Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Benjamín Vicuña y Eugenia Suárez: "Trabajar juntos es una linda manera de acompañarse"

A pocos días de estrenar su nueva película, Los Padecientes, los actores reflexionan sobre cómo fue volver a compartir un rodaje

Miércoles 26 de abril de 2017 • 18:20
SEGUIR
PARA LA NACION
0

cerrar

La complicidad entre ellos es innegable. Si bien frente a las cámaras se muestran pudorosos, cuando estas se apagan se sueltan y dejan entrever la magia. "Me parece que pasamos demasiado tiempo juntos, ¿no?", dice Eugenia Suárez cuando alguien del equipo le hace notar que hizo el mismo chiste que Benjamín Vicuña había expresado unos minutos antes de que ella entrara a la habitación. A pesar de que las entrevistas se realizan por separado, ambos presencian el momento en el que el otro habla en exclusiva con LA NACION, y entre una nota y otra se muestran compinches y enamorados.

Faltan apenas unas horas para que se estrene Los Padecientes, la última película que filmaron juntos, y ese es el motivo del encuentro. El film cuenta la historia de Pablo Rouviot (Vicuña), un reconocido psicoanalista que recibe el pedido de ayuda de Paula Vanussi (Suárez) que quiere demostrar que su hermano Javier (Nicolás Francella), acusado de asesinar a su padre, es inimputable por los trastornos psiquiátricos que padece. Desconfiado de la versión oficial, Rouviot comienza una investigación para descubrir la verdad que lo lleva a descubrir un siniestro y oscuro pasado familiar

-¿Cómo llegó el guión a sus manos y cómo reaccionaron al leerlo?

Benjamín: -La idea llegó hace ya dos años, luego tuve la oportunidad de leer la novela y eso dejó la vara más alta, porque es un gran libro. Con esa expectativa entré de lleno, con la curiosidad de ver como quedaba la versión cinematográfica que la verdad creció muchísimo. Tiene muy buenos personajes, muy buenos rulos, se maneja muy bien el suspenso, la acción... luego se armó este elenco maravilloso y acá estamos. Me gusta decir que es una película coral en donde hay muy buenos personajes y excelentes actores.

Eugenia: -Lo primero que pensé es ´siempre me llaman para estar en bolas´ - dice entre risas-., pero la verdad es que esto tenía que ver con otra cosa. Cuando leí el guión me fascinó: me encantó la historia, me encantó la posibilidad de volver a trabajar con Benjamín, con Ángela, el hecho de que se base en un libro de Gabriel Rolón a quien admiro y aprecio muchísimo. Era un personaje complicado y digamos que me cerraba por todos lados. Siempre digo que me gustan los desafíos, parece algo súper trillado, pero yo en la vida elijo siempre el camino más difícil, nunca el más fácil y creo que eso está bueno.

Eugenia y Benjamín junto al director de la película, Nicolás Tuozzo
Eugenia y Benjamín junto al director de la película, Nicolás Tuozzo. Foto: Gerardo Viercovich

-En tu caso, Benjamín, en el libro se pueden leer los pensamientos de tu personaje, que elabora todo en su cabeza. ¿Cómo fue componerlo y llevar a la pantalla todo lo que pasaba por la mente de este psicólogo?

-Pablo es una especie de alter ego de Rolón, psicoanalista y escritor, así que lo trabajé mucho con él y por supuesto con el director, Nicolás Tuozzo. Llevar adelante un personaje así es muy difícil, tuve que trabajar con la mirada. Le quemé la cabeza a los dos con eso y me dijeron que descanse en la cámara, que es lo que refleja el punto de vista, y efectivamente ahí estaba la clave. Había que trasmitir como piensa esta persona y cómo va buscando la verdad, porque en definitiva esta película se trata de eso, del debate moral de la verdad, de lo necesario que es aclarar cosas independientemente de los costos. Hoy estoy muy tranquilo porque se logró componer el mundo del personaje.

"Por ahí hay parejas que no funcionan compartiendo la vida laboral, o por ahí dentro de diez años te digo que preferimos encarar proyectos por separado, no tengo idea, pero hoy por hoy nos encanta y lo disfrutamos", dice Eugenia
"Por ahí hay parejas que no funcionan compartiendo la vida laboral, o por ahí dentro de diez años te digo que preferimos encarar proyectos por separado, no tengo idea, pero hoy por hoy nos encanta y lo disfrutamos", dice Eugenia. Foto: Gerardo Viercovich

-Tu personaje, Eugenia, también atraviesa situaciones muy difíciles y tiene una escena muy dura que impacta con su crudeza, ¿Cómo fue prepararlo e interpretarlo?

-La mejor parte para mí fue prepararlo, porque me encanta pensar. No soy actriz de método porque nunca estudié teatro, simplemente tengo la experiencia de ir trabajando por ahí, pero me gusta imaginarme personas reales que puedan estar atravesando esas situaciones. Me enfoco en cómo pensaría, cómo miraría esta Paula si existiera, como se vestiría, qué colores usaría, como hablaría... meterme de lleno en la cabeza de esa persona. Algo que me sirvió mucho fue hablar, tanto con Rolón como con Tuozzo. Por otro lado tengo que reconocer que me daba miedo filmar la escena de la violación, me parecía muy fuerte psicológicamente hablando y me sentía muy expuesta. Al principio me daba vergüenza, me agarró como un pudor pero Gabriel me ayudó con algo que dijo que es verdad, en ese momento lo erótico no está, no se va a poner la atención en el desnudo porque el espectador se va a horrorizar y no va a querer verla, pensar en lo horrible de ese momento me ayudó mucho a poder filmarla sin pudor.

-¿Cómo creen que lo puede llegar a tomar la gente?

Eugenia: -Creo que después de ver la película nadie va a salir de la misma manera que entró al cine. En general todo lo que le pasa a estos tres hermanos -al personaje de Ángela Torres, al de Nicolás Francella y al mío- es fuerte y creo que va a remover muchísimo. Y ojalá, por que no, ayude a mucha gente a denunciar, a animarse a hablar.

Benjamín: -Espero que esto sirva para que la gente pueda debatir, conversar en familia de algo que es doloroso, escandaloso, que muchas veces termina en las páginas policiales de los diarios, pero muchas veces también queda debajo de la alfombra, escondido en secretos familiares mal entendidos. Es una película que si bien entretiene, también conmueve, te invita a pensar y creo que eso es clave. No solo tiene una vocación comercial sino también una misión, películas como estas le pueden salvar la vida a alguien, suena pretencioso, pero ver algo así remueve conciencias y pueden liberar mentes.

"Yo la admiro mucho a Euge, me encanta su proceso como actriz. No me canso de decirlo, pero es una revelación cada personaje que interpreta", dice Benjamín
"Yo la admiro mucho a Euge, me encanta su proceso como actriz. No me canso de decirlo, pero es una revelación cada personaje que interpreta", dice Benjamín. Foto: Gerardo Viercovich

-Una vez más vuelven a trabajar juntos ¿Es algo que disfrutan o sienten que puede volverse difícil compartir tanto?

Benjamín: -Para mí es un placer, yo la admiro mucho a Euge, me encanta su proceso como actriz. No me canso de decirlo, pero es una revelación cada personaje que interpreta, cada desafío que toma, y en este caso es un papel en el que asumió muchos riesgos, con escenas muy duras y creo que eso es muy importante para su carrera.

Eugenia: -A veces puede sonar raro que trabajemos juntos, pero hay muchas parejas que lo hacen. Yo me acuerdo que mi odontólogo trabajaba con su mujer y con su hijo. Es lindo y si te llevás bien está bueno. Por ahí hay parejas que no funcionan compartiendo la vida laboral, o por ahí dentro de diez años te digo que preferimos encarar proyectos por separado, no tengo idea, pero hoy por hoy nos encanta y lo disfrutamos. Yo lo admiro mucho a Benja como actor y además me ayuda muchísimo, así que para mí es redondo por todos lados.

¿Les gustaría seguir compartiendo proyectos?

Benjamín: -Sí, en ese sentido no sé por qué parece algo tan exótico, existen muchas personas que deciden trabajar juntas, es una linda manera de acompañarse.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas