Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Resistir entre las ruinas

Viernes 21 de abril de 2017
Foto: Muhammad Hamed
0

Se podría aislar la imagen del violinista, "recortarla" e incrustarla en cualquier otro contexto: un concierto callejero, un aula de conservatorio, la intimidad de una habitación. Podrían ser espacios franceses, españoles, norteamericanos, argentinos. Cualquier rincón familiar -occidental y cercano- podría acoger al joven que en jean, remera y camisa a cuadros toca el violín, en el centro de esta foto. Pero el músico se llama Ameen Mukdad y pertenece a eso que la empecinada necedad de nuestra era se niega a reconocer como próximo. Es iraquí.

Como a los sirios, esos otros condenados de una historia menos ciega que canalla, a Ameen le tocó resistir. Durante los dos años que vivió bajo el control de Estado Islámico, vio cómo sus instrumentos, repentinamente convertidos en herramientas del mal, eran destruidos. Pero la historia no sólo es cruel, también es dinámica. Y por estos días Ameen, entre las ruinas de Mosul, vuelve a invocar la belleza.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas