Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denuncian que la Policía de la Ciudad fue a vigilar una clase pública en la escuela Mariano Acosta

La rectora Raquel Papalardo sostuvo que ayer cuando llegó al establecimiento había cuatro policías que habían ido para impedir que los alumnos cortaran la calle, dijo que otro ingresó a la escuela armado; malestar de los padres

Viernes 21 de abril de 2017 • 15:06
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo / Hernán Zenteno

Todo comenzó ayer a las 10.30 cuando la rectora de la Escuela Normal Superior N° 2 Mariano Acosta, Raquel Papalardo, llegó al establecimiento educativo de Balvanera y se encontró con cuatro uniformados de la Policía de la Ciudad que estaban en moto. Cuando preguntó qué sucedía, le respondieron irónicamente: "Usted tiene pedido de secuestro". Pero después le explicaron que estaban para impedir que los alumnos cortaran la calle durante una marcha.

Entonces, Papalardo les aseguró que nadie iba a cortar la calle ni iba a ninguna marcha porque se trataba de una clase pública en apoyo a los docentes que se iba a hacer de las puertas para adentro del establecimiento educativo.

"Es algo grave en el contexto en el que estamos viviendo. El Mariano Acosta es una escuela democrática, participativa y crítica. No tiene porque venir la policía para ver qué hacemos. Vivimos en una democracia no en una dictadura", dijo a LA NACION Papalardo.

Fuentes oficiales negaron que la presencia de los uniformados haya sido para "vigilar" la clase abierta ni a intimidar a los docentes. Voceros de la Policía de la Ciudad explicaron que la fuerza de seguridad está presente en las cercanías de las escuelas para prevenir delitos y que, si preguntaron si estaban por cortar la calle, era para evitar que haya accidentes.

"Cuando hay un corte la policía primero trata de persuadir. Si los manifestantes insisten con hacer la protesta, la policía es la que corta la calle para evitar que haya accidentes de tránsito", sostuvieron las fuentes consultadas.

cerrar

En el audio, la rectora recordó que los policías le sugirieron que cerrara la puerta. Ella se negó. La clase pública se hizo con la presencia de alumnos, docentes y padres. "No sabemos si la policía estaba afuera, porque no nos asomamos", explicó Papalardo. Los uniformados afirmaron ser de la comisaría 8°, con jurisdicción en la zona.

Pero la situación continuó a la tarde . Eran las 14.30 cuando llegó otro uniformado y dijo que llegaba desde la comisaría 7° porque había una marcha. Un docente que vio la situación le preguntó al policía: "¿Usted entra armado a la escuela?".

El docente le dijo a la rectora que iba a presentar la denuncia en el sindicato. Después de unos momentos, el policía salió de la escuela. Desde la Policía Federal dijeron no tener constancia de este último hecho.

Según Papalardo, la presencia de la policía generó malestar entre los padres que anunciaron que presentaran una denuncia por lo sucedido. Ante la preocupación de la familia de los alumnos, la rectora decidió explicar lo sucedido en un audio de voz que difundió por whatsapp.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas