Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El regreso de Maria Sharapova generó una grieta en el tour

Tras su victoria en el debut en Stuttgart, crece la polémica por las invitaciones que la rusa recibirá después de cumplir 15 meses de sanción por doping

Jueves 27 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Sharapova volvió en Stuttgart
Sharapova volvió en Stuttgart. Foto: AP

El 7 de marzo pasado, Maria Sharapova se dispuso a realizar "un anuncio importante". Se especuló con su retiro. Pero la noticia fue más conmocionante: informó que había dado positivo de meldonio (o Meldonium) en un control antidoping durante el Abierto de Australia 2016. La ex Nº 1 admitió que consumía esa sustancia desde 2006 para combatir la diabetes, y adujo no estar al tanto de que había sido incorporada recientemente a la lista de medicamentos prohibidos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), a pesar de que cada profesional recibe a fin de año un informe con las novedades en la lista de sustancias no permitidas. Sharapova fue sancionada con dos años de suspensión, reducidos luego a 15 meses. Su regreso se concretó ayer, con un triunfo por 7-5 y 6-3 sobre la italiana Roberta Vinci , en Stuttgart.

Por la ausencia prolongada, Sharapova perdió todos los puntos en el ranking de la WTA y arranca, literalmente, de cero. El torneo alemán le ofreció una invitación especial, situación que se repetirá con otros certámenes. Madrid también le permitirá participar. Roland Garros evalúa darle un wild card para la qualy. En el caso del abierto francés, hay dos factores que se contraponen: la lucha permanente que este certamen tuvo contra los casos de doping, por un lado, y la condición de ex campeona de Sharapova en París, por el otro. Bernard Giudicelli, nuevo presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT), le dijo a L'Equipe: "No podemos invertir un millón y medio de euros en la lucha contra el doping y luego invitar a una jugadora sancionada por el consumo de un producto prohibido". Palabras que coinciden con las de Andy Murray: "Creo que debería ganarse su vuelta. Sin embargo, la mayoría de los torneos harán lo que crean mejor para ellos. Si creen que tener grandes nombres va a vender más entradas, van a hacerlo".

Estas invitaciones encendieron la controversia: así como lo expresó Murray, muchas colegas de Sharapova se enojaron con la determinación de los torneos de otorgarle wild cards a la rusa. La coincidencia es que preferirían que la ex número 1 comenzara su camino de regreso "desde abajo", con humildad, jugando los torneos más chicos. La polémica es porque la siberiana tendrá una ventaja que no contarán otras jugadoras involucradas en una situación semejante, y no tendrá que empezar desde los Womens Circuit, la menor de las categorías del Tour.

Pero hay otros factores a tener en cuenta: Sharapova ya cumplió su condena, tiene 30 años, es una de las tenistas más convocantes y con una carrera brillante. Ganó 35 títulos de WTA (incluidos los cuatro Grand Slams), fue número 1 y acumula más de 36 millones de dólares sólo en ganancias oficiales. Según Forbes, es una de las atletas que más dinero generan.

Hay, además, cuestiones personales. La eslovaca Dominika Cibulkova , en su momento, dijo sobre Sharapova: "Es arrogante, engreída y fría". La canadiense Eugenie Bouchard fue categórica: la calificó de "tramposa", y consideró que debería ser suspendida de por vida, y que el mensaje de la WTA no era un buen ejemplo para las más jóvenes. Pero también hay opiniones a favor. Venus Williams dijo: "Las entidades ya tomaron su decisión y ella tiene una oportunidad de continuar su carrera. Creo que debería permitirse eso; si le quieren dar wild cards, es una decisión de cada torneo, pero es bueno tenerla de regreso en el circuito". Entre los varones, Novak Djokovic evaluó: "Entiendo que no tuvo intención de cometer doping, porque las reglas cambiaron, pero hubo un error, y ella pagó las consecuencias".

Roger Federer buscó un equilibrio, sin ser concluyente en su análisis: "Es un tema difícil. Ella pagó el precio por lo que hizo. Veo los argumentos de los jugadores que critican que le den wild cards. Quizá se debería revisar esa regla, la de que cada director de un torneo decida si Maria, o cualquiera, merezca una invitación tras haber sido prohibido. Es un buen debate para nosotros, y al mismo tiempo, es muy complejo. De lo que sí estoy seguro es que ella está feliz de volver a jugar".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas