Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos amigos, socios en los sueños y en el musical, hacen a Queen

Sebastián Prada y Mariano Zito, de Cita a ciegas, vuelven a estrenar en el Maipo

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017
El director Sebastián Prada y el actor Mariano Zito
El director Sebastián Prada y el actor Mariano Zito. Foto: Diego Spivacow / AFV
0

Se conocieron hace dos años. Sebastián Prada y Mariano Zito formaron parte de Shrek, el musical, y a partir de ese momento fueron consolidando una amistad que los llevó a compartir más de una experiencia teatral. El año pasado volvieron a juntarse en Cita a ciegas, experiencia que se repondrá en mayo en el Maipo, y el sábado pasado, en la misma sala estrenaron Don't Stop Me Now, un trabajo apoyado en música de Queen.

Ambos artistas tienen una historia artística similar. Su llegada al mundo del arte no resultó sencilla. Prada comenzó estudiando medicina, pero pronto descubrió que por ahí no pasaba su vocación. Reconoció que le apasionaba el teatro y se metió de lleno en él. Zito cuenta que le gustaba cantar, bailar, pero el mandato familiar lo conducía hacía alguna carrera universitaria. Se inscribió en varias, pero ninguna completaba su necesidad personal. A los 20 años comenzó a estudiar canto, danza. Así descubrió que para convertirse en un buen intérprete debía completar esa formación tomando clases de actuación. Desde entonces no se ha bajado de un escenario.

Luego de una exitosa temporada en Buenos Aires, Shrek se presentó en Villa Carlos Paz y, a partir de ahí, los amigos comenzaron a compartir proyectos. Mariano tenía un show en el que interpretaba canciones de Queen. En algún momento sintió que esa experiencia necesitaba revitalizarse. Debía aportarle una teatralidad mayor y fue Sebastián quien lo ayudó. Se encerró cuatro días en su casa y diseñó un proyecto mayor en el que las canciones del grupo inglés aparecen enlazadas de una forma tan particular que hasta permiten construir una historia.

"En Cita a ciegas conocí a Sebastián como director y la experiencia fue muy rica. Ahí sentí que podía involucrarlo en mi espectáculo -cuenta Zito, quien fue el protagonista de ese divertido musical por el cual estuvo nominado a un premio Hugo como Mejor intérprete protagónico-. El año pasado hice una versión concierto con la música de Queen y descubrí que a la gente le pega muy fuerte. En el show iba graduando la energía con diversos temas hasta llegar al final con «Rapsodia bohemia». El público ama la potencia de ese tema y me di cuenta de que la lógica emocional debía tener una correspondencia con la teatral. Había que encontrar una historia."

"Con Mariano tenemos una dinámica de trabajo muy parecida -explica Prada-. No estamos pendientes del sistema, del dinero. Cuando apostamos por un proyecto nos metemos en él con ganas y si hay que ensayar veinte horas lo hacemos. En Don't stop me now tenemos un protagonista. Los personajes no tienen nombre (acompañan a Zito, Maia Contreras y Melanie Lorenzo). La historia puede ser universal, no transcurre ni en una época ni un espacio específico. Todo lo que acontece sucede en la cabeza de ese protagonista que se debate entre el ser y el deber ser. Entre las presiones sociales y su arte, su esencia."

Sobre el escenario del Maipo Kabaret sólo está la banda. Los intérpretes ocupan el espacio de los espectadores. "Como director tengo la sensación de que los espectáculos donde el público se sienta cómodamente a mirar ya no me interesan -cuenta Sebastián Prada-. Estamos tan bombardeados de información que siento que el escenario me queda chico cuando quiero contar algo. Por eso ahora hago una puesta de 360 grados. Por momentos vemos un recital, en otros una experiencia de teatro musical. Creo que es algo totalmente distinto a lo que puede verse en la plaza teatral."

Ambos promedian los 30 años y por eso resulta difícil que expongan tanto interés por abordar el mundo de Queen. Ambos tienen hermanos mayores y de pequeños se formaron escuchando la música que aquellos consumían. Lo que más rescatan hoy de esa expresión musical es su carácter vanguardista, "esa especie de minirrevolución que produjeron", aclara Prada. La misma que los inquieta hoy y que intentan rescatar cuando sienten que sus carreras profesionales han logrado encauzarse tal y como ellos lo soñaron hace algo más de diez años.

"Siento que encontré un rumbo -cuenta Sebastián-. Después de 17 años de trabajo estoy tranquilo. El camino del artista se hace al andar. Podés estudiar mucho, pero nadie te enseña cómo manejarte en el mundo artístico. Al principio me sentí muy solo, pero ya pasó. Estoy totalmente apasionado por lo que hago." Por su parte, Zito confiesa que descubrió "esta actividad de grande. Fue un momento muy especial. Sentía que no tenía pasión, que no encontraba una profesión. Y resultó ser que tenía delante de mí lo que quería".

Como tantos otros artistas de su generación, ellos apuestan a la creación. Son muy intensos cuando hablan de su trabajo. Construyeron sus historias desde la pasión y encuentran en el arte teatral el camino ideal para desarrollarse.

Don't Stop Me Now

Dirigida por Sebastián Prada

Maipo Kabaret, Esmeralda 443.

Sábados, a las 23.30.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas