Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El TAP sigue generando dolores de cabeza

Jueves 27 de abril de 2017
0

Aunque desde el año pasado el Gobierno decidió que el TAP (Transporte Argentino Protegido) no sería más obligatorio, el sistema sigue generando dolores de cabeza de todo tipo.

La semana pasada, durante un encuentro organizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA), el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, cuestionó con dureza la actitud al respecto de la Cámara de Importadores y de su presidente, Rubén García, en particular.

Frente a un auditorio repleto, Dietrich, relató: "Un contenedor de Buenos Aires a Hong Kong vale US$ 450. Un grupito de vivos se puso de acuerdo con un grupito de funcionarios y dijeron vamos a poner un seguro de US$ 108 por contenedor. Si contratás algo así -porque gran parte de las empresas multinacionales que mueven contenedores ya los tienen asegurados-, una póliza global vale US$ 8. Ese negocio fueron mil millones de pesos al año por cinco años. Fuimos contra eso y lo dimos de baja pese a la resistencia. Nos reunimos con el presidente de la CIRA. Queríamos que nos dijera cómo hacíamos para bajar los costos de operación de los puertos. Cuando llegamos me entero de que la CIRA era uno de los que había puesto un amparo contra lo que habíamos hecho con el TAP porque ellos tenían la verificación. Entonces le dije: Flaco, estás cagando a todos los miembros de tu Cámara por tu mininegocio. ¿Cuánto cobrás por mes? Dijo que no sabía. Le pedí que lo averiguara. Obvio que lo sabía. Se hizo el que llamaba hasta que le dije: Esta reunión no tiene sentido porque no te creo nada. Estás viendo con tu comisión directiva cómo generar unos pesitos".

Entre los asistentes estaba García, quien ofendido, se levantó y salió del salón. Unos días después, llegó la reacción de la CIRA justificada en la "insólita" acusación del ministro sobre la participación de la entidad "en una maniobra ilícita que perjudica a los asociados y al comercio exterior en general". Algunos de los puntos más importantes:

La CIRA no genera, convalida, coordina o participa en ninguna maniobra ilícita. El TAP es absolutamente voluntario y ofrece ventajas diferenciales a los usuarios.

La actividad de CIRA respecto del TAP se limita a realizar una auditoría que registra y supervisa los certificados emitidos, dando fe de que los contenedores transportados y debidamente informados por las terminales portuarias posean la cobertura por daños, robos y de responsabilidad civil por siniestros que afecten a terceros.

Respecto de la competitividad del precio del TAP, el ministro olvida -o no conoce- el dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que rechazó la denuncia de la Cámara de Exportadores de 2013 que terminó archivada por no constituir práctica ilegal alguna.

Por otra parte, Terminal Zárate envió anteayer una comunicación a sus clientes "continuando" con lo informado el 21 de abril respecto de que se "mantiene la medida de fuerza ejercida por el Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles que impide el ingreso o egreso de camiones de contenedores llenos y que no tengan el certificado TAP". En la nota se informa que la terminal nunca exigió ese certificado como requisito para operar en la misma, que hizo la segunda denuncia judicial en Campana, otra en la Prefectura, y que informó al Ministerio de Transporte de la situación.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas