Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La vuelta del capitán en un momento clave: ¿existe una Gago-dependencia en Boca?

Pintita, hoy uno de los imprescindibles del equipo de los Barros Schelotto, volvió a entrenarse y es casi un hecho que retornará el domingo frente a Arsenal; ante la falta de fútbol del equipo, Guillermo lo necesita de manera urgente

Martes 25 de abril de 2017 • 12:18
0
Todo indica que Gago volverá el domingo, para alivio de Guillermo
Todo indica que Gago volverá el domingo, para alivio de Guillermo. Foto: Archivo

La selección argentina, a través de los bajos rendimientos de algunos jugadores de los que se espera más, es la fundadora de una expresión que ya se convirtió en una costumbre de análisis: ser Messi-dependiente. Lo evidencian los números del equipo durante las actuales Eliminatorias mundialistas: sin el crack del Barcelona sacó apenas 7 de 24 puntos; cuando jugó, cosechó 15 de 18. El funcionamiento directamente no tiene forma cuando Leo no está, las cosas sin él se hacen cuesta arriba, no contar con él significa un bajón anímico en el grupo y los rivales sacan ventajas con el aprovechamiento del combo.

En la misma sintonía, todo, o casi todo, le sucedió a Boca con la ausencia de Fernando Gago , que esta mañana se reintegró al grupo durante buena parte del entrenamiento, tras haberse perdido cuatro partidos por un desgarro en el recto anterior derecho, tiempo suficiente para que su equipo ponga en riesgo la punta del torneo.

¿Cómo le fue a Boca mientras su capitán no estuvo?

El balance es negativo. Se podía predecir que a Boca le iba a costar sin su mayor emblema por un suceso muy básico. Cuando regresó de su grave lesión en el tendón de Aquíles izquierdo, el Nº 5, fue el principal responsable de la mejor versión futbolística desde que llegaron los Mellizos, colocando a Boca en la cima del torneo a fines de 2016, en una seguidilla que era fundamental para confirmar las aspiraciones boquenses en el torneo: 2-1 a San Lorenzo, victorias 4-2 a Racing y River, y el 4-1 a Colón que cerró el primer tramo del campeonato.

¿Cómo le fue desde la obtención de puntos? El análisis más optimista podría indicar que los hombres de Guillermo sacaron puntos en todos los compromisos en los que faltó Pintita: derrotó a Defensa y Justicia 1-0 y a Vélez 3-1, e igualó ante Patronato (1-1) y Atlético Rafaela (0-0). Sin embargo, su trascendencia en el equipo es tan grande que las estadísticas son certeras y no tienen desperdicio: Boca perdió más puntos a lo largo de los cuatro partidos en los que estuvo ausente (ganó 8 de 12) que en los siete partidos oficiales que disputó desde su recuperación (ganó 18 de los 21 en juego). Con Gago en cancha, el equipo xeneize sólo cayó 2-1 en la Bombonera ante Talleres, de Córdoba.

Foto: Ricardo Pristupluk

¿Y desde el juego? Solamente hizo un partido casi perfecto en su visita a Liniers, ante un rival muy apático que le facilitó demasiado las cosas al puntero del campeonato. Los tres compromisos restantes, ante rivales muy menores, no logró producir al menos algo de la dinámica, tranquilidad y sorpresa que el ex jugador del Real Madrid impone cuando hay que atacar, manejar los tiempos o salir desde el fondo con claridad.

Para suplirlo, Guillermo primero probó con alguien de características más cercanas a las de su capitán: Sebastián Pérez sólo pudo jugar ante los de Florencio Varela (luego se rompió los ligamentos cruzados de la pierna izquierda), donde no consiguió nada de lo proyectado. Fue el turno de Wilmar Barrios : si no fuera Gago el involucrado, se podría afirmar que el Tolimense se ganó el puesto. Tuvo intervenciones permanentes, y hasta se animó a brindar juego, para generar los aplausos y la relajación de la gente al saber que el lugar, ante cualquier imprevisto, está cubierto. No obstante, a la vez generó algunos problemas profundos unos metros adelante: la presión de la elaboración cayó sobre Pablo Pérez y Rodrigo Bentancur, que no estuvieron a la altura de la mayor responsabilidad y, por ende, la explicación del flojo momento futbolístico del equipo.

Gago volverá, pero el mediocampo preferido del entrenador de Boca no jugará ante Arsenal, el domingo a las 19.10: Pérez recibió la quinta amarilla y su lugar lo ocupará Barrios, que casi con seguridad se moverá de interior.

Los Mellizos recuperarán lo que siempre elogiaron de Gago: "Capacidad de pasarte de defender a atacar en sólo un segundo y con tan solo un pase". Es el momento justo de volver a contar con él: saben que Pintita puede rescatarlo rápido del hundimiento futbolístico para que otro rival de menor jerarquía no le haga perder tiempo en su camino al título antes de encarar una seguidilla clave: Estudiantes (V), River (L) y Newell's (L).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas