Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Está detenida en Turquía la argentina que estaba desaparecida

Fue retenida, junto a su novia, cerca de Estambul por no tener documentos; habían llegado desde Dubai, perseguidas por su orientación sexual

Viernes 28 de abril de 2017

MADRID.- Jimena Rico llevaba tres días recluida e incomunicada en una comisaría de Estambul, mientras su familia la declaraba desaparecida, desataba una búsqueda internacional y urgía a encontrarla porque temía por su vida.

Ayer, cuando recuperó el celular que le habían requisado, la joven argentino-española llamó a su hermana María del Valle, que reside en Andalucía. Alcanzó a decirle que estaba a salvo, pero que seguía retenida por las autoridades turcas. Las habían arrestado a ella y a su novia, Shaza Ismail, de origen egipcio, por falta de documentación.

Foto: LA NACION

Fuentes diplomáticas de España y de la Argentina confirmaron que la joven, de 28 años, había sido localizada en un centro de detención cercano a Estambul donde se aloja a extranjeros en condiciones de ser deportados. Anoche negociaban con Turquía su liberación para que pueda regresar a Londres, donde vive desde 2013.

La peor de las hipótesis quedaba descartada: la familia Rico sospechaba que podía haber sido víctima de una ataque orquestado por el padre de Shaza, un empresario egipcio que vive en Dubai y que no consiente la orientación sexual de su hija. El rastro de Jimena se había perdido poco después de que denunció un enfrentamiento con el padre de su pareja en el aeropuerto de Tiflis, Georgia. Las dos jóvenes habían llegado allí, procedentes de Dubai, para escapar de la familia musulmana de Shaza.

Según el dramático relato que Jimena hizo a una amiga por WhatsApp, el padre quiso llevarse por la fuerza a su hija, les rompió el pasaporte y las amenazó de muerte. La policía georgiana los demoró a todos.

En circunstancias que no están claras, las dos chicas siguieron viaje hacia Turquía, en su intento por regresar a Londres. Una vez allí, Jimena se comunicó el domingo con su madre, Ramona Montero: "Si antes del mediodía no vuelves a tener noticias mías, será que algo malo ha pasado", le dijo.

Montero denunció el caso en la Guardia Civil al día siguiente. Hasta ayer por la mañana todavía sospechaba del padre de Shaza. "Creo que alguien las tiene retenidas, por el padre, alguien enviado por él o un grupo paramilitar", decía, bien temprano, a la prensa española, cerca de su casa, en la ciudad de Torrox, Málaga.

Pero poco después sonó el celular de su hija María del Valle. Era Jimena. "No había llamado antes porque le habían requisado sus pertenencias -contó luego la hermana-. Hoy la trasladaron y le devolvieron sus cosas, entre las que estaba el teléfono." Su madre añadió que las habían detenido por circular sin pasaporte. "Ella viajaba con el DNI español. No sabemos nada más. Ahora queda que las autoridades gestionen su salida de Turquía."

Se desconoce si Shaza, de 22 años, podrá salir hacia Londres. Su residencia legal está en Emiratos Árabes Unidos, un Estado donde la homosexualidad es considerada un delito grave (ver aparte).

Tamara Romero, una amiga española con la que también se comunicó Jimena, reveló: "Las han tenido durante cuatro días en una celda retenidas y esposadas sin darles de comer y teniendo que pagar el agua potable".

¿Es posible que hayan pasado tres días incomunicadas por falta de papeles? Fuentes diplomáticas explicaron que no es nada inusual que ocurran detenciones preventivas por averiguación de antecedentes en un país muy agitado después del fallido golpe de Estado del año pasado y de una cadena de graves atentados terroristas.

Seis meses juntas

Jimena nació en la Argentina y se trasladó con su familia al sur de España hace 15 años. En 2013 migró a Londres, donde trabaja en un bar. Allí conoció en octubre pasado a Shaza: estaba de vacaciones y con dos custodios a su alrededor, según comentó la familia Rico. Empezaron una relación en secreto que continuó durante un viaje por trabajo de Jimena a Dubai. Este año, la joven egipcia finalmente se instaló en Londres con un visado de estudios: había conseguido que su padre la enviara a estudiar una maestría. Una vez allí les confesó que estaba en pareja con una mujer.

El episodio que terminó en una búsqueda internacional empezó la semana pasada cuando las dos jóvenes viajaron a Dubai. El padre de Shaza le había pedido a su hija que fuera urgente porque su madre estaba a punto de morir. Una vez allí se reveló que era mentira: querían retenerla y amenazaron con denunciarla penalmente.

Pedido

María del Valle Rico, hermana de Jimena, pidió ayer la "urgente intervención del presidente Mauricio Macri" para lograr la liberación de la joven. "Tanto mi hermana como yo somos ciudadanas argentinas. Le ruego al presidente Macri que nos ayude e interceda ante el gobierno turco para que liberen a mi hermana y a su pareja", dijo desde Torrox, Málaga.

En esta nota:
Te puede interesar