Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La argentina desaparecida en Turquía se contactó con su familia: dice que está detenida en Estambul

Lo confirmó la hermana de María Jimena Rico a LA NACION; la joven y su novia, egipcia, eran buscadas desde el lunes

Jueves 27 de abril de 2017 • 09:48

MADRID.- Después de 48 horas de misterio, la joven argentino-española María Jimena Rico se puso en contacto este mediodía con su familia en España y les avisó que se encuentra detenida en una comisaría de Estambul.

"Acabo de hablar con ella. Me contó que había estado detenida, esposada e incomunicada por tres días", confirmó su hermana, María del Valle Rico. Le explicó que no había hablado antes porque le quitaron sus pertenencias al ser arrestada por la policía turca. "Ahora la estaban trasladando y por eso le devolvieron sus cosas, entre las que estaba el teléfono, y pudo llamar".

El rastro de Jimena Rico se había perdido después de que denunció un enfrentamiento con la familia de su novia, una mujer de origen egipcio llamada Shaza, en el aeropuerto de Tiflis, Georgia. Según el relato que la joven hizo a una amiga por WhatsApp, el padre de su pareja le rompió el pasaporte y las amenazó de muerte. Ella escapó a Turquía, a donde habría entrado sin papeles, en un intento por regresar a Londres, donde vive.

La argentina desaparecida en Turquía se contactó con su familia: dice que está detenida en Estambul
La argentina desaparecida en Turquía se contactó con su familia: dice que está detenida en Estambul.

Su familia, afincada en el sur de España, la denunció como desaparecida porque ella les había transmitido el domingo por teléfono que temía por su vida ante la violencia que había mostrado el padre de su novia, un adinerado empresario residente en Dubái que no consiente la homosexualidad de su hija.

"Estamos haciendo gestiones diplomáticas para que la liberen y la dejen salir de Turquía", amplió María del Valle.

La joven nacida en Argentina viajaba con pasaporte español, su segunda nacionalidad. El Ministerio de Asuntos Exteriores activó al consulado en Estambul para ayudarla. Las autoridades argentinas colaboran en la misión.

María Jimena trabaja en un bar en Londres. Allí conoció en octubre pasado a Shaza: estaba de vacaciones y con dos custodios a su alrededor, según comentó la familia de la joven argentino-española.

Empezaron una relación en secreto que continuó durante un viaje por trabajo de María Jimena a Dubái. Este año la joven egipcia finalmente se instaló en Londres con un visado de estudios: había conseguido que su padre la enviara a estudiar un master. Una vez allí -protegida por la distancia- les confesó que estaba en pareja con una mujer.

El episodio que terminó en una búsqueda internacional empezó la semana pasada cuando las dos jóvenes viajaron a Dubái. El padre de Shaza le había pedido a su hija que fuera urgente porque su madre estaba a punto de morir. Una vez allí se reveló que era mentira: querían retenerla y amenazaron con denunciarla (la homosexualidad es un delito grave allí).

María Jimena y Shaza lograron huir, según contó la joven argentino-española. Se trasladaron a Georgia, como primera escala para volver a Londres. Pero el padre de Shaza las siguió y las encontró en el aeropuerto. Ahí empezó al camino hacia Turquía que ahora empieza a aclararse.

Te puede interesar