Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condenaron a cuatro años de cárcel a Pablo García, pero seguirá en libertad

El hijo de Aliverti fue encontrado culpable del delito de homicidio culposo agravado por conducción imprudente; críticas y quejas contra los jueces por la pena

Sábado 22 de abril de 2017

Fue condenado a cuatro años de prisión e inhabilitado para conducir vehículos por ocho. Sin embargo, Pablo García, el hijo del locutor y periodista Eduardo Aliverti, continuará libre y podrá seguir manejando hasta que la pena impuesta ayer por un tribunal oral de San Isidro quede firme.

Es decir que pudo ayer conducir hacia su casa tras ser condenado. García estaba imputado por matar al vigilador Reinaldo Rodas, a quien atropelló y arrastró en el capot de su vehículo durante 17 kilómetros el 16 de febrero de 2013, en la Panamericana.

"Debería estar en cana [sic] toda la vida. Cuatro años de prisión no pagan la vida de mi padre", sostuvo Rodrigo Rodas, hijo de la víctima.

Pablo García recibió ayer una pena por homicidio culposo agravado, pero no fue enviado a prisión
Pablo García recibió ayer una pena por homicidio culposo agravado, pero no fue enviado a prisión. Foto: Télam

El fallo fue dado a conocer ayer por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 6 de San Isidro, que estuvo a cargo del debate. Los jueces del Tribunal en lo Criminal No 6 María Angélica Etcheverry, Federico Tuya y Débora Ramírez encontraron culpable a García del delito de homicidio culposo agravado por conducción imprudente y antirreglamentaria.

Los jueces del TOC N° 6 dejaron constancia que se le permitía seguir en libertad a García porque ni la fiscalía ni las querellas habían solicitado que se dispusiera su detención en forma inmediata en caso de resultar condenado.

Después de conocerse el fallo, Viviam Perrone, integrante de la Asociación Madres del Dolor, afirmó que "cuatro años es casi nada" y objetó que García Aliverti se haya ido de los tribunales "conduciendo a su casa".

"Que hayan condenado a cuatro años a un hombre que manejaba a exceso de velocidad, drogado, alcoholizado, deja un gusto amargo. Los jueces tiraron la pelota para Casación", sostuvo en declaraciones al canal de noticias TN.

Cuestionamientos

En el mismo canal, el hermano de la víctima, Aldo Rodas, afirmó: "Ellos son una familia que está vinculada al poder, la justicia es para quien pueda pagarla, nosotros no podemos pagarla y nos pasa esto, este chico ni siquiera va a ir a prisión".

Y agregó: "No podemos llorar en paz a nuestro hermano porque acá la justicia no existe. El fallo no me iba a dar alivio porque perdí a mi hermano, pero esto sienta un precedente, un ejemplo para nuestra sociedad y eso es lo que más duele, que cualquiera pueda manejar borracho, matarte e irse a su casa sin problemas".

Poco después, en su cuenta de Twitter, Perrone escribió: "Una vergüenza! Justicia tibia!"

La esposa de la víctima, Catalina Ramírez, por su parte aseguró: "Estoy contenta en parte, porque fue condenado, pero yo esperaba que le dieran más años".

Las querellas habían solicitado las penas de ocho y 15 años de cárcel para García.

La fiscal María Inés Domínguez, que representó al Ministerio Público durante el debate, solicitó ocho de prisión por homicidio doloso, delito que va de ocho a 25 años, y en el caso de que el Tribunal desestime esa condena, solicitó la pena de 4 años por el delito de homicidio culposo, que va de uno a diez años.

El 16 de febrero de 2013, García Aliverti conducía su automóvil por la Panamericana en dirección a la ciudad de Buenos Aires y atropelló a Reinaldo Rodas, quien se dirigía en bicicleta a su lugar de trabajo.

A causa del impacto, la víctima atravesó el parabrisas y quedó muerto en el asiento del acompañante, mientras que el conductor siguió su marcha durante 17 kilómetros hasta que fue detenido en la estación de peaje.

Horas después, García fue liberado tras someterse a un test de alcoholemia que se le practicó con la pipeta y arrojó que tenía 1,45 gramos de alcohol en sangre, casi el triple de lo permitido.

Hace 40 días, cuando fueron los alegatos, Corina, una sobrina de la víctima, había dicho: "Este hombre [por García] nunca estuvo detenido, a pesar de las pericias que se le hicieron. No puedo creer lo cobarde que es. No puedo creer que no tengamos paz después de cuatro años".

Según la agencia de noticias DyN, antes del juicio oral, al que también llegó en libertad, García había reconocido que hubo un "ofrecimiento económico" a la viuda, aunque argumentó: "Fue por la parte civil y para llegar a un arreglo en ese sentido, no para que se callara". La querella tiene siete días para apelar el fallo y se estima que se solicitará que García sea enviado a prisión.

Te puede interesar