Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La sobrina del juez Canicoba Corral manejó más de U$ 1 millón con una offshore

Una denuncia acusa al magistrado de haber recibido sobornos por el caso del "Caballo" Suárez a través de esa firma registrada en Islas Vírgenes

Domingo 23 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Leyra Company LTD, la sociedad offshore que integra la sobrina del juez federal Rodolfo Canicoba Corral , manejó bienes por más de un millón de dólares para realizar operaciones financieras en Suiza y en los Estados Unidos. La firma, que es investigada por la Justicia por el supuesto pago de sobornos para el magistrado, fue registrada en las Islas Vírgenes Británicas en abril de 2015 y permanece activa.

La información se desprende de los documentos de Panamá Papers que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung compartieron con LA NACION. María Yamila Tejada y su madre, Emilia Inés Durbano -familiares políticas del juez- aparecen como accionistas de Leyra Company.

La denuncia que investiga la Justicia señala que en diciembre de 2015, antes del cambio de Gobierno, el sindicalista Omar "el Caballo" Suárez habría acordado con Canicoba Corral su excarcelación (que nunca se concretó) a cambio de un millón de dólares.

El dinero -siempre según la denuncia- habría sido depositado en Uruguay por la mujer del juez, Ana María Viviana Tejada, en una cuenta conjunta con María Yamila Tejada. Y detalla que "fue blanqueado en la compra de lotes para la sociedad panameña Leyra Co. Ltda. en Pueblo Nuevo, Maldonado, a la firma Solycor SA de Uruguay." Supuestamente esa empresa aparece como dueña de la casa del juez, en Vicente López, y de otras propiedades en la ciudad de Buenos Aires.

"No tenemos, ni mi esposa ni yo, ninguna cuenta en el exterior, ni ninguna relación comercial con mi sobrina política y la cuenta que tiene con su madre", dijo Canicoba Corral a LA NACION. Este diario también intentó contactarse -sin éxito- con María Yamila Tejada, 28 años, para consultarle por el origen de los fondos que operó en la sociedad offshore.

Tejada y su madre se pusieron en contacto con el estudio uruguayo Global Trends para abrir Leyra Company en las Islas Vírgenes, con la colaboración de los agentes de Mossack Fonseca. Además de los familiares del juez, también aparecen como accionistas de la firma Elina Beatriz Degrossi y Clara Inés Campanelli. Las accionistas comparten, además, negocios en Buenos Aires: son dueñas de Milbet SA, una empresa que presta servicios médicos en reconocidos sanatorios porteños.

Antes de poner en funcionamiento Leyra Company, las autoridades de las islas Vírgenes exigieron algunos detalles sobre la sociedad. Por ejemplo, cuando le pidieron una estimación del valor de los bienes que administra la firma, las accionistas eligieron la más alta: "un millón de dólares o más". Y agregaron que se dedicarían a actividades financieras en Suiza y Estados Unidos. Pero fueron mucho más restrictivas con la información cuando se les preguntó por el origen de los fondos.

Lotes en Uruguay

Después de conocerse el contenido de la denuncia, Canicoba Corral explicó que Solycor es una sociedad uruguaya que utilizó para la compra de unos lotes en ese país en 2009, que aparecen informados en sus declaraciones juradas. Es un terreno de 1236 m2 en Rocha, cuya cotización fiscal declaró en $ 60.000.

El resto de su patrimonio declarado se limita a un porcentaje minoritario de una casa en Vicente López, de 1200 m2 , que compró en 2010 con un préstamo hipotecario, con un valor fiscal de $ 487.000. También declaró depósitos bancarios por $ 800.000 y un Audi, modelo 2001.

La denuncia contra Canicoba Corral registró algunos incidentes. Giorgi, uno de los denunciantes, enfrentado con Suárez en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), dijo que le falsificaron la firma y que él no denunció nada. Por otro lado, el abogado que supuestamente lo patrocinaba está muerto desde hace un año.

El SOMU está intervenido por orden de Canicoba Corral desde el 18 de febrero de 2016. Sin embargo, la intervención, liderada hasta marzo por el macrismo, jamás tuvo injerencia en la obra social del SOMU, una de las cajas más jugosas del gremio. Canicoba Corral ubicó allí a tropa propia, como lo son Pablo Garrido y Sergio Ramiro Tejada, su cuñado.

"¿Por qué no es ético trabajar con un familiar? Lo propuso la Superintendencia de Salud. Él trabajaba ahí, es un muchacho muy formado y a mi me servía. Necesitaba a una persona de confianza para meterme en esa cueva", sostuvo el juez.

Con la colaboración de La Nación Data

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas