Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ex jefe médico de Mo Farah lo defiende aunque admite un error

Habló de lapsus ante la Comisión de Cultura y Deporte por la omisión de informar sobre una inyección que le aplicaron al somalí nacionalizado británico

Mo Farah no escapa a las sospechas
Mo Farah no escapa a las sospechas.
Martes 25 de abril de 2017 • 15:25
0

(dpa).- El ex jefe médico de la Federación Británica de Atletismo Robin Chakraverty defendió a Mo Farah de las acusaciones de doping en una comparecencia ante el Parlamento, aunque reconoció haber tenido un olvido en la presentación de la documentación sobre el cuádruple campeón olímpico.

Chakraverty dijo el miércoles pasado ante la Comisión de Cultura y Deportes que Farah recibió en 2014 una inyección de 13,5 mililitros del suplemento L-Carnitina, pero aseguró que está dentro de los valores permitidos. Hasta un máximo de 50 mililitros del suplemento en un plazo de seis horas no es considerado doping. La L-Carnitina suele ser utilizada para acelerar la quema de grasas y los procesos de recuperación tras grandes esfuerzos físicos.

Dr Chakraverty
Dr Chakraverty.

Chakraverty, sin embargo, reconoció ante el Parlamento británico que la inyección no fue registrada debidamente y habló de un "lapsus". El jefe médico explicó que al ser responsable de 140 atletas olvidó registrar la inyección en las actas de Farah.

El hecho fue conocido tras el hackeo a un informe de la agencia antidoping de Estados Unidos (USADA) y su posterior divulgación.

Farah, campeón olímpico en los 5.000 y 10.000 metros en los dos últimos Juegos Olímpicos, se vio envuelto en acusaciones de doping en los últimos tiempos, pese a que jamás dio positivo. "Soy un atleta limpio que nunca ha roto las reglas respecto a sustancias, métodos o dosis y es triste que una parte de los medios, pese a los hechos limpios, continúe intentando asociarme con acusaciones de abuso de drogas", dijo el atleta británico en un comunicado a fines de febrero.

Según medios británicos, el entrenador de Farah, Alberto Salazar, abusó en la prescripción de medicamentos para sus atletas y utilizó infusiones prohibidas para mejorar el rendimiento en su centro de entrenamiento en Estados Unidos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas