Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Turismo en Cuba: nuevas estrellas iluminan La Habana

De a poco, llegan hoteles exclusivos, como el Kempinski, y otras marcas de lujo

Domingo 30 de abril de 2017
El edificio del Gran Kempinski estuvo años abandonado
El edificio del Gran Kempinski estuvo años abandonado.
0

(El País, de Madrid) "Sus techos elevados y sus ventanas francesas, que dan a la ciudad vieja, transmiten la sensación del grandeur y el lujo europeo de los viejos tiempos", avanza un documento de la firma hotelera suiza Kempinski sobre el Gran Hotel Manzana, que prevé inaugurar el 7 de junio. En asociación comercial con el Estado cubano, la cadena ha rehabilitado un enorme edificio clásico de principios del siglo XX que ocupa un bloque entero y que presenta como el hotel "más exclusivo" de la ciudad. Su apertura será el hito mayor de la apuesta de la Cuba socialista por el turismo de elite en La Habana.

Rescatado del abandono, el hotel de seis plantas tendrá 246 habitaciones de lujo y suites, terraza con piscina con vistas a La Habana Vieja, spa, tres restaurantes, cuatro bares, uno con vistas al famoso bar Floridita en el que Ernest Hemingway bebía sus daiquiris, y una sala para fumar habanos. Su competencia directa será el hotel Saratoga, otro deslumbrante edificio histórico, resucitado en 2005.

Otros proyectos en marcha en La Habana Vieja son el hotel Prado y Malecón, con la cadena francesa Accor, y el Packard, con la española Iberostar. De este último edificio sólo queda parte de la fachada, sostenida durante los últimos años por un asombroso andamiaje capaz de soportar vientos ciclónicos de 300 kilómetros por hora. La obra la dirigirá el premio Pritzker español Rafael Moneo.

Efecto deshielo

Desde el deshielo entre EE.UU. y Cuba en 2014 los habaneros se han ido acostumbrando al desfile de personalidades y a hechos inusitados. La última novedad fue el estreno de tiendas en la galería comercial de la planta baja del Gran Hotel Manzana, previo a la inauguración del hospedaje: Armani, Versace, Montblanc?

El común de los ciudadanos se detiene a contemplar las tiendas como un exotismo. Hace un año se realizó el desfile de Chanel por el Paseo del Prado de La Habana, reservado a un privilegiado grupo de invitados locales y foráneos.

Tras la exportación de servicios, sobre todo las misiones médicas, el turismo es la segunda fuente de ingresos de Cuba, por delante de las remesas. En 2016, la isla superó por primera vez en la historia los cuatro millones de turistas. Canadá es el primer surtidor y el segundo Estados Unidos, con un potencial de dos millones anuales si se levanta la prohibición de Washington a sus ciudadanos de ir como turistas a Cuba. Hasta ahora viajan bajo permisos especiales, si bien la burocracia que se les requería se redujo por orden del ex presidente Barack Obama.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas