Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Villegas persiste el drama productivo

Sábado 29 de abril de 2017
0

Un nuevo mapa de aguas

"El noroeste de la provincia de Buenos Aires pasó a tener una conexión directa con el sur de Córdoba. Se formaron frentes de agua de 4-5 km de ancho y de 30-40 km de largo, que se desplazan de oeste a este por pendiente por distintos sectores del partido", indica Juan Balbín, productor de Cañada Seca, en el partido de General Villegas. "Las masas de agua son tan importantes que cortan las vías férreas entre Charlone y Bouchardo, y entre Ameghino y Villegas, y pasan por arriba de las rutas 226 y 188", subraya.

Atraso de la cosecha

La cosecha de soja sólo avanzó sobre un cinco por ciento del área implantada en el partido y hay que almacenar el 100 por ciento en silobolsas. Ante esa situación, la mayoría de los contratistas se fue a otras zonas menos afectadas buscando hacer "caja". Recién volverán en junio, con suerte. "Los rindes obtenidos en las partes altas de los campos son satisfactorios, pero se derrumban en la media loma y en el bajo. El promedio del lote queda muy flojo por el desperdicio por encharcamientos reiterados", observa el empresario.

El drama social

La catástrofe climática ya superó la dimensión rural y pasó a la social, al afectar gravemente a las poblaciones. "Una cosa es estar tres días con una inundación temporaria y otra convivir con el agua el las casas durante seis meses", diferencia Balbín. Detalla que en General Villegas, Saboya, Santa Regina y en Santa Eleonora, la Gobernación aportó vehículos Unimog para transportar mercadería de primera necesidad y para trasladar a las personas que cumplen funciones diarias, porque no se puede circular en automóvil por los caminos vecinales.

Los caminos se volaron

En otros pueblos, como Piedritas o Cañada Seca, hay una fenomenal presión de la napa, que rompe pavimentos e impide el funcionamiento de cloacas y de pozos ciegos. Luego de muchos años de erosión, los caminos de tierra están por debajo del nivel de los campos y se comportan como acueductos. "No hubo inversiones con la tasa vial en las últimas décadas, mientras que la producción granaria se triplicó. Habrá que prestar atención a los caminos y a las rutas provinciales, además de a las grandes obras nacionales que se están proyectando", reclama.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas