Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sebastián Gil Miranda: "Utilizo la fotografía como una herramienta de cambio social"

Está especializado en temáticas humanitarias y cuenta las historias de los grupos más vulnerables

Lunes 24 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Gracias a que se animó a reinventarse, Sebastián Gil Miranda es hoy un fotógrafo documental dedicado a temáticas humanitarias. Hasta sus 33 años se había recibido de psicólogo, era profesor universitario y dirigía teatro. Después de unas vacaciones en Cuba, se dio cuenta de que lo suyo era la fotografía con compromiso social y cambió su vida.

Ganó importantes premios internacionales, es fundador y miembro de Photographers for Change, director del proyecto fotográfico colectivo World Cup durante la Copa Mundial FIFA Brasil y cocreador del proyecto social Inside Light Project, con niños refugiados en la isla de Lesbos, Grecia.

En 2014 conoció a Tuany Nascimento y a su proyecto de ballet "Na Pontas dos Pés" , y se involucró de lleno. Además trabaja activamente de la mano de otras organizaciones sociales, en temas de derechos humanos, usando su trabajo como medio de cambio social.

-¿Cómo arrancaste con esta aventura?

-A la fotografía llegué de manera azarosa y también por la mixtura que fui haciendo durante toda mi vida. Me compré una cámara hace siete años cuando estaba en pareja y viajábamos mucho. Empecé a sacar fotos y desde el primer momento me di cuenta de que no me llamaba la fotografía turística, sino contar historias. Hice un curso básico de fotografía y todo lo demás lo aprendí en el terreno, haciendo uso de mis conocimientos previos de arquitectura, música, literatura y artes dramáticas. Cuando agarré la cámara ya tenía todo el resto de las herramientas. Sólo necesitaba saber en dónde apretar.

-¿Cómo elegís qué historias contar?

-Más que fotógrafo o fotoperiodista, utilizo la fotografía como una herramienta de cambio social. Trabajo en temáticas humanitarias, me involucro en las historias. Descubrí en la fotografía una suerte de situación idílica porque ahí encontré todo lo que me gustaba hacer: viajar, conocer culturas, comprometerme socialmente y disponer de mi tiempo.

-¿Vivís de la fotografía?

-La fotografía no es mi medio de vida. La idea siempre fue tener otra actividad económica de la cual vivir para poder elegir libremente los proyectos sociales en los que me quería involucrar.

-¿Qué lugares fueron los más interesantes para hacer fotos?

-Estuve en Cuba, la India, algunos países de África, en Haití después del terremoto, en Río de Janeiro durante el Mundial, en la isla de Lesbos en un campo de refugiados y también en villa La Cárcova, en Buenos Aires.

-¿Cómo la conociste a Tuany y a su proyecto?

-Fue cuando estaba haciendo el World Cup, en 2014. Fui a ver el proyecto y es increíble. No podés no quedar maravillado. Ella es una persona impresionante. Tiene 23 años, pero tenía 17 cuando arrancó con esto.

-¿Cuál fue tu aporte desde la fotografía?

-Con un amigo periodista le hicimos algunas notas que salieron en diferentes medios del mundo como The Guardian y L'Observateur. Conseguimos hacer conocer su historia, que es lo más importante. Entre otras cosas, eso trajo algunas donaciones para el centro comunitario que estamos construyendo, que las chicas pudieran bailar en diferentes lugares y que mañana Tuany venga a hablar en el Human Camp.

Para saber más

Insight Proyect

www.insidelightproject.org

Photographers For Change

photographersforchange.org

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas