Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Inteligencia artificial: la ficción del deporte se hizo realidad

Martes 25 de abril de 2017
El deporte y la tecnología: el golf no es la excepción
El deporte y la tecnología: el golf no es la excepción. Foto: Captura TV
0

Sergio García y Justin Rose juegan su desempate en el Masters de Augusta. Los espectadores contienen su respiración. García está cerca de ganar su primer Major luego de 73 intentos. Una métrica interesante para considerar en ese momento. Mientras el mundo del golf sigue atento el desenlace, entre las magnolias y azaleas del trazado de Augusta, hay infinidad de sensores y cámaras que captan información sobre el entusiasmo de la gente, la ubicación de los golfistas y cantidades enormes de datos que desembocan en una habitación en la que cobra vida Watson, el primer sistema de inteligencia cognitiva aplicado al golf. Una experiencia 360 de inmersión absoluta en un acontecimiento deportivo. García ganó su primer torneo grande justo cuando el golf, desde un escenario tradicional y algo conservador, daba un paso firme hacia el futuro más disruptivo del deporte.

"Inteligencia cognitiva es poner inteligencia adicional al servicio de las decisiones que tomamos los humanos. No apunta a tomar decisiones per se, sino a extender las capacidades para que decidamos sobre algo que nos importa. Es inteligencia artificial, tal como se la conoce en el mercado y por la mayoría de la gente", cuenta Diego Calegari, Chief Information Office de IBM en Argentina, la compañía creadora de Watson. Augusta fue el campo de acción de esta innovación en el deporte. "Se montó una habitación con pantallas 360 para seguir el torneo. Al ingresar a la sala, Watson reconoce al usuario y puede dialogar con él. A partir de las preferencias y los gustos de esa persona, se puede personalizar la experiencia para seguir un torneo. La inteligencia cognitivia permite, por ejemplo, que un fanático de Phil Mickelson quiera ubicarlo en tiempo real en el torneo y gracias a la geolocalización, Watson, en milésimas de segundos, puede mostrarlo en pantalla y brindar toda la información relevante que se requiera sobre él. O sobre la marcha del torneo en el hoyo 10. Es una experiencia 360 en la que se combinan imágenes, información en tiempo real de lo que sucede en el torneo y que se adapta al perfil de quien la demanda", describe Calegari.

Watson es un sistema de inteligencia cognitiva que se construye y aprende durante su existencia. Recibe datos en diferentes formatos (video, audio), los convierte a texto, los procesa y contrasta con la información de sus archivos y entrega respuestas inmediatas. En el caso del seguimiento de un evento deportivo, se convierte en un analista más. "Ofrece un análisis puntual y técnico, pero no conceptual. Entrega datos de seguimiento de un torneo y diferente a lo que podemos señalar los humanos. En otras palabras: Watson jamás podría explicar porqué Manu Ginóbili se transformó en Manu Ginóbili. No hay forma de cuantificar lo emocional. No mide lo intangible, sólo entrega patrones y analíticas de respuestas que permiten, finalmente, tomar decisiones".

Toronto Raptors es otra organización asociada a IBM para el desarrollo de la inteligencia cognitiva. La franquicia de la NBA usa el sistema para que la "big data" le ofrezca soluciones a sus necesidades. El acercamiento se produjo cuando Luis Scola todavía integraba ese plantel. "Llevamos casi dos años de trabajo con Toronto Raptors, un equipo que ha crecido en los últimos tiempos y que fue muy elogiado en los drafteos y por sus negociaciones con jugadores y equipos. Todos los equipos de tienen métricas confiables hacia adentro, pero hoy el básquet de la NBA mira más lo internacional y precisa como siempre la información de los equipos universitarios. Todo eso tiene un dimensión gigante. Watson permite cruzar toda la data disponible para que luego el cuerpo técnico y los dueños obtengan patrones de respuesta para sus decisiones: rendimiento de los jugadores de local y visitante; rendimiento de un base en pérdidas de pelotas y jugadas que terminan en puntos para el equipo. La tecnología permite captar información y procesarla para sacar cosas útiles. La inteligencia cognitiva apunta a eso".

El otro campo de acción elegido por la compañía apunta al ecosistema de los acontecimientos deportivos. Estadios como el de Miami Dolphins en la NFL y el US Open de tenis permiten manejar la información relevante para los fanáticos y mejorar su experiencia en vivo. Se pueden conocer sus gustos y sus necesidades. El US Open es un torneo considerado disruptivo, escenario ideal para mostrar la capacidad del sistema. En 2016 contrataron al DJ James Murphy para crear música surgida de la captura de sonidos del impacto de los jugadores y la exclamación del público. Los sonidos se transformaban en datos de un algoritmo que luego Murphy usaba para componer sus mezclas tituladas US Open Sessions. Una evolución del uso de las métricas del juego que le permitieron a Watson predecir con gran acierto los resultados de los partidos.

¿Podrá la inteligencia cognitiva en el deporte estar al alcance de cualquier fanático en poco tiempo? "Las experiencias con la tecnología se asemejan a lo que sucede con los autos de concepto en los Salones de Automóviles: algunas cosas son posibles de implementar y se incorporan a la fabricación de los modelos de las marcas. Otras quedan para más adelante. Mi impresión es que de acá a 10 años, un living de una casa, puede ser el escenario de una experiencia con Watson. Por el momento requiere de mucha inversión, de alta infraestructura y no es accesible para un público masivo", completa Calegari.

Sergio García, a los 37 años, finalmente sintió en su piel el significado de ganar en Augusta. Su pulso en el último tiro captado por GPS, la respiración del público procesado por sensores escondidos en las flores y el sonido del triunfo analizado como información relevante, son indicadores de que la inteligencia artificial en el deporte ya no es un deseo futurista. Decide compras y elecciones de jugadores en la NBA, tácticas de juego en el tenis, anticipa gustos de los espectadores y deja la sensación de que todo lo vimos durante décadas por televisión, hasta acá, fue sencillamente poco y nada.

Augusta: el primer sistema de inteligencia cognitiva aplicado al golf

US Open: los sonidos de los tenistas y los espectadores transformados en un algoritmo que permite componer música

Toronto Raptors: el uso de la inteligencia cognitiva sirve para elegir jugadores del plantel

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas