Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bienvenidos al #foodporn

Domingo 30 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El comentario habitual sobre los consumos de contenidos en internet suele terminar en las referencias relacionadas con el sexo. Es cierto que las listas de lo más buscado del año que publican Facebook, Google o Twitter suelen estar depuradas y no encontramos cuáles fueron las producciones para adultos más consultadas.

Por ejemplo, Instagram es una de las plataformas más estrictas en el tema de los desnudos y, a la vez, es uno de los exponentes destacados en el foodporn. Cada tanto, alguna exuberante celebridad de turno patalea por la censura de alguna producción con escenas de desnudez, algo que la compañía se encarga de aclarar que es por las reglas estrictas que le impone la tienda App Store de Apple. Sin este límite, Instagram no podría ser descargado por menores de 18 años. Y esa restricción le supondría una pérdida de audiencia mucho más grande para una aplicación que supo crecer hasta tener 500 millones de usuarios.

Sin embargo, una etiqueta logró posicionar la denominación que suele tener el cine adulto sin escandalizar a los pudorosos con la ayuda de algunos ingredientes adicionales: bienvenidos al #foodporn, donde los excesos pasan por ver una sabrosa hamburguesa o una excéntrica copa de crema con bacon bañado en chocolate.

Lejos de los formatos televisivos tradicionales, una serie de nuevas producciones captura el espíritu de la exuberancia visual del foodporn y lo desarrolla en pequeñas entregas que se comparten en las redes sociales. Tastemade es una de ellas, con estudios en Londres, Tokio y San Pablo. Su edición regional, Tastemade Español, cuenta con 10 millones de seguidores y es una audiencia habituada a comer con los ojos sus recetas y consejos por Facebook, Instagram, Snapchat o YouTube.

La productora acaba de desembarcar en Buenos Aires y cuenta con el toque argentino de Luciano Luchetti y Federico Coates, integrantes de Locos por el Asado. El estilo fresco de sus producciones en YouTube los acercó a la oficina central de Tastemade en Los Ángeles. Apasionados por la parrilla son algunos de los referentes que, desde un galpón reacondicionado en Villa Crespo, buscan satisfacer el apetito visual de las preferencias gastronómicas del público latino con recetas y producciones pensadas para múltiples pantallas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas