Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En la "casa" de Cristina, Rodríguez Saá se subió a la grieta y pidió un peronismo unido

El gobernador de San Luis destacó en el Instituto Patria las movilizaciones de marzo y criticó el 1-A

Viernes 21 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
En la
En la. Foto: DyN / Pablo Aharonian

Tras destacarlo como un "hombre del movimiento nacional y popular", Oscar Parrilli se vio en la obligación de mencionar a la pasada las diferencias que habían tenido con Alberto Rodríguez Saá . "Aunque a veces hemos transitado por caminos paralelos", empezó, con suavidad. Sentado a su izquierda, el gobernador de San Luis no lo dejó terminar. "Ya no me acuerdo", dijo, risueño, y se ganó los primeros aplausos.

Los que fueron a ver un show comprobaron entonces que saldrían felices. Con bromas, guiños cómplices, fuertes críticas al Gobierno y un llamado a la "unidad programática" del peronismo, "El Alberto" conquistó ayer el corazón del público reunido en el Instituto Patria, la casa política de Cristina .

El pretexto era que el gobernador expusiera sobre la política de refugiados de su provincia. Desde el principio de la charla, "El Alberto" dejó en claro que también haría referencia a "otras cositas más". Sin rodeos, blanqueó su acercamiento a la ex presidenta y se montó en la polarización con el Gobierno, con frases que Cristina hubiese celebrado, de no haber estado en El Calafate. La incipiente alianza apunta en primera instancia a unir fuerzas en San Luis, ante el reagrupamiento de la oposición local, y deja la puerta abierta para 2019.

"Código de paquetería"

El fragmento más celebrado por el público, unas cien personas que colmaron el salón principal del instituto, fue la comparación entre las movilizaciones opositoras, de marzo, y la marcha en defensa del Gobierno, del 1° de abril. Según el gobernador, en las manifestaciones de marzo "se escribió la historia social" de la Argentina. "Ahí tenemos nuestro programa. Basta con leer los carteles, cortar y pegar", dijo y destacó una de las consignas: "Una Argentina sin presos políticos". De nuevo aplausos.

A continuación se enfocó en el 1-A. "¿Qué dijo esa movilización, que no fue convocada por nadie?", se mofó primero. "Dijo: «No al choripán y no a cortar las calles». Eso no es la historia social de la Argentina. Eso es un código de paquetería. Si querés salir a la calle y querés ser paquete, no comas choripán ni cortes las calles", siguió. A Parrilli no le daban las manos para aplaudir.

Marcado el contraste, "El Alberto" profundizó en su propuesta de unidad "programática, pública y plural" del peronismo. Propuso acordar propuestas que sean firmadas por los candidatos a legislador. Propuso incluir una política de brazos abiertos a los refugiados y poner freno al endeudamiento.

El final se lo dedicó a María Eugenia Vidal. Le atribuyó a la gobernadora bonaerense haber dicho "en un retiro espiritual" del Gobierno que el oficialismo necesitaba un peronismo divido en tres. "Es porque con 28 o 30 puntos en la provincia de Buenos Aires serían la primera minoría y, entre comillas, ganarían la elección", sostuvo, y enseguida remató: "Señora Vidal, lo siento. Nosotros necesitamos un peronismo unido". Apenas terminó el acto se fue, sin hacer declaraciones. Ya lo había dicho todo.ß

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas