Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En medio del estallido social, Venezuela renuncia a la OEA y profundiza la tensión regional

La convocatoria a una reunión de cancilleres para tratar la crisis venezolana derivó en la decisión del gobierno de Maduro de abandonar el organismo continental

Jueves 27 de abril de 2017
Una mujer herida ayer en Caracas durante las marchas antigubernamentales
Una mujer herida ayer en Caracas durante las marchas antigubernamentales. Foto: AP / Fernando Llano
0

WASHINGTON.- Los crecientes choques entre Venezuela y la mayoría de la región por la deriva autoritaria que adoptó el gobierno de Nicolás Maduro en medio de una dramática crisis política, social y económica derivaron ayer en la renuncia de ese país a la Organización de los Estados Americanos (OEA), el organismo que integran todos los países independientes del continente.

La noticia se conoció poco después de que el organismo decidió convocar a una reunión urgente de cancilleres para tratar la crisis venezolana. El gobierno de Maduro ya había advertido que su país abandonaría la organización si se realizaba esa convocatoria.

En una transmisión desde el palacio presidencial, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, dijo que Caracas presentará la carta de denuncia de la OEA a partir de hoy e iniciará un proceso que tardará 24 meses para salir de la organización. "Venezuela se retira de la OEA por dignidad, por su independencia, por su soberanía, por la paz y el futuro de nuestra patria", tuiteó poco después la canciller.

Rodríguez indicó que a partir de ahora Venezuela no participará en ninguna actividad de la organización en la que se pretenda posicionar el "intervencionismo" y el "injerencismo" de las naciones que, sostuvo, buscan "perturbar la estabilidad y la paz" de su país.

La decisión de Venezuela de salir de la OEA, a la que ingresó en 1948 como miembro fundador, se da en un contexto creciente de tensión política interna por la violenta represión de las protestas casi diarias que se han registrado en Caracas y otras ciudades, que dejó 29 muertos y más de 437 heridos. Maduro rechaza las acciones de sus adversarios, a los que ha acusado de promover acciones violentas para dar un golpe de Estado.

Los cambios de gobierno en varios países de la región, entre ellos la Argentina y Brasil, dejaron más aislado al gobierno chavista y llevaron a una mayor presión internacional sobre Venezuela, a cuyo gobierno se lo acusa de haber interrumpido el orden democrático y de llevar adelante una represión desmedida.

En la reunión extraordinaria realizada en Washington fueron 19 los países que votaron a favor de la convocatoria a la reunión de cancilleres, entre ellos la Argentina, Estados Unidos, México y Brasil, con un voto más de los necesarios para que se aprobara el encuentro. La reunión de cancilleres se realizará en una fecha aún no definida.

cerrar

"Qué más se necesita para que lo que está pasando estos días en Venezuela sea considerado de extrema gravedad", dijo la canciller argentina, Susana Malcorra, que acudió al consejo permanente extraordinario convocado anteayer por 17 países, entre ellos la Argentina.

La aprobación de la convocatoria a una reunión de cancilleres fue recibida en la sala plenaria con aplausos. Se opusieron a la medida diez países, entre ellos Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. Otros cuatro se abstuvieron.

Durante la reunión en Washington, el viceministro de Exteriores venezolano, Samuel Moncada, acusó a la OEA y a su secretario general, Luis Almagro, de alentar la violencia en su país, donde desde hace días hay una serie de marchas opositoras.

El gobierno de Maduro había pedido que la crisis de su país fuera debatida, pero en el marco de la reunión de ministros de Exteriores de la Celac convocada para el 2 de mayo en El Salvador. La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) está compuesta por los mismos países que se reúnen en la OEA más Cuba con la excepción de Estados Unidos y Canadá.

La OEA, fundada en abril de 1948, es el organismo regional más antiguo y más extenso del mundo. Actualmente participan de la organización todos los países independientes del continente. En 1962 había sido excluida Cuba, pero fue readmitida en 2009, aunque todavía no se reincorporó.

El artículo 143 de la Carta de la OEA, el documento fundacional, estipula que un país quedará desligado de la organización dos años después de que comunique su denuncia de la carta, por lo que hasta entonces es "miembro pleno con todos sus derechos y obligaciones".Entre esas obligaciones está pagar las deudas pendientes.

Una salida complicada

Dos años de espera

La Carta de la OEA estipula que el país que comunica su desvinculación del organismo regional debe esperar dos años para que se haga efectiva. Hasta entonces es miembro pleno, con todos sus derechos y obligaciones

Deuda millonaria

El gobierno de Nicolás Maduro todavía tiene pendiente, entre sus obligaciones económicas con la OEA, una deuda de 10,5 millones de dólares

Democracia

En el orden político, los países miembros también deben respetar la democracia representativa, los derechos humanos, la separación de poderes y la libertad de expresión

Pioneros

Ni siquiera Cuba, a la que se suspendió de la OEA en 1962 y se le levantó la suspensión en 2009, había denunciado nunca la Carta de la OEA, por lo que sigue siendo un Estado miembro. De todos modos no participa y asegura que no tiene ningún interés en volver a hacerlo

Agencias DPA y AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas