Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juan Sebastián Verón, el hombre que vuelve a la selección en busca de gloria

El presidente de Estudiantes tiene un plan para transformar los juveniles, colaborar con el seleccionado mayor y hasta un ambicioso proyecto para aggiornar el predio de Ezeiza

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017 • 12:08
Verón será el hombre fuerte en el predio de Ezeiza
Verón será el hombre fuerte en el predio de Ezeiza.
0

El adiós temporal de Marcelo Tinelli del fútbol obligó a rediseñar la estructura de las selecciones argentinas y el nombre de Juan Sebastián Verón aparece como el nuevo hombre fuerte que ampliará sus facultades en las selecciones juveniles , con lo que buscará tener un papel preponderante en todas las estructuras relacionadas con la camiseta albiceleste.

A Juan Sebastián Verón, el cargo de secretario de selecciones nacionales lo entusiasma en serio. Es, quizás, el rol perfecto teniendo en cuenta sus gustos (prefiere lo dirigencial que lo estrictamente futbolístico), sus preocupaciones (está convencido de que el seleccionado es rehén de años de desprolijidades) y su gran cuenta pendiente ("lo único que le faltó a mi carrera fue conseguir algún logro con Argentina", enfatizó más de una vez).

Tras su reunión de ayer con el presidente Claudio "Chiqui" Tapia, quedaron establecidas las bases de lo que será el futuro de un plan que incluye establecer los cimientos de la reconstrucción de los juveniles, el aporte a la selección mayor y hasta un rediseño para aggionar el predio de Ezeiza.

El actual futbolista y presidente de Estudiantes llegó a este cónclave con Tapia con una idea bastante moldeada. Verón pretende que la selección, entendida como un todo y no como una suma de tres o cuatro equipos según las edades, tenga un plan a largo plazo. "Necesita un proyecto serio", afirmó hace un tiempo y agregó: "Tenemos que dejar de pensar que tenemos al salvador de la patria y trabajar siguiendo una línea. Debemos observar lo que hizo Alemania, por ejemplo, que puede cambiar de entrenador o futbolistas pero conserva una forma". La Brujita considera que los constantes cambios de entrenadores atentan contra la idea de proceso duradero, y más aún cuando se eligen técnicos con estilos y métodos tan diversos.

Además de elaborar un plan común para todo el seleccionado nacional, con una línea definida, Verón buscará generar un vínculo fuerte entre deporte y educación. Tal como lo hizo en Estudiantes, un club que tiene una escuela para que sus futbolistas terminen los estudios. "La formación de los jugadores, como futbolistas pero también como personas, es un aspecto fundamental para nuestro fútbol y debe ser una obligación de los que somos dirigentes", explica cuando le consultan por el vínculo entre el Pincha y la educación. Fue él, por ejemplo, quien convenció a Santiago Ascacibar de que terminara la secundaria.

Asimismo, el máximo referente de Estudiantes, planea intervenir en el predio de Ezeiza, fundado en 1989, y que necesita una modernización para aggionarse a los tiempos actuales tanto en su infraestructura, en sus equipamientos y en un espacio que acompañe una línea de trabajo desde los más chicos hasta la selección mayor.

"Una vez que pase el Mundial Sub 20 para poder tomar algún tipo de determinación y definición, empezaremos a trabajar en el plan siguiendo el modelo alemán desde los 12 o 13 años en coordinación con los clubes", le comentó Verón a LA NACIÓN.


El nombre de Verón buscará suplir además la ausencia de Tinelli en la relación con Lionel Messi, con quien la Bruja tiene un gran vínculo y, además, constituir un puente con el resto de los componentes de la generación que integra la selección mayor.
Compartilo

Los nombres propios

En cuanto a los nombres que tiene en la cabeza, su intención es que tres pilares del proyecto sean Hermes Desio y los hermanos Gabriel y Diego Milito.

A Desio lo piensa como coordinador general. Tienen relación directa en Estudiantes (es el actual coordinador de las divisiones inferiores del Pincha) y además cuenta con un plus: es hermano del preparador físico de Jorge Sampaoli ( Jorge Desio, íntimo amigo del DT de Sevilla). Hermes también conoce a Sampaoli; de hecho en 1998 lo alojó en su casa, cuando jugaba en Alavés y el entrenador viajó a Europa para continuar su formación como director técnico.

A los Milito también los conoce. Gabriel, a quien pretende de entrenador de la Sub 20, fue técnico del club platense bajo su presidencia y para Verón es un DT ideal para trabajar con jugadores jóvenes. Con Diego, que podría ser una especie de manager, compartió plantel en la selección nacional (como ocurrió en el Mundial 2010) y tiene excelentes referencias (del Inter, por ejemplo, club con el que ambos tienen una relación directa).

A este esquema se incluirá, Jorge Miadosqui, actual secretario de selecciones desde la época de la Comisión Regularizadora, para intentar conformar un esquema que pueda apoyar y acompañar la gestión del futuro técnico de la selección argentina: Jorge Sampaoli.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas