Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por amenazar y encerrar a su novia, cárcel para el hijo del "Lauchón" Viale

Le dieron tres años de prisión efectiva; la chica fue asesinada siete meses después de ese hecho, por el que Alan Viale está acusado

Jueves 27 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION

"Si conseguís trabajo te lo voy a hacer perder. No te voy a dejar vivir en paz. Te voy a matar a vos y a tu familia. No sabés con quién te metés", gritó el joven a su ex novia, de 23 años. Luego, le rompió el celular y la encerró con su hija, de 5 años, en el departamento del quinto piso del edificio de Retiro en el que vivía. Con ayuda de los vecinos, la chica logró salir del inmueble y radicó la denuncia en la comisaría 1» de la Policía Federal. Eso fue en abril de 2015. Dos años después, aquel hombre fue condenado a tres años de prisión de cumplimiento efectivo por la amenaza y por la privación ilegal de la libertad.

Ella no pudo verlo. Siete meses después de aquel episodio, Daniela Rutherford fue asesinada en un departamento alquilado de Paso del Rey, partido de Moreno. Este crimen es objeto de otra investigación aún abierta. Pero se sospecha que su autor es el ahora sentenciado, que finalmente cumplió con aquella amenaza: se trata de Alan Viale, hijo del agente de la ex SIDE, Pedro "Lauchón" Viale, muerto a tiros por efectivos del Grupo Halcón de la policía bonaerense en un inexplicable y vidrioso operativo el 9 de julio de 2013. Así lo confirmaron a LA NACIÓN calificadas fuentes judiciales.

Además de condenarlo por las amenazas y la privación ilegal de la libertad -y de unificarle la pena en cuatro años y medio de prisión al sumar el año y medio en suspenso que ya tenía por otro caso-, la jueza en lo Penal y Contravencional N° 8 de la justicia porteña, Natalia Molina, ordenó la formación de un cuerpo interdisciplinario integrado por especialistas en violencia de género y doméstica para que Viale reciba un tratamiento dentro de la cárcel. Los fundamentos de la sentencia se conocerán el martes próximo.

Rutherford nunca llegó a relatar las agresiones sufridas durante la relación con Viale porque fue asesinada el 20 de noviembre de 2015. El cuerpo de la víctima fue encontrado cuatro días después en la habitación del inmueble que el imputado alquilaba, en 25 de Mayo y Alcorta, cerca de la estación de trenes de Paso del Rey, en Moreno.

Según fuentes judiciales, la víctima fue apuñalada. Al revisar la escena del crimen, los investigadores hallaron el arma homicida. En ese momento, los detectives bonaerenses abonaron la hipótesis de que Rutherford había sido asesinada por su novio durante una discusión.

Viale fue aprehendido ocho días después cerca de la terminal de ómnibus de Posadas, Misiones. Tenía pedido de captura requerido por la fiscal de Moreno Gabriel Urrutia.

Actualmente, Viale está detenido con prisión preventiva dictada por la Justicia como presunto responsable del homicidio de Rutherford. La condena que le impuso anteayer la jueza porteña Molina por haber amenazado de muerte a Rutherford, encerrarla en el departamento y llevarse la llave, le serviría a Urrutia para apuntalar su hipótesis: que Viale habría matado a su ex novia en el contexto de un episodio de violencia de género.

Hasta ahora, Alan Viale ha repetido que no había matado a su ex novia y que, en cambio, la acusación en su contra era fruto de un complot armado por la ex SIDE para vengarse de él por sus denuncias relacionadas con el homicidios de su padre.

En caso de que la Cámara de Apelaciones de Moreno acepte la nueva acusación por femicidio, Viale podría ser condenado, en un eventual juicio oral, a la pena de prisión perpetua. Si fuera así, los tres años que le aplicaron ahora serían nada.

Fuentes judiciales indicaron que esa sentencia de tres años de prisión de cumplimiento efectivo por amenazas y privación ilegal de la libertad tiene contados antecedentes. Un dato singular es que la fiscalía porteña logró la condena por amenaza y privación de la libertad sin la víctima presente. La Justicia tuvo en cuenta la denuncia radicada por Rutherford siete meses antes de su asesinato y las declaraciones de los familiares y amigos de la joven, que relataron los episodios de amenazas que ella había sufrido.

En esta nota:
Te puede interesar