Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Finanzas pondrá el énfasis en conseguir créditos para obras de infraestructura

El ministro Caputo dijo que el Gobierno "tiene un plan muy ambicioso"; ratificó la meta fiscal y dijo que se ajustará el gasto si es necesario

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 21 de abril de 2017
Caputo (centro), al exponer en un panel sobre infraestructura en el Banco Mundial
Caputo (centro), al exponer en un panel sobre infraestructura en el Banco Mundial. Foto: Min. de Finanzas
0

WASHINGTON.- Un año atrás, Luis Caputo sólo hablaba de fondos buitre. Ahora, ofrece un menú más amplio: habla de ampliar el financiamiento para infraestructura, de inflación, política monetaria, inversión y crecimiento, de "llevar el crédito a la gente", y refuerza el compromiso oficial con el ajuste fiscal. "El principal fiscalista es el Presidente", define Caputo, en un encuentro con la prensa argentina en Washington, donde participa de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, junto con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger .

Caputo dedicó la mayor parte de su primer día completo en Washington a la infraestructura: participó en un panel en el Banco Mundial, se reunió con un ejecutivo de General Electric -uno de los principales inversores en energía- y con Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La conversación con los periodistas argentinos, por la tarde, fue amplia: Caputo minimizó el impacto de las subas de tasas en la inversión directa, ratificó las metas fiscales y el gradualismo. "Lo vamos a ajustar", dijo, cuando se le preguntó si sería necesario bajar el gasto para cumplir ese objetivo. Elogió el trabajo de Sturzenegger para bajar la inflación, pero no se casó con su meta del 12-17%: "Se verá", apuntó. "Todos creemos que es lograble", agregó. Y abogó por llevar el crédito a la gente y a las pequeñas y medianas empresas, y promover "la inclusión financiera", para derramar los beneficios financieros de la salida del default.

"La inversión sigue ofreciendo hoy retornos que son más altos que en México, Perú y Chile", definió, al comparar la Argentina con otros países de la región.

Con la mayor parte del dinero necesario para cubrir el déficit fiscal de este año ya en las arcas públicas, Caputo; su jefe de gabinete, Pablo Quirno, y el resto del equipo financiero han comenzado a poner más énfasis en pulir y ampliar el financiamiento de los proyectos de obras públicas, uno de los pilares de la prometida "lluvia de inversiones" de la Casa Rosada.

Finanzas definió cuatro canales de fondeo: los organismos multilaterales, principalmente, el BID y el Banco Mundial; acuerdos con otros gobiernos -antes de ir a Washington, Quirno viajó a China para negociar créditos para la renovación del ferrocarril Belgrano Cargas-, el mercado de capitales y el esquema de inversión público-privada (PPP).

"Tenemos un plan de infraestructura muy ambicioso, mucho más grande que el promedio de la región", dijo Caputo en un panel sobre infraestructura en el Banco Mundial. Uno de los motivos, explicó luego, es que la Argentina está muy rezagada respecto de otros países y necesita invertir más para ponerse al día. Caputo reconoció que el desarrollo de ese plan lleva tiempo y que, como la Argentina no tiene un mercado de capitales muy desarrollado, es mucho más difícil "financiar y planear inversiones a largo plazo". Pero se mostró confiado en que las inversiones llegarán.

Caputo se reunió ayer con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, quien ha apuntalado el fondeo a la Argentina. Ambos tienen buen vínculo, y el encuentro, informal, fue organizado a último momento por WhatsApp. Además, estuvo con John Rice, vicepresidente de General Electric a cargo de las operaciones globales de la compañía, y con el presidente de Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura (FIDA), Gilbert Huongbo.

"No me caen mal las críticas", dijo Caputo, sobre el final de la conversación. "Algunas cosas se hicieron muy bien, otras salieron mal, y está bueno escuchar las críticas. Y en promedio estamos donde estamos. No es donde queremos estar, pero estamos creciendo, con la inflación en baja y menor que la que heredamos", cerró.

Por su parte, Dujovne expuso en un evento con 350 inversores y ejecutivos de todo el mundo organizado por el banco JP Morgan. Durante 45 minutos, explicó la situación macroeconómica de la Argentina, "dónde estábamos cuando arrancó la administración Macri, donde estamos hoy y hacia dónde queremos ir", contó un vocero. También mantuvo reuniones de trabajo con su par del Reino Unido, Philip Hammond, y con el presidente del Banco Central de Alemania, Jens Weidmann, con quienes dialogó sobre los principales puntos a tratarse en las sesiones de trabajo del G-20, que comenzaron anoche.

Dos provincias emitieron deuda en el mercado

En el ya transitado camino para buscar financiamiento, la provincia de Neuquén colocó ayer un bono por US$ 366 millones a 7 años de plazo, por el que pagará una tasa del 7,5% anual. El bono tuvo una sobresuscripción de 6 veces, con la participación de 240 inversores (en su mayoría de Estados Unidos), según informaron en el Citi, banco colocador.

Por su parte, la provincia de Córdoba captó US$ 150 millones del mercado local de capitales con la reapertura de un bono en esa moneda a 10 años, por el que convalidó una tasa del 6,8% anual, inferior a la del 7,125% de la emisión original, en octubre de 2016."Esto confirma la valoración que posee en los mercados", comentaron en Puente, entidad que lideró la colocación junto al Banco de Córdoba.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas