Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nahuel Barrios, el inesperado héroe de 1,56m que le dio de cabeza a San Lorenzo el festejo que tanto necesitaba

Con la continuidad de Aguirre bajo la lupa, el azulgrana venció por 2-1 a la Universidad Católica y celebró su primer triunfo en la Copa; Blandi anotó el primer tanto

Martes 25 de abril de 2017 • 07:28
0
Barrios celebra el gol de la victoria azulgrana
Barrios celebra el gol de la victoria azulgrana. Foto: AFP

No le sobró nada a San Lorenzo, y de hecho recién pudo festejar con el último pitazo del árbitro, pero el Ciclón continúa vivoen la Copa Libertadores, a la vez que le dio un respiro al entrenador Diego Aguirre. En el Nuevo Gasómetro, el Ciclón derrotó por 2-1 ala Universidad Católica de Chile, por la cuarta fecha del Grupo 4, y todavía continúa último, pero al mismo tiempo está a dos unidades de la vanguardia, en un grupo parejo.

Sin embargo, en la fría y lluviosa noche del Bajo Flores, la figura entró a pocos minutos del final, de manera providencial. Ya la Católica había empatado el partido, cuando el uruguayo Aguirre, a los 39 del segundo tiempo, envió a la cancha a Nahuel Barrios en lugar de Fernando Belluschi, en medio de los silbidos de impaciencia. El pibe, de 18 años y de 1,56m de altura, respondió enseguida: anotó el 2-1 con un cabezazo por el segundo palo, tras recibir un centro de Merlini y con un buen pase previo de Ortigoza. Aguirre lo gritó como todo San Lorenzo, con desahogo, con furia, quitándose de encima las frustraciones por resultados -y rendimientos- por debajo de lo esperado en los últimos tiempos.

"Hoy estoy soñando despierto. No lo puedo creer, no caigo. Hace tres partidos que vengo concentrando y Aguirre me dio la oportunidad de jugar por primera vez frente a Universidad Católica. Estoy feliz por esto. Cuando era chico, la gente me hablaba del físico, pero yo seguí y seguí, no importó lo que me decían, más allá de que ya había hecho goles de cabeza en las divisiones inferiores. Esta vez tuve que saltar", contó Barrios, el chico que desató la locura en el Nuevo Gasómetro, y que disfrutó, seguramente, un debut de ensueño.

Merlini, que tiró el centro para el cabezazo goleador, contó: "Ojalá que Nahuel me siga sacando protagonismo en todos los partidos. Somos una camada en la que venimos jugando juntos y nos conocemos desde la reserva. Y los grandes nos dan el apoyo". La gente terminó coreando: "Vamos vamos los pibes"...

Por su lado, Nicolás Blandi, autor del primer gol, analizó este momento: "Es una satisfacción, nos merecíamos un triunfo así por lo que trabajamos. A veces las críticas son injustas, porque San Lorenzo es un equipo que viene peleando en todos los frentes desde hace cuatro años. Se fueron muchos jugadores experimentados y claves; ahora, los chicos del club vienen ayudando y estoy seguro de que vamos a seguir dando pelea. Este partido era clave. Interiormente no tenemos las dudas que quieren instalarse desde afuera. A veces las cosas no pueden salir bien, pero insisto: vamos a dar mucha lucha". Y San Lorenzo, aun lejos de brillar, pero con mucho empuje, sigue vivo en la Libertadores.

El 1-0 del Ciclón

El empate de la Católica

El 2-1 de San Lorenzo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas