Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se busca: cuántos son los prófugos acusados de delitos contra la integridad sexual

Análisis de LA NACION DATA sobre información del Sistema de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas de la Argentina

Miércoles 26 de abril de 2017 • 02:26
SEGUIR
SEGUIR
LA NACION

A nivel nacional son alrededor de 40.000 las personas con pedido de captura por diversos delitos. De ese total, unos 1160 prófugos están acusados de delitos contra la integridad sexual, y de esos, 44 están acusados de más de un delito.

La información surge de un análisis realizado por LA NACION DATA sobre los datos del Sistema de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Co.Na.R.C.), del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. La base fue creada en el año 2009.

La gran mayoría de las personas que figuran en esa base acusadas por delitos contra la integridad sexual son hombres, aunque también hay 25 mujeres en la lista. Casi la mitad de los prófugos por estos delitos tienen entre 31 y 50 años.

En tanto, el 70% de los buscados por estos delitos son argentinos y la gran mayoría está acusado de abuso sexual, mientras que hay casi 100 personas acusadas de violación que están en esta lista.

cerrar

Cómo los buscan

En primer lugar, el pedido de captura dispuesto por la Justicia debe ser registrado por todas las fuerzas de seguridad: la Policía Federal, las fuerzas provinciales, la Gendarmería, la Policía Aeroportuaria y la Prefectura. Todas ellas deben contar con la información básica del prófugo: datos personales, una fotografía reciente, el hecho por el que se lo busca.

En muchos de los casos, la Justicia suele disponer también un pedido de captura internacional. Cuando esto sucede, la distribución de la imagen y los datos del prófugo se amplía, incluyendo a entidades policiales internacionales como Interpol .

En tanto, quien lleve adelante la causa en la cual está imputado, debe buscar al prófugo empezando por los lugares de su propiedad. Para esto, se hace un relevamiento de todos los domicilios registrados por la persona buscada. Esta búsqueda se realiza a través de bases de datos privadas y públicas. Los domicilios de facturación de teléfonos celulares y tarjetas también son clave.

Se intervienen los teléfonos del prófugo y de las personas con las que más comunicaciones haya mantenido durante el tiempo anterior a darse a la fuga.

Otro paso importante para la búsqueda es determinar si el prófugo dispone de vehículos. De ser así, se identifican y se dicta una orden de secuestro de sus autos ante la Dirección Nacional de Registro de la Propiedad Automotor. También se difunde esta información a las fuerzas de seguridad. Si el vehículo posee un sistema de rastreo satelital, se activa mediante orden judicial.

El prófugo necesitará alguna forma de sustento económico, al no poder recurrir a las entidades bancarias . Por este motivo, los investigadores deben estar al tanto de los movimientos monetarios de las personas más cercanas, por si solicita ayuda.

Recompensa

En algunos casos, se ofrecen recompensas para quienes ayuden a dar con el paradero de un prófugo. El Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia "BUSCAR" es el encargado de reunir información y aportarla al Poder Judicial en casos concretos.

Este programa, que originalmente administraba el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, desde el 2016, se encuentra hoy bajo la órbita del Ministerio de Seguridad.

En la actualidad existen 59 recompensas ofrecidas con el objetivo de colaborar con la captura de prófugos, de los cuales 22 son de delitos complejos y 37 de delitos de lesa humanidad.

En tanto, se encuentran en trámite para su pago 3 recompensas por la captura de tres prófugos por crímenes de lesa humanidad.

En esta nota:
Te puede interesar