Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un estudiante de arquitectura construirá un espacio educativo hecho de palma y bambú

Lo hará en una comunidad campesina de Santiago del Estero y es un espacio destinado a los niños de hasta 5 años

Lunes 24 de abril de 2017 • 17:25
El diseño de Daniel Giannoni es para un espacio educativo destinado a niños de hasta 5 años
El diseño de Daniel Giannoni es para un espacio educativo destinado a niños de hasta 5 años. Foto: Render de Giannoni
0

Cerca de Villa Ojo de Agua, en la provincia de Santiago del Estero, está el predio de la Universidad Campesina (Unicam), un proyecto educativo del movimiento campesino. Para ese lugar, un estudiante de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba planea construir un módulo para la educación inicial de los niños, construido con cañas de bambú y hojas de palma silvestre.

El proyecto es la tesis de Daniel Giannoni, un estudiante de origen santiagueño. Se denomina Huahua yachaspá, que significa "niño sabiendo", y es un edificio con forma ovalada destinado a los niños de la comunidad.

"Con un grupo de seis compañeros estamos trabajando desde hace dos años con el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase), que tiene un proyecto de educación popular que se llama Unicam", cuenta Daniel al medio La Voz del Interior.

Técnicamente, es una plataforma circular pensada para el diálogo, el encuentro y la formación colectiva. Posee distintas alturas interiores que permiten la mezcla del intercambio de ideas, la circulación, el guardado de objetos, el desayuno y la merienda, la siesta y el juego.

Está pensado para construirse con materiales que la comunidad está acostumbrada a manipular, como la piedra, el cemento y la hoja de palma silvestre. El elemento exótico son las cañas de bambú, que se utilizan para la estructura. La hoja de palma funcionará de cubierta, el cemento como asiento y la piedra para fundar.

"Las cañas las comenzamos a plantar, porque una de las ideas es que sea un modelo repetible. De esta especie de "huevito", en otra etapa se desprenden tres mangas y se conecta a otro módulo similar", detalla el estudiante. Para este proyecto, usará bambú donado de la provincia de Tucumán.

"Es un modo productivo con una lógica de diseño comunitaria. Tenemos reuniones con el grupo de formadores de los niños, hacemos actividades con esos chicos y con sus padres. A su vez, tenemos reuniones con toda la comunidad, en las que se toman las decisiones. A partir de esos encuentros, comienzo a buscar ejemplos de obras para mostrar y debatir. La decisión no la tomo como arquitecto, sino como parte de la comunidad", subraya.

El proyecto está en la etapa previa al inicio a la obra. Por estos días, Daniel viajará a la Unicam para elegir, junto con la comunidad, el sitio específico donde se va a implantar este módulo. Y si es posible, comenzarán a excavar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas