Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco obras en cartel para un gran teórico de la comicidad

El actor y director Christian Forteza es un experto en varieté, clown y humor; con varios títulos en cartel, muy diferentes entre sí, habla sobre las formas de hacer reír en el teatro

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017
Christian Forteza, actor, director, docente e investigador
Christian Forteza, actor, director, docente e investigador. Foto: Diego Spivacow / AFV
0

"Vengo del palo del varieté y la comicidad", dice Christian Forteza para explicar su interés de los últimos años por dirigir obras de texto, pero con una vuelta distinta, la propia, la que le importa y conoce mejor. "Busco los tiempos de la comicidad. Aprovechar lo que no se dice, trabajar desde esa punta del iceberg", dice el director, actor y profesor de Circo y Clown en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático (EMAD), con nada menos que cinco obras en cartel, entre calle Corrientes y el off.

En el Centro Cultural de la Cooperación actúa (junto con Jorge Lorenzo y Julio Pallares) y dirige Las paredes, de Griselda Gambaro, obra escrita en 1966 que adaptó para una puesta nada naturalista, casi sin escenografía porque "los decorados no me interesan", dice Forteza, que eligió esta pieza muy cercana al absurdo -un joven es detenido e interrogado por otros dos hombres sin saber nunca las razones-, porque considera que esa sensación de asfixia permanece vigente: "Aunque responde a otro contexto político, hoy se mantiene la violencia expresada en el buen decir, en la sonrisa, que genera mucha impotencia del otro lado. Los políticos trabajan mucho ese cómo decir para no quedar como violentos, pero sucede otra cosa".

Otro de los autores argentinos que abordó Forteza es Eduardo "Tato" Pavlovsky. En 2013, su versión de Potestad fue elogiada por el dramaturgo muerto en 2015. El año pasado, para un ciclo homenaje en el CCC, presentó Cámara lenta y La muerte de Marguerite Duras. Estas tres obras más El señor Galíndez, dirigida por Daniel Loisi, pueden verse hasta fin de mayo en el teatro Punto Arte del barrio de Flores.

"Actor de varieté es el que arma rutinas que cada vez perfecciona más; puede ser bailarín, cantante, mago, estandapero y todo eso puede resultar en un unipersonal o en parte de un show con otros artistas": Forteza define con pasión su especialidad. Con el actor Sergio Lumbardini presenta, también en el CCC, Mr. Xpender, feria cómica serial, unipersonal donde se despliegan los oficios teatrales.

"La comicidad es a lo dramático como el billar al pool", le dice Forteza a sus alumnos. Y explica: "El que labura bien la comicidad no tiene problema con lo dramático. Pero no necesariamente el buen actor dramático puede hacer comicidad". En la búsqueda de la especificidad de lo cómico, Forteza teoriza y diferencia: "Aunque se usen como sinónimos en la lengua común, comicidad y humor no son lo mismo. Lo humorístico es más liviano, no hay conflicto, el actor está más por afuera. En lo cómico importa quién y cómo lo dice, la repetición, el latiguillo".

¿Qué es lo que hace reír? Forteza toma prestado un concepto que Keith Johnstone cita en su libro IMPRO: Improvisación y Teatro: cuando dos personajes, uno de estatus alto y otro de bajo, se encuentran y cambian ese estatus, puede aparecer la risa. Fórmula que aparece en todas las parejas cómicas y que también se da en un mismo personaje, cuando un clown se baja el estatus ante un conflicto y la forma de resolverlo.

"La gente se ríe del otro cuando se siente superior. Tinelli se hizo famoso por los bloopers y las cámaras ocultas. ¿Y qué son? Bajar el estatus. El famoso «reírse de uno mismo» no es otra cosa que bajarse el propio estatus ante los demás", dice Forteza. Otro de los ejes de la comicidad es romper la transparencia, es decir, no hacer lo esperado socialmente. El cómico para provocar la risa que custodia las costumbres debe convertirse en un personaje asocializado. "Mr. Bean maneja muy bien todo eso", dice sobre el personaje creado por el británico Rowan Atkinson.

Sin embargo, lo fundamental está en la forma y su capacidad de despegarnos del dolor. Si el público se identifica, no se desprende emocionalmente y la risa no surge. "Si se cae tu abuela, no te vas a reír. Si es una vieja mala, sí. Bajar el estatus es una condición necesaria de la comicidad, pero no suficiente. Hay que investigar la forma", afirma Forteza, quien "denuncia" con una sonrisa la escasísima presencia de varietés en la cartelera: "Hoy la comicidad está monopolizada por el stand up. Y es entendible: después de un taller de tres meses, salís con una rutina armada".

Las paredes

En sala Osvaldo Pugliese

Centro Cultural de la Cooperación, Corrientes 1543

Sábados, a las 22.30

Entradas, $ 200

Mr. Xpender

En sala Pugliese

CCC, Corrientes 1543

Función, Sábado, a las 22.30

Entradas, $ 200

Ciclo Pavlovsky

Punto Arte, Bonorino 274

Viernes y sábado, a las 21

Entradas, $ 100

Preguntar por día y obra al 2059-0973. (Hasta fines de mayo)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas