Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El periodismo vuelve al origen: historias de calidad y ojo crítico sobre el poder

El Simposio Internacional de Periodismo Digital (ISOJ) realizado esta semana en Austin, Estados Unidos, reunió a grandes medios de comunicación y proyectos independientes de más de 37 países del mundo

Domingo 23 de abril de 2017 • 18:39
El Simposio Internacional de Periodismo Digital (ISOJ) reunió a grandes medios de comunicación
El Simposio Internacional de Periodismo Digital (ISOJ) reunió a grandes medios de comunicación. Foto: Mary Kang
0

Nunca hubo una mejor época para ser periodista y, a la vez, con mayores obstáculos. Es una de las principales lecciones que ofreció el ISOJ (por sus siglas en inglés), uno de los simposios de periodismo más prestigiosos del mundo que se realiza todos los años en la ciudad norteamericana de Austin, organizado desde hace 18 años por el Knight Center for Journalism in the Americas en la Universidad de Texas.

El padre espiritual -y material- de la conferencia es el periodista y docente brasileño Rosental Calmon Alves, ganador del premio Maria Moors Cabot de la Universidad de Columbia, consejero de diferentes organizaciones de medios y pionero del periodismo digital en la región.

En la actividad, profesionales de prensa de todo el mundo coincidieron en la necesidad de apostar sin pausa por el periodismo de calidad como motor para vincularse con las necesidades de las audiencias. "El contenido clickbait (los contenidos cebo que atraen las visitas pero son enemigos de la frecuencia y la recurrencia) y las páginas vistas pasaron de moda", lanzó el periodista catalán Ismael Nafría, autor del libro "La reinvención de The New York Times ", de reciente publicación.

En el simposio de Austin participaron periodistas de más de 37 países
En el simposio de Austin participaron periodistas de más de 37 países. Foto: Mary Kang

En esta edición, pasaron por el escenario principal del Blanton Museum -sede habitual de la conferencia- grandes referentes del periodismo digital de todas las épocas como el periodista, profesor y bloguero norteamericano Jeff Jarvis, el ex Washington PostJim Brady, el ex The Guardian y The New York TimesAron Pilhofer, la fundadora y publisher de Vox Media, Melissa Bell, Lydia Polgreen -Editora jefa del Huffington Post-, y Jim VandeHei, CEO y cofundador de Axios.

"Mi deseo para el próximo año es que las redacciones salgan para afuera ahora que estamos intentando conocer a las audiencias con más profundidad", afirmó Jarvis, quien además pidió una fuerte autocrítica a los medios norteamericanos por los resultados electorales en su país y la llegada de Trump a la presidencia. Y completó: "Ha habido un enorme progreso de transformación interna y ahora es el momento de conectar con esas necesidades exteriores. Hay hambre de progreso e innovación".

Por su parte, Bell también pidió una autocrítica, pero más precisamente porque los productos periodísticos no satisfacen las necesidades actuales: "Hace seis meses que estoy enojada porque no le encontramos la vuelta, es culpa nuestra, hacemos productos que la gente no usa". Para la periodista ese enojo debe ser el verdadero motor del cambio: "entender a la perfección a la audiencia, pensar modelos para que sean atractivos y dejar de ser poseedores de la verdad para convertirse en buscadores de la verdad".

La Argentina tuvo presencia en el programa principal del seminario a través de la directora ejecutiva de Chequeado.com y columnista de LA NACION, Laura Zommer, quien participó del panel sobre verificación de datos y control del discurso público, junto con colegas de PolitiFact, Poynter y Buzzfeed. "La respuesta a este contexto complejo no está en pensar en medios tradicionales vs. noticias falsas (fake news) originadas por populistas, mercenarios o graciosos, sino rescatar un nuevo contrato de lectura con la ciudadanía, mucho más abierto, transparente y preciso", sostuvo Zommer.

Entre las principales conclusiones del simposio, hay que señalar:

La importancia de conocer muy bien a las audiencias para establecer una relación sincera y profunda basada en el periodismo de calidad.

Ese vínculo renovado requiere que los medios ofrezcan historias interesantes de manera adecuada, original, atractiva y adaptada a los gustos e intereses de los usuarios.

Buscar nuevas formas de contar a través de plataformas y formatos que sorprendan. Los podcasts (micro programas de radio digitales) ya son una gran apuesta de algunos grandes medios como el NYT, Vox, Politico, The New Yorker y NPR, entre otros. Los bots son un nuevo modo de conversar punto a punto con los usuarios. Y la realidad aumentada y virtual junto con los videos 360 ofrecen opciones inmersivas al contenido con un público mucho más preparado para consumirlo a través de sus dispositivos móviles y sus conexiones 4G.

El móvil ya es la vía más habitual de consumo, por lo que hay que construir productos digitales que satisfagan esta experiencia.

La creación de productos editoriales exitosos requiere de un trabajo en conjunto con las áreas de negocios y tecnología.

Hay una nueva ola de transformación digital en los medios mucho más vinculado a la apertura de las redacciones hacia otros perfiles profesionales y una reaplicación de los equipos existentes a las nuevas necesidades.

El PERIODISMO (con mayúscula) ha vuelto con fuerza. Medios de diferente envergadura están obligados a recordar (y recuperar) el rol clave de comunicador de historias relevantes para la ciudadanía y obligar a los poderes de turno a dar cuenta de sus actos.

El simposio se cerró hoy con el décimo Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital, un encuentro que reúne a los principales directores y editores de medios digitales en habla hispana y portuguesa, que este año contó con la presencia y el testimonio de Miguel Otero, presidente Editor de El Nacional de Venezuela, uno de los diarios más perseguidos y atacados por la presidencia de Nicolás Maduro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas