Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Miguel Ángel Silvestre: "Decidí entregarme a mi personaje"

Protagonista del fenómeno Velvet y de Sense8, la serie de Netflix, el actor español se sumará a la tercera temporada de Narcos

SEGUIR
LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017
Foto: Soledad Aznarez
0

Miguel Ángel Silvestre obedece. Se para contra una columna y da su mejor perfil. Sonríe poco. Para las fotos elige un gesto adusto. Alrededor, la maquilladora, la vestuarista y las productoras miran de reojo. Más tarde, él mismo será el encargado de aprobar las imágenes para la nota. A pesar de que su cuñado es argentino, es la primera vez que viene a la Argentina. Se dice admirador de Diego Maradona y conoce el mate gracias a uno de sus sobrinos. En el patio interior del hotel Four Seasons, pocos saben del español que fue descubierto por Netflix .

cerrar

Este año, además de estrenarse allí la cuarta temporada de Velvet (la serie de Antena 3 que fue furor en España), estará también en dos producciones originales del servicio de streaming. Por un lado, la segunda temporada de Sense8 (desde el 5 de mayo) y, por otro, la tercera de Narcos (aún sin fecha de estreno), donde adelanta que será "un chico adoptado por el cartel y enviado a Harvard a estudiar".

cerrar

Los inicios de Silvestre se remontan al tenis. El chico oriundo de Castellón de Plana (Valencia) quería ser deportista profesional, pero una lesión lo sumergió en el mundo de la fisioterapia. Para ganarse la vida, Miguel Ángel, hoy de 35 años, empezó a trabajar como modelo. Gracias a su tía descubrió su gusto por la actuación. Desde entonces las cosas fueron in crescendo: debutó en la tira Motivos personales y más tarde se convirtió en el narcotraficante El Duque, en Sin tetas no hay paraíso. Ambas, series españolas. Pero el papel que llamaría la atención del mercado internacional -además de su rol en el film Los amantes pasajeros, de Pedro Almodóvar- sería el del galán Alberto Márquez en Velvet.

-Pasaron algunos meses del gran final de Velvet, ¿cómo viviste ese fenómeno?

-La verdad es que tenía sólo dos temporadas firmadas con Velvet y cuando estaba haciendo la primera me salió Sense8. Los productores me dieron la oportunidad de hacer ambas al mismo tiempo. Supuso un esfuerzo muy importante, pero yo luego les dije: "Quiero seguir, si me quieren, me tienen en la tercera temporada". Consiguieron colocarme en la tercera y en la cuarta, y eso es algo por lo que les estoy muy agradecido. Con un poquito de suerte estamos valorando la posibilidad de hacer una película, de la que me gustaría formar parte.

-Tras la decisión de Lilly Wachowski de tomarse un tiempo tras anunciar que había cambiado de género, ¿la segunda temporada de Sense8 quedó a cargo de Lana?

-Esta segunda entrega viene con Lana como el personaje protagonista. Está reflejada en todo: es la que ha escrito, reescrito, dirigido, producido, editado. Lo ha hecho todo. Hemos echado mucho de menos a Lilly. Todo el equipo le desea lo mejor y respetamos que ahora es un momento para que ella se descubra. Necesitará un proceso de introspección y de estar un poquito alejada de la presión de lo que puede ser un rodaje. Tuve la oportunidad de conocer a Lilly. La última vez que trabajé con ella era Andy y un día viajé a Chicago y conocí a Lilly. Me pareció una mujer muy feliz.

-En la primera temporada, Lito Rodríguez [el galán mexicano que interpreta en Sense8] termina bastante golpeado, ¿cómo va a estar parado ahora?

-De Lito vamos a ver lo mejor y lo peor. Lo mejor, porque por primera vez sus deseos y su cabeza están alineados. A nivel laboral, le van a pasar cosas muy difíciles... Va a tener que lidiar con sus emociones y eso va a repercutir en su pareja. Con respecto a los "ocho", los vamos a ver trabajar juntos y eso hace que haya más acción. La parte espiritual se empieza a desarrollar más. Creo que todo aterriza en un lugar donde puedes observar la diversidad como un valor de evolución, como un valor de progreso. También cómo seres que en la vida nunca tendrían relación los unos con los otros se sienten iguales.

-Una de las escenas más comentadas de la primera temporada tuvo a Lito en una orgía, ¿va a tener más encuentros de ese tipo?

-Son escenas bastante elevaditas, creo que de una manera muy poética. Me siento muy orgulloso del buen gusto visual que tienen ellas para representar la sexualidad. Cuando decidí hacer Sense8 y, sobre todo, como en mi familia hay gente del colectivo Lgtbq y tuve una muy buena educación por parte de mis padres, decidí entregarme al personaje. Dije: "Todo lo que me pida Lana lo voy a hacer sin cuestionar", porque confío en su buen gusto y sobre todo en dónde aterriza su mensaje, que es en la empatía.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas