Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El tesoro que descubrió Aguirre: las jóvenes promesas le dieron otra frescura a San Lorenzo

Cuestionado, el DT del Ciclón se la jugó al postergar a varios referentes en una etapa crucial, para la victoria frente a Universidad Católica

Jueves 27 de abril de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Rojas celebra con Barrios, que debutó con un gol en el Ciclón
Rojas celebra con Barrios, que debutó con un gol en el Ciclón. Foto: FotoBAIRES

A Antonio Ubaldo Rattín, legendario caudillo de Boca de la década del 60, se le atribuye haber dicho una frase de las que quedan registradas en las máximas no escritas del fútbol argentino: "Los pibes ganan partidos; los hombres, campeonatos". La actualidad de San Lorenzo hoy dista mucho de imaginarse levantando el trofeo en alguna competencia: en la vorágine de un clima espeso por los malos resultados y rendimientos de los últimos tiempos, Diego Aguirre se limita a ensayar fórmulas con la intención de enderezar el barco. El Ciclón transita sus días partido a partido, no puede pensar más allá. Y en ese contexto el DT uruguayo encontró aire en sus juveniles, una brisa renovada que le extendió un crédito que parecía estar agotándose.

Aguirre sabe que permanecer en el cargo no será tarea sencilla una vez que finalice su contrato con San Lorenzo , en junio próximo. Por lo pronto, en el triunfo vital ante Universidad Católica por la Copa la Libertadores se encargó de transmitir un mensaje nítido que se focalizó en destinatarios ineludibles: los grandes ídolos que acuñaron una gloria no tan lejana en la historia del club no podrán dormirse porque detrás aparece una camada de jóvenes de valorables condiciones, varios de ellos con un gran paso en las inferiores azulgranas.

En el encuentro frente al elenco chileno, Aguirre bien pudo haber intentado otras variantes cuando el partido se le escapaba de las manos, tras la igualdad de Santiago Cordero. En uno de los laterales del Nuevo Gasómetro hacían la entrada en calor varios nombres de peso: Gonzalo Bergessio (32 años), Juan Mercier (37) y Tino Costa (32). En un contexto para el entrenador claramente desfavorable, quizá la opción más sencilla era enviar al terreno de juego a futbolistas con espaldas anchas por su exitoso pasado azulgrana. Pero el uruguayo se inclinó por Cristian Nahuel Barrios, de apenas 18 años y 1,56m de estatura. El pibe, nacido el 7 de mayo de 1998, respondió enseguida y en su debut anotó el 2-1 con un cabezazo por el segundo palo. Aguirre lo gritó como todo San Lorenzo, con desahogo, con furia. En el Bajo Flores se escuchó un rugido contenido. "Fue un gol especial, estamos viviendo momentos de mucha tensión", confesó el DT en Fox Sports.

Las modificaciones que el uruguayo dispuso frente a Universidad Católica no se limitaron sólo al ingreso de Barrios: tal vez con su última carta, a falta de 10 minutos, metió a Luis Ávila (23) y Marcos Senesi (19), este último ya con el marcador 2-1 y con una clara intención de cerrar el encuentro. En el banco se quedaron aguardando nada menos que Torrico, Mercier, Costa y Bergessio. Al mencionado lote de juveniles vale agregar a Gabriel Rojas (19), sobrio y asentado en el lateral izquierdo, y Tomás Conechny (19), una de las joyas de la cantera azulgrana.

San Lorenzo fue por su última chance en la Libertadores con decisiones por parte de Aguirre que hicieron ruido dentro de los simpatizantes. La salida de Sebastián Torrico (37), incluso, repercutió con banderas de apoyo para el mendocino. El director técnico confesó cómo fue la charla con el arquero, reemplazado con firmeza por Nicolás Navarro: "Es una de las mejores personas con las que me tocó convivir en un plantel. Sebastián me dijo: «Estoy para sumar, vamos, tenemos que ganar»", aseguró.

Una cuestión básica y natural como el paso del tiempo jugará su propio partido en el Ciclón una vez que el calendario arribe a mitad de año. Dentro de ese panorama, cuatro de los puntales en la obtención de la Libertadores 2014 finalizarán sus contratos en junio -Leandro Romagnoli (36), Ortigoza (32), Torrico y Mercier- y en Boedo todavía nadie sabe qué sucederá con ellos. El tema del elevado promedio de edad a nadie escapa en San Lorenzo. Sumado a eso, refuerzos con destacada trayectoria y experiencia, como Fabricio Coloccini (35) y el propio Bergessio, rindieron por debajo de lo esperado en los escasos minutos de juego que tuvieron. Además, sin la lucidez futbolística de 2016, el esquema se resintió debido a los magros rendimientos de Ortigoza y Fernando Belluschi (33).

El caso de Romagnoli, para muchos simpatizantes azulgranas el mayor emblema de la rica historia de San Lorenzo, parece no tener regreso: en el cruce contra los chilenos nuevamente quedó fuera de la lista de convocados. Para Aguirre no es algo novedoso y está acostumbrado a lidiar con estas circunstancias: como DT de Peñarol vivió situaciones similares con leyendas aurinegras que transitaban el ocaso de su carrera, como Pablo Bengoechea y Antonio Pacheco. "Para mí no es sencillo tomar estas decisiones. Trato de ser respetuoso del primero al último. Esto es parte del fútbol, pero se mezcla lo emocional con lo futbolístico, con el sentimiento del hincha".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas