Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo evolucionó el concepto de cadena de valor global

Jueves 27 de abril de 2017
0

El concepto de Cadena de Valor Global (CVG) se fue construyendo en dos instancias. Primero está la definición de cadena de valor agregado (que puede darse dentro de las fronteras nacionales), acuñada en las escuelas de negocios, como la enseñaba en 1985 el profesor Bruce Kogut en Wharton: "Es el proceso por el cual la tecnología se combina con materias primas y trabajo, y luego los insumos procesados son ensamblados, vendidos y distribuidos". Hay una cadena de valor dentro de cada empresa, y cadenas de valor que vinculan a varias empresas, cada una con un proceso a su cargo.

Luego, economistas como Robert Feenstra llamaron la atención sobre el proceso de fragmentación internacional de la producción que acompañaba el avance de la creciente integración comercial. Así, en la década de 1990, Gary Gereffi y otros autores desarrollaron un marco conceptual denominado inicialmente "cadena global de mercancías", cruzando ambos conceptos (la cadena de valor agregado y su internacionalización). El World Investment Report de 1993 de las Naciones Unidas hablaba de "producción integrada internacionalmente". Como señala Unctad, desde el enfoque económico, debido a las limitaciones de la información estadística existente, se investiga el concepto de la CVG como un fenómeno menos sofisticado: basta simplemente que un establecimiento emplee insumos o partes importadas para luego exportar nuevos productos. Eso lleva a afirmar en algunos artículos que el 80% del comercio del planeta se relaciona con CVG.

Pero en un documento del Banco Mundial se consigna que para hablar de CVG, el movimiento de bienes debe ir acompañado de movimientos transfronterizos de know-how, inversiones y capital humano.

De esta forma, la CVG típica de la que todos hablan debe cumplir dos condiciones:

Existe un proceso intermedio realizándose en un país, utilizando en forma constante uno o más inputs importados (usamos la expresión inglesa por ser abarcativa de insumos, materia prima, piezas y productos semielaborados) y destinando lo producido (output) a un tercer país donde concluirá el proceso de agregación de valor, o eventualmente donde se encuentra el usuario

En lugar de transacciones calificadas como "brazo largo" entre empresas independientes (donde cada operación implica una nueva negociación como si se tratara de algo que se hace por única vez) las relaciones entre los eslabones de las CVG se rigen mayormente mediante contratos que tienen vigencia por un plazo de tiempo, involucrando muchas veces la producción de inputs bajo especificaciones particulares, distintas a las que rigen en la generalidad de ese mercado

Es en estas CVG complejas donde el concepto se vuelve más interesante y puede funcionar como una herramienta para que los países en desarrollo incorporen nuevas tecnologías, atraigan inversiones que amplíen su capacidad instalada y así asciendan posiciones en el escenario competitivo mundial.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas