Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acusan a tres hombres por abusos en Mendoza

Una víctima apuntó contra empleados del Instituto Antonio Próvolo

Sábado 22 de abril de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

MENDOZA.- Las derivaciones de los casos de abusos sexuales contra los chicos hipoacúsicos por parte de sacerdotes y empleados del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza no dejan de sorprender: otros tres hombres fueron señalados como responsables de los vejámenes.

En las últimas horas, luego de la ampliación testimonial de una de las víctimas, se conoció que tres hombres más participaron de las violaciones. De esta manera, los nuevos involucrados, a quienes aún no se logró identificar, se suman como sospechosos a los cinco detenidos en los últimos días del año pasado y a la monja Kosaka Kumiko, quien se encuentra prófuga de la justicia desde hace un mes.

El dato revelador sobre la participación de más involucrados lo aportó una joven de 23 años, quien aseguró haber sido abusada antes de abandonar la entidad en 2006. La mujer relató, en una nueva declaración, que era atacada sexualmente en un altillo del albergue y que los adultos utilizaban cadenas para someterla, tal como había contado otra víctima. En esta oportunidad no sólo cargó contra los anteriores acusados, sino que ubicó en la escena a tres personas más, pero sin poder recordar sus nombres. De todas maneras, la joven dio a conocer los rasgos físicos de estos hombres y aseguró que uno utilizaba vestimenta religiosa.

El fiscal que lleva la causa, Gustavo Stroppiana, de la Unidad Luján-Maipú, realizó ayer una nueva inspección ocular en la institución, la cual está inhabilitada desde fin del año pasado. La tarea fue efectuada en compañía de la víctima y de los abogados de ambas partes, quienes terminaron en la habitación donde dormía en ese entonces la chica.

Los acusados, hasta ahora, de abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante, abuso sexual simple y corrupción de menores agravado por la condición de guarda son los sacerdotes Nicola Corradi, de 82 años, y Horacio Corbacho; el monaguillo Jorge Bordón, y Armando Gómez.

Te puede interesar