Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Boca los mediocampistas tienen la pólvora mojada: los números adversos que no preocupan a Guillermo

Ninguno de los mediocampistas xeneizes pudo convertir en lo que va del campeonato; el equipo de Barros Schelotto suma 45 goles, pero...

Sábado 29 de abril de 2017 • 08:55
0
-
-. Foto: FotoBAIRES

A esta altura del campeonato y del ciclo de los Barros Schelotto , que llevan casi 14 meses en la dirección técnica, puede resultar aburrido o reiterativo remarcar lo que a ellos les agrada en cuanto a idea futbolística. Sin embargo, cada vez es más necesario hacerlo a partir de las situaciones que aún no lograron potenciar. Los tres años y medio que estuvieron a cargo de Lanús facilitan el conocimiento de sus intenciones. Hay una de ellas que en el Sur supo ser exitosamente aplicada y que en Boca, por causalidad más que por casualidad, no aparece: los volantes no aportan goles.

Si hay algo que se destaca en el puntero del campeonato con respecto a los demás equipos son los 45 tantos (el único que superó la barrera de los 40) que convirtió el xeneize durante el actual torneo. La virtud goleadora llamativamente no cuenta con colaboraciones de los seis mediocampistas del plantel: los delanteros suman un total de 38 goles y los defensores aportaron 5, además de que Emanuel Insúa (Racing) y Gastón Aguirre (Temperley) anotaron en contra. Estadística que contradice los deseos vertiginosos de los Mellizos: imponen la idea de que los volantes sean peligrosos pisando el área permanentemente.

"Mientras sostengamos la buena cantidad de goles a favor, no me preocupa que los volantes no conviertan"
Guillermo Barros Schelotto

De todas maneras, Guillermo dejó en claro en la habitual conferencia de prensa de los viernes que aquello no lo incomoda, aunque prefiere que ese aporte llegue rápido: "Mientras sostengamos esos números a favor no me preocupa, pero sería mejor si llegaran y convirtieran". El entrenador los precisa en momentos futbolísticos en decadencia como el actual: con escaso juego y un menor potencial ofensivo.

¿Por qué los volantes no convierten? Fernando Gago, desde su recuperación de la rotura del tendón de Aquiles, se transformó en el eje del equipo: debe brindar dinámica, pensar y encontrar el camino más accesible para ser profundos en el ataque: esa condición le imposibilita estar cerca del peligro ofensivo propuesto. Pablo Pérez, un jugador que demostró en su etapa en Newell's ser muy capaz de llegar al área contraria con continuidad, hoy tiene otra función: a pesar de que en Rafaela, el domingo pasado, tuvo la más clara abajo del arco, el rosarino debe estar mucho más cerca del N°5 para elaborar en conjunto.

El jugador más indicado para realizar el trabajo pretendido por el CT de Boca es Rodrigo Bentancur. Por velocidad, técnica y capacidad para el ida y vuelta. El uruguayo intenta producirlo, pero siempre de manera incompleta: su juventud (nunca se deben dejar de lado sus 19 años) y el qué dirán, le generan demasiada timidez: cuando se anima e ingresa al área con mucha decisión, define tibiamente; cuando debe rematar desde afuera, prefiere dársela a un compañero y la jugada termina de ser amenazante. "Le vamos a pedir que haga un gol ante Vélez o Patronato", deseó el DT al término de la victoria ante Defensa y Justicia, pero en ninguno de esos encuentros -incluyendo la última igualdad 0-0 ante Atlético Rafaela- el uruguayo pudo convertir.

De más está resaltar que otros jugadores contaron con pocos minutos a lo largo de las 21 jornadas que se disputaron hasta el momento: los colombianos Wilmar Barrios y Sebastián Pérez suman apenas cuatro partidos como titulares, aunque la temporada de este último finalizó con su reciente rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Y aunque Guillermo lo haya reinventado de extremo derecho y así tenga la chance de moverse más próximo al arco rival, a Fernando Zuqui (volante natural) hay que sumarlo a la lista: tuvo la misma cantidad de posibilidades dentro del equipo inicial y nunca pudo anotar.

No solo se avecina el encuentro ante Arsenal (domingo, 19.10 hs), sino que también todo el Mundo Boca ya piensa en la seguidilla crucial que tendrá posteriormente: Estudiantes, River y Newell´s. Los hermanos Guillermo y Gustavo no se desesperan, pero mantienen las esperanzas de que los goles de sus volantes lleguen tarde antes que nunca.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas