Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El atractivo por las Lebac seguirá marcando el ritmo en la Bolsa

Las tasas continuarán siendo superiores a la devaluación esperada, incluso con la mayor volatilidad que busca imprimirle el Banco Central a la divisa

Domingo 23 de abril de 2017
PARA LA NACION
0

Los mercados financieros mundiales siguen reacomodándose a un Donald Trump mucho más explosivo en su política exterior que en la concreción de sus propuestas internas de campaña. Las acciones americanas que se dispararon tras el inesperado triunfo del republicano y tocaron sus máximos en los primeros días de marzo se mantienen dentro de un rango de lateralización desde esa fecha, con los inversores más sofisticados comenzando a cubrirse frente a la posibilidad de una corrección. Una mayor cautela se observa en el mercado de bonos donde la tasa a 10 años de los Estados Unidos cayó más de 40 puntos básicos en las últimas seis semanas volviendo a los niveles del 2,2% anual.

Esta semana la atención estará puesta en la reunión de la FED. Tras la suba de marzo, no se esperan cambios en la tasa de referencia, por lo que lo relevante pasará por el comunicado que debería confirmar el camino de gradualidad que vienen pregonando Janet Yellen, su presidenta, y el resto de sus miembros. La temporada de balances, que hasta ahora viene sobrecumpliendo las expectativas de los analistas, también cobrará mayor ritmo con los resultados de las principales empresas de consumo e industriales.

El resto de los mercados sigue la tendencia de Wall Street aunque se mantienen también atentos a los acontecimientos geopolíticos con las elecciones en Francia como el principal evento de corto plazo.

El no cumplimiento de las propuestas de Trump se refleja en una caída de la tasa larga
El no cumplimiento de las propuestas de Trump se refleja en una caída de la tasa larga.

Yendo a la Argentina, terminó una semana intensa para los inversores que estuvieron mucho más concentrados en la renta fija que en las acciones con dos acontecimientos relevantes: el pago del Bonar X (AA17) y la licitación mensual de Lebac.

El lunes 17 el Tesoro desembolsó casi US$ 7000 millones por el pago del Bonar X. Estos fondos que se volcaron al mercado presionaron al alza a la cotización de todos los bonos en dólares, que ya venían registrando fuertes subas impulsados por el blanqueo, la mejora en la calificación de la Argentina y la ya mencionada baja en las tasas de interés externas. Subieron los bonos soberanos y hubo mucha demanda de los bonos provinciales.

Aún sigue habiendo potencial de apreciación en los precios de la deuda argentina, sobre todo en la emitida por las provincias que todavía presentan rendimientos entre 150 y 300 puntos por encima de lo que rinden los bonos soberanos -con la excepción de la Ciudad de Buenos Aires que tienen un rendimiento menor-. Y si bien el diferencial de rendimientos refleja la menor liquidez de la deuda subsoberana y la percepción de un mayor riesgo de crédito, estos diferenciales se encuentran todavía en niveles elevados en comparación a lo observado en la mayor parte de 2016.

Mucho para analizar dejó también la licitación de Lebac del martes pasado. El BCRA subió las tasas de interés para todos los plazos, con la tasa de 28 días incrementándose en 200 puntos básicos del 22,25% al 24,25% anual. Los vencimientos más largos registraron incrementos inferiores lo que indica que la preocupación de la autoridad monetaria está enfocada en la inflación de muy corto plazo que es la que la entidad busca combatir.

Los inversores anticiparon estos movimientos y concentraron sus posturas en los plazos más cortos. El 65% del monto colocado se adjudicó a la tasa más corta mientras que otro 20% fue al plazo de 63 días. Ello mantiene el perfil de vencimientos muy concentrado en el cortísimo plazo ya que serán $ 402.000 millones los que vencerán el 16 de mayo.

Lo que sí sorprendió en la conferencia de prensa en la que se comunicó la decisión de suba de tasas fue el anuncio de que el BCRA perseguirá también un objetivo de incremento de reservas que lleve el stock de las mismas del 10% al 15% del PBI para equipararla a los niveles de países vecinos, lo que en la práctica equivaldría a un aumento del US$ 25.000 millones. Ello implicaría una contradicción con lo reflejado en la política monetaria de tasas ya que la compra de reservas generaría un aumento en la base monetaria que el BCRA tendría que absorber lo que podría llevar a mayores aumentos en las tasas.

Todo apunta a que las tasas de interés se mantendrán elevadas en el muy corto plazo donde la variable a observar será la inflación. El atractivo de las colocaciones en Lebac seguirá siendo alto dentro de una coyuntura donde la tasas continuarán siendo superiores al ritmo de devaluación esperado, aún con la mayor volatilidad que busca imprimirle el Central a la divisa con su objetivo de reservas.

www.portfoliopersonal.com

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas