Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Próvolo: ya son nueve los acusados de abusar de chicos sordos en Mendoza

Luego de la ampliación testimonial de una de las víctimas, se conoció que tres hombres más participaron de las violaciones

Viernes 21 de abril de 2017 • 02:22
SEGUIR
PARA LA NACION
El Instituto Antonio Próvolo, en Luján de Cuyo, era considerado uno de los mejores en su estilo para el aprendizaje de niños sordos
El Instituto Antonio Próvolo, en Luján de Cuyo, era considerado uno de los mejores en su estilo para el aprendizaje de niños sordos. Foto: Archivo

Las derivaciones y ramificaciones de los escalofriantes casos de abusos sexuales contra los chicos hipoacúsicos por parte de sacerdotes y empleados del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza no deja de sorprender: ya son nueve los adultos acusados de cometer los vejámenes.

En las últimas horas, luego de la ampliación testimonial de una de las víctimas, se conoció que tres hombres más participaron de las violaciones. De esta manera, los nuevos involucrados, a quienes aún no se logra identificar, se suman a los cinco detenidos a fin de año y a la monja Kosaka Kumiko, quien se encuentra prófuga de la Justicia desde hace un mes. Según fuentes de la investigación, podría esconderse en Paraná, Entre Ríos.

El dato revelador de más involucrados lo aportó una joven de 23 años, quien aseguró haber sido abusada antes de abandonar la entidad en el 2006. La mujer relató en Cámara Gesell, en una nueva declaración, que era atacada sexualmente en otro altillo del albergue y que los adultos utilizaban cadenas para someterla, tal como había contado otra víctima. En esta oportunidad no sólo cargó contra los anteriores acusados sino que ubicó en la escena a tres personas más, pero sin poder recordar sus nombres. De todas maneras, la joven dio a conocer los rasgos físicos de estos hombres y aseguró que uno de ellos utilizaba vestimenta religiosa.

El fiscal que lleva la causa, Gustavo Stroppiana, de la Unidad Luján-Maipú, realizó ayer una nueva inspección ocular en la institución, la cual está inhabilitada desde fin de año. La tarea fue efectuada con la compañía de la víctima y de los abogados de ambas partes, quienes terminaron en la habitación donde dormía en ese entonces la chica.

Luego de varios allanamientos a la sede mendocina del Próvolo, esta semana también se realizó un operativo en el lugar, donde se secuestró nuevo material audiovisual, que tendría contenido pornográfico, además de pastillas anticonceptivas, que comprometerían a más personal de la entidad, entre ellos, docentes.

Los acusados de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante, abuso sexual simple y corrupción de menores agravado por la condición de guarda son los sacerdotes Nicola Corradi (82), quien se encuentra con prisión domiciliaria, y Horacio Corbacho, de 50 años, quien está tras las rejas del penal provincia junto con uno de los empleados de la que llamaban "La Casita de Dios", José Luis Ojeda, también sordomudo, el monaguillo Jorge Bordón, de 55 años, y el jardinero del instituto, Armando Gómez, de 46.

A todos, la Justicia les rechazó la apelación de la prisión preventiva por seis meses, por lo que la situación procesal es cada vez más complicada. Así, de avanzar el proceso en contra de los denunciados y de ser declarados culpables de los vejámenes podrían recibir unos 50 años de cárcel, ya que están involucrados en más de 20 casos.

Te puede interesar