Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Joshua vs. Klitschko, una pelea fuera de lo común

Osvaldo Príncipi

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 28 de abril de 2017
0

Sería irrespetuoso a la historia del título mundial pesado del siglo XXI afirmar que la pelea de mañana en Londres entre el local Anthony Joshua, actual campeón de la AMB y la FIB, y el ucraniano Wladimir Klitschko , retador e ícono de la división, constituirá el combate más importante de esta era. Pero es menester subrayar que el interés, la espectacularidad organizativa y el consumo despertado por este desafío en el célebre estadio de Wembley, ante 90.000 espectadores, constituye uno de los acontecimientos mas interesantes y de mayor consumo en el pugilismo de éstos tiempos.

Joshua-Klitschko carece aún de la riqueza deportiva que alcanzaron los combates disputados por el británico Lennox Lewis ante Mike Tyson, a quien noqueó en 2002, y frente a Vitali Klitschko -hermano mayor de Wladimir-, al que superó en un dramático match en 2003. Sin embargo, el movimiento de dinero y expectativa universal que desata este choque lo convierte en una puesta colosal. Sólo superada hasta el momento por el megaevento concretado por el norteamericano Floyd Mayweather y Manny Pacquiao en 2015, con una distribución superior a los 200 millones de dólares en bolsas.

En este caso, la producción del promotor inglés Henry Hearns superará los 50 millones de dólares por ingresos generales. La mitad, se repartirá en partes iguales para cada boxeador.

El estadio de Wembley lucirá como nunca. Sadig Khan, alcalde de la ciudad, autorizó una extensión de 10.000 butacas a las 80.000 habilitadas en primera instancia para poder equiparar el récord de asistencia que Len Harbey y Jhon Mc Avoy concitaron en 1939, en el White Stadium, de Londres. Y los fantasmas de los combates entre Cassius Clay y Henry Cooper (1963-1965) en el derrumbado y primitivo Wembley Arena tienen también derecho a entrar en escena.

La reunión será televisada a 31 países (TyC Sports para la Argentina a partir de las 17). Las apuestas mantienen un margen mínimo de favoritismo a favor del campeón Joshua de 1,75 a 1.

La historia de Joshua es fresca, intensa y breve. Hijo de padres nigerianos , "sobreviviente" a una sentencia de prisión preventiva por venta y consumo de cannabis (2008-2011) que lo fortaleció -espiritualmente- y lo llevó a obtener la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y luego el mundial pesado de la FIB ante el ignoto norteamericano Charles Martin, en 2016. Noqueó en sus retenciones a Dominic Breazale y a Eric Molina. Si bién ganó por KO sus 18 peleas realizadas, no da garantías aún en un combate de este nivel, lo cual es el interrogante que se apodera del cotejo.

Klitschko, de 41 años, ligado a las pujas mundialistas desde 2000 a hoy, totaliza 27 peleas por campeonatos oficiales. Sorpresivamente, relegó su corona ante un boxeador mediocre como el inglés Tyson Fury, quien lo destronó en 2015. Arrastra una inactividad de 17 meses que pesará sobre el ring. Su estilo es eficaz y carece de lucimiento. Con 1,98m siempre obstaculizó a sus rivales. Pocas veces se lució en el cuadrilátero, pero nadie brilló ante él.

Respetuosos. Dejaron de lado la baratija mediática de la agresión verbal y expresaron: "El boxeo necesitaba algo así y ganará quien sea más hombre cuando suene la campana". Una sentencia exquisita para una pelea fuera de lo común.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas