Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reapareció Moyano con bloqueos y paros aislados para captar más afiliados

Mantiene un conflicto por 300 choferes de SanCor y paralizó una distribuidora de Cotar

Martes 25 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
Foto: Archivo

El Gobierno se equivocó si creía tener a Hugo Moyano neutralizado. Por orden de Pablo Moyano , el hijo del jefe de los camioneros, un grupo de militantes de su gremio bloqueó durante cinco días la planta de distribución de la firma láctea Cotar, en Villa Tesei, provincia de Buenos Aires. El conflicto, en menor escala, guarda semejanzas con el derrumbe de SanCor, un gigante de la misma industria por el que todavía se exploran diferentes vías para su rescate.

El sindicato de los camioneros activó ayer un paro nacional de la rama lácteos como parte del plan de lucha por la estabilidad laboral de los 300 choferes que representa en SanCor. Pero la huelga también fue para aumentar la presión en la resolución de la pulseada con Cotar, en donde se cuela un viejo reclamo de los Moyano: el encuadre sindical de aquellos trabajadores que se desempeñen en tareas de logística. Aquí, el pedido es para afiliar bajo el convenio colectivo 40/89 a unos 20 empleados que están representados por el Sindicato de Empleados de Comercio.

El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires actúa como intermediario y citó a las partes para el 19 del mes próximo, para verificar si es que se cumplió el pacto para modificar el encuadre gremial y que pasen a ser afiliados de camioneros.

"Tuvimos la distribuidora bloqueada casi una semana. Finalmente, unos 20 empleados cambiarán del convenio de Comercio al de camioneros. Negociamos bajo presión y extorsión", dijo a LA NACIÓN Claudio Rafaniello, gerente de distribución de Cotar en la provincia de Buenos Aires.

Como aliado del kirchnerismo y gracias a una reforma estatutaria convalidada en 2003 por el Ministerio de Trabajo de la Nación, Moyano logró multiplicar sus adherentes hasta convertir su sindicato en uno de los más poderosos del país. La ex viceministra laboral Noemí Rial definió por entonces al jefe de los camioneros como un "Pac-Man", por el modo compulsivo de quitarles afiliados a otros gremios.

A partir de 2012, cuando Moyano oficializó su ruptura con Cristina Kirchner, el Ministerio de Trabajo dejó de avalar la estrategia del camionero y así se abrió una saga de conflictos por encuadramiento que todavía hoy persisten.

El ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, hace equilibrio ante las presiones de Moyano. Por un lado activó un canal de negociación para negociar una baja de la carga del impuesto a las ganancias en las horas extras y días feriados de los trabajadores del transporte. Y por el otro intenta contener los avances de Moyano para captar afiliados de otras actividades.

"Moyano, por ahora, no se fue de pista, a pesar de algunas amenazas de su hijo Pablo con el conflicto [de encuadramiento gremial] de Gate Gourmet", reflexionaron hace poco cerca de Triaca. El funcionario se refirió así a la pulseada por los afiliados de Gate Gourmet, una empresa de catering que aprovisiona a los aviones y cuyo conflicto por el encuadramiento sindical de sus empleados llegó hasta la Corte Suprema, con un dictamen en contra de las pretensiones del jefe camionero.

El endurecimiento de los Moyano por ahora alcanza a la industria láctea, con SanCor y Cotar como los dos frentes más visibles. Sin embargo hay aún disputas abiertas con otros sindicatos, como el de Tintoreros, Alimentación y Comercio. El afán por sumar afiliados agrega tensión a la convulsionada interna de la CGT.

Contra los despidos

Pablo Moyano

Sec. adjunto de camioneros

"En SanCor hay un plan de ajuste a costa de los trabajadores, están preparando un vaciamiento. El paro es en contra de las despidos"

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.