Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ricardo Centurión: el clásico con River, su futuro en Boca y el trabajo con la psicóloga del club para mejorar su conducta

El delantero, que se recupera de un esguince de rodilla, sueña estar desde el arranque en el superclásico; sobre su futuro, fue contundente: "Estoy muy feliz y me quiero quedar acá"

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 26 de abril de 2017 • 18:12
Ricardo Centurión, una pieza determinante para Boca
Ricardo Centurión, una pieza determinante para Boca.
0

La pelota en sus pies generaba que los hinchas en la Bombonera levantasen el mentón para estirar el cuello y no perder detalle de lo que intuían iba a suceder. Con el zigzagueo de gambetas indescifrables, Ricardo Centurión se convirtió en el futbolista más desequilibrante de Boca y por eso el equipo de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto lo extraña tanto. Capaz de desarticular defensas rivales desde la propia impronta de su habilidad, hizo sentir su ausencia en las fallidas actuaciones frente a Patronato de Paraná y Atlético de Rafaela. Descartado para el encuentro del domingo ante Arsenal y el siguiente frente a Estudiantes, crece la ilusión de tenerlo para el superclásico con River, el domingo 14 de mayo. El propio jugador reconoció que es una posibilidad concreta su presencia en el choque más esperado.

"El objetivo es llegar al partido con River , es lo que estamos buscando. No hay que apurarse, pero me siento muy bien y estoy trabajando de la mejor manera. Espero en unos días estar a la par del grupo", dijo en una entrevista a TyC Sports. En el cuerpo técnico observan con asombro la recuperación del futbolista: es que después del severo esguince de rodilla que sufrió hace diez días, proyectaban un tiempo más prolongado para el retorno de Centurión. "Estaba en un buen momento cuando me lesioné, pero tengo confianza en volver mejor de lo que estaba", aseguró.

"Crecí y maduré en mi profesionalismo a partir de lo que me propuse; entendí el lugar que ocupo"
Compartilo

Pero no es la única preocupación que tiene el cuerpo técnico de Boca respecto a Centurión, ya que quieren seguir contando con el futbolista una vez que se termine su préstamo, que será en dos meses. Para retenerlo la entidad de la Ribera deberá hacer uso de la opción de compra fijada por San Pablo, de Brasil, en 6.300.000 dólares. "Ahora no estoy pensando en la continuidad, sino en ponerme bien para ayudar al grupo. Mi objetivo hoy es volver a estar en la cancha. Cuando termine el torneo se verá si me quedo o me tengo que ir. Estoy muy feliz y me quiero quedar acá", aseguró.


La opción de compra de su pase fue fijada por San Pablo en 6.300.000 dólares
Compartilo

De concretarse la compra, sería la segunda operación de mayor monto en los cinco años de gestión Daniel Angelici , detrás de la que implicó el regreso de Carlos Tevez desde Juventus. Tras varias idas y vueltas sobre la posibilidad de retener al chico de 24 años nacido en Villa Corina, un humilde barrio de Avellaneda, el presidente del club aseguró que Boca tiene la plata para afrontar el costo del pase.

Centurión parece haber logrado superar una etapa de indisciplina en su vida personal que configuran la mayor hipoteca a la hora de evaluar un desembolso importante. La saga que encadenó un choque y huida de madrugada después de un partido amistoso, la filtración de fotos íntimas y un video que mostraba cómo algunos compañeros intentaban contenerlo en un hotel durante la pretemporada, hicieron que la Comisión Directiva lo intimase a someterse una terapia de ayuda profesional. Entonces, el trabajo de la licenciada Mara Villoslada, que se desempeña en el club desde hace más de 20 años, parece haber alcanzado el objetivo deseado.

"Guillermo está muy contento conmigo, por cómo trabajo y mi conducta. Crecí y maduré en mi profesionalismo a partir de lo que me propuse; entendí el lugar que ocupo. Aprendí a tener respeto por mis compañeros y el cuerpo técnico y traté de mejorar algunas cosas puertas adentro", reconoció. Sin objeciones sobre su capacidad futbolística, en la medida que ratifique un comportamiento sin conflictos, la institución de la Ribera continuará siendo su lugar.

"Los hinchas día a día me reconocen y me dan su apoyo, estoy contento con el cariño que me brindan con tan poco tiempo en el club. Eso hace que mi nivel esté a la altura de Boca. Siempre deseé estos colores. Estoy muy contento acá", dijo Centurión.

Fue ganándose la consideración azul y oro en cada ámbito, con la ponderación del cuerpo técnico, el reconocimiento de los hinchas, una conducta recompuesta y el interés de los dirigentes por retenerlo. De esta manera, Centurión espera que el 30 de junio sea una fecha más en el calendario y no el día que marque su despedida de la Ribera. Pero antes hay una escala previa, casi obligada en la ilusión del camino a un nuevo título: el choque con River. Centurión se prepara para el 14 de mayo estar en la Bombonera, con la Nº 10 en su espalda.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas