Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La jihad irrumpe en el final de la campaña: asesinan a un policía en los Campos Elíseos

En el ataque, reivindicado por Estado Islámico, fueron heridas varias personas; el terrorista fue abatido por las fuerzas de seguridad; varios candidatos suspendieron actos proselitistas

SEGUIR
LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017
Las fuerzas policiales francesas, ayer, en pleno operativo de seguridad en los Campos Elíseos
Las fuerzas policiales francesas, ayer, en pleno operativo de seguridad en los Campos Elíseos. Foto: AFP / Franck Fife

PARÍS - Un policía murió y otros dos resultaron heridos en un ataque terrorista perpetrado anoche por un jihadista en la célebre avenida de los Campos Elíseos, de París, en el cual el agresor fue abatido.

El atentado fue reivindicado poco antes de la medianoche por el grupo islamista Estado Islámico (EI).

Al menos uno de los policías heridos se encuentra en "estado desesperante", indicaron fuentes de los servicios de socorristas. También resultó herido un transeúnte, pero su estado al parecer no reviste gravedad.

El grave episodio se produjo en una zona emblemática de París, ubicada -por lo demás- a unos 700 metros del Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa. El ataque coincidió con una emisión televisada con participación de los 11 candidatos que disputarán pasado mañana la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

El autor del ataque era un "personaje conocido" de los servicios de lucha antijihadista. En un discurso pronunciado cerca de medianoche, el presidente, François Hollande, confirmó que "todas las pistas" conducían a pensar que se trató de un "ataque de orden terrorista".

Pocos minutos después se conoció la reivindicación del grupo terrorista sunnita Estado Islámico (EI), que controla territorios en Siria e Irak.

El ataque provocó un gran impacto emocional pues el nuevo episodio de violencia se produjo tres días antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, prevista para el próximo domingo.

El país había resultado conmocionado el martes último por la detención de dos miembros de una célula islamista en Marsella que se aprestaban a cometer un atentado contra uno de los aspirantes al Elíseo.

El violento episodio se produjo minutos antes de las 21 a la altura del número 102 de los Campos Elíseos. Se trata de un lugar emblemático del centro neurálgico de París, conocido por los turistas. En el cruce de los Campos Elíseos con la avenida Georges V, donde se encuentra el conocido restaurante Fouquet's.

Pierre-Henty Brandet, vocero del Ministerio del Interior, informó que un automóvil se detuvo junto a un vehículo en el cual se encontraban varios policías encargados de patrullar los Campos Elíseos.

Del interior surgió un hombre que comenzó a disparar contra los policías y luego partió corriendo. Al cabo de pocos metros fue abatido por otros agentes del orden.

El agresor "efectuó seis disparos con un fusil de asalto Kalashnikov, dirigidos contra el vehículo policial y contra un par de agentes del orden que intentaban detenerlo, pero finalmente fue neutralizado", relató un testigo que presenció la escena a menos de 15 metros de distancia.

"El ataque tiene todas las características de un atentado suicida destinado a obtener un máximo de repercusión internacional", estimó Bernard Thellier, ex miembro del cuerpo de élite GIGN.

La avenida parisina fue inmediatamente invadida por decenas vehículos policiales, ambulancias, carros de bomberos y fuerzas de los cuerpos de seguridad a fin de prevenir un posible segundo ataque.

El presidente Hollande organizó de inmediato una reunión de crisis en el Palacio del Elíseo y convocó a un Consejo de Defensa para hoy .

Varios candidatos presidenciales, entre ellos François Fillon y Marine Le Pen, suspendieron los desplazamientos previstos para este viernes.

Ambos figuraban como posibles objetivos de los atentados descubiertos en Marsella.

Durante más de dos horas la policía rastrilló la zona en busca de un posible cómplice que también habría participado en el ataque.

Además, las fuerzas de seguridad bloquearon totalmente la circulación de vehículos y peatones en el sector de la avenida contigua al Arco de Triunfo y cerraron el acceso a las estaciones de metro Franklin D. Roosevelt y Georges V. Finalmente, la policía indicó que el agresor actuó solo y que no tenía ningún cómplice.

Miles de personas fueron confinadas por las fuerzas del orden en el interior de bares y restaurantes de la zona para evitar mayores riesgos. La policía también comenzó a verificar la identidad de los clientes para detectar eventuales cómplices que hubieran podido refugiarse en los comercios de la zona.

El incidente, además de estremecer el país, tiñó de sangre el cierre de la campaña presidencial de unos comicios que se presentan como los más disputados en décadas.

En esta nota:
Te puede interesar