre.

-¿De qué directores técnicos aprendiste más?

-Cada técnico te deja algo, no divido entre buenos y malos. Tuve la oportunidad de tenerlo al Cholo Simeone en sus comienzos y ya demostraba lo que iba a ser. (Guillermo) Rivarola me hizo debutar y me enseñó mucho. Gareca me hizo crecer bastante. En Italia tuve dos entrenadores de distinto pensamiento. Con Stefano Colantuono aprendí mucho en táctica defensiva. Con Edy Reja me divertí más jugando, por mis características e idea de juego estábamos en la misma sintonía.

A tres toques

La actualidad futbolística: "No es la selección que nos gusta ver, tiene a los mejores jugadores del mundo. Seguramente la situación se revertirá y se llegará al Mundial. Si la AFA no funciona, el resto tampoco lo hace."

Pidió a Icardi y Papu Gómez: "Fue un simple comentario sobre dos jugadores que están haciendo la diferencia en el fútbol italiano. Me gustaría ver esa clase de futbolistas en la selección, están a la altura. Darles una oportunidad y después sacar las conclusiones".

Campeón Sub 20 en 2007: "Por la desorganización de la AFA, las juveniles no están dando jugadores para una posible convocatoria de la mayor, como ocurría antes. De mi generación hay varios que siguen en la selección."

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas