Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con suspenso,la Odepa apostó a renovarse

El ingeniero chileno Neven Ilic fue elegido, sorpresivamente, como nuevo presidente

Jueves 27 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: LA NACION

PUNTA DEL ESTE. - Después de 40 años, hubo una votación en la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), y además de ser saludable para la democracia del deporte americano, sumó un ingrediente de suspenso que los que estuvieron en el Centro de Convenciones de Punta del Este jamás olvidarán. Un empate en la primera vuelta, y el triunfo final en la segunda vuelta del candidato con menos proyección, el chileno Neven Ilic.

Pero, ¿por qué es importante la Odepa para los países de América? Por empezar, y especialmente para aquellos países con menos recursos, porque la organización genera recursos propios gracias a los Juegos Panamericanos, y su televisación. Además, el año pasado recuperó un total de 32 millones de dólares por ciclo olímpico que el COI, por diferencias con el anterior presidente, no le entregaba. En total, reparte cerca de 600.000 dólares por cada ciclo olímpico (cuatro años) a cada uno de los comités olímpicos. 120.000 dólares de ese dinero es en efectivo. Para países poderosos en cuanto a presupuesto como Estados Unidos o Argentina - que en América lo es en términos relativos - no significa mucho. Pero para el resto sí. 41 países conforman la Odepa.

Mario Vázquez Raña, que gobernó la organización desde 1975 hasta su muerte en febrero de 2015, nunca se había enfrentado a una lista opositora. Ayer, en el Centro de Convenciones de Punta del Este, se llevó a cabo la votación que se perfilaba como impredecible y muy equilibrada. Y así fue entre los tres candidatos, que además del chileno, contó con el brasileño Carlos Nuzman y el dominicano José Joaquín Puello. Primero, como no hubo un ganador con mayoría absoluta - Puello fue el que más tuvo, con 23 votos - y porque los otros dos empataron en 13 sufragios, se realizó una segunda vuelta, en la que Ilic venció a Nuzman 27 a 23 (uno se anuló). Después, por sólo un sufragio, el presidente del Comité Olímpico Chileno superó a Puello, que contaba especialmente con el apoyo de las islas Caribe.

Nuzman era el candidato más cercano a la Argentina. Pero el Comité Olímpico Argentino luchaba especialmente por ganar la primera de las tres vicepresidencias, que se votaban luego de la presidencia. Esa posición fue para el mexicano Carlos Padilla, y la segunda, finalmente, fue para el argentino Mario Moccia, secretario general del COA. La Argentina, que por consenso ya había conseguido la vicepresidencia de la Región 3 (América del Sur, Aruba y Trinidad y Tobago), sumó un miembro en el Comité Ejecutivo, donde no tenía ningún representante.

En una elección donde el voto es secreto, y donde un votante puede afirmar que votará por un candidato pero luego lo hará por otro, el resultado es impredecible. Acá no hay boca de urna fiable. Los presidentes de los Comités Olímpicos harán lo que deseen. Quizás por eso la gran sorpresa de que Ilic, un ingeniero de 55 años, haya vencido a los más longevos Puello (76) y Nuzman (75). Según dos experimentados miembros de Odepa que consultó LA NACION, la respuesta del triunfo de Ilic tiene una sola razón: su edad y la esperanza de un período de reformas que comenzó con la gestión del uruguayo Julio César Maglione en 2015. Chile, que ya es la única candidata en los Juegos Panamericanos, es la gran ganadora de la política deportiva americana. Centroamérica continental e insultar, tras la derrota de Puello y con Joseph en la tercera vicepresidencia son los más golpeados por estas horas en Punta del Este.

Maglione, un anfitrión especial

"Lamento mucho lo de la carne de ayer, porque la verdad fue bastante mala", se disculpó Julio César Maglione, hasta ayer presidente de Odepa, y reelecto hace poco como máximo dirigente del Comité Olímpico Uruguayo. El comentario despertó la risa de los presentes en el salón principal del Centro de Convenciones de Punta del Este. Con un estilo llano y a su vez conciliador, el dirigente uruguayo cosechó los elogios de la mayoría de los presidentes de los Comités Olímpicos americanos. Se le reconoce que en los dos años en que gobernó Odepa consiguió reformar la Constitución y logró que el COI habilite 32 millones de dólares a Odepa, que había suspendido en la presidencia de Vázquez Raña. Su capital político era importante y era un candidato fuerte para estas elecciones. Pero decidió apartarse porque así lo había prometido cuando asumió la presidencia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas